viernes, 29 de mayo de 2009

Calor y lluvia, se va la nieve.

  Este fin de semana estaba prevista la segunda parte del curso de Esquí de Travesía para alumnos de Educación Física, como eran pocos aproveche la ocasión para incluir a tres "candidatas" para "secretarias" e iniciarlas en esta modalidad de esquí.

  
  El viernes por la tarde salimos a Benasque con base en mi apartamento de Campo Leti, Bea y Sara (hermana mayor de Leti) que era la primera vez que venia, también se sumo como "monitor" de curso y cocinero de la expedición Ángel (el Cuñao del Patillas).
  •  Sábado 23:
 Lluvia y paseo a la Besurta.

   Quedamos en el Ampriu con los tres alumnos del curso y Roberto, su profesor, pero todo salio mal.  Alucinamos cuando vimos que la nieve había"desaparecido" casi por completo, teníamos intención de subir al Gallinero pero no quedaba más que unas manchas de nieve sin continuidad y la cumbre estaba pelada, para más "Inri" llovía con entusiasmo.

Preparados para el porteo a la Besurta

 Intentamos pasar al plan "B", pero no había mucho que planear. Fuimos a los Llanos del Hospital y los vigilantes de "la playa" (sodemasa) no nos dejaron pasar del Vado con el coche, seguía lloviendo. 

  Con el paraguas y chubasqueros dimos un paseo hacia la Besurta para ver como estaba de nieve la carretera, una gran mancha en la carretera en los Llanos impedía el paso de vehículos, más adelante no había absolutamente nada de nieve hasta la Besurta. 
  Pero cual fue nuestra sorpresa cuando vimos que el lago que se forma por el deshielo en el llano bajo la Besurta cubría la carretera por completo en tres largos tramos con una profundidad considerable (como para pasar nadando sin hacer fondo). 
  Para pasar sin "nadar" era necesario trepar por las laderas y bajar más adelante y en el ultimo tramo inundado dimos un gran rodeo hasta llegar a la rampa que sube a la Besurta.
  En la Besurta nada de nieve pero a poco más de diez minutos (cruce de senderos Renclusa - Aigualluts) la nieve ya era continua. La gente bajaba de la Renclusa calada y sin haber subido a ningún pico contando la tormenta y granizada que les cayó. El camino viejo a la Renclusa esta ya impracticable para esquís.

La carretera a nuestra espalda bajo las aguas  

  Regresamos al coche y se decidió suspender el curso pues el tiempo anunciado para el domingo era aun peor, todos regresaron a sus casas excepto Leti, Bea, Sara, Ángel y yo nos quedamos en Campo para volver a probar suerte al día siguiente. 

   Ángel ejerció de cocinero cada día y nos sorprendió con sus especiales "delicatessen" culinarios que preparo con esmero.


Las secretarias rodeando el lago

  Se suponía que el Patillas se uniría a nosotros para el día siguiente pero el muy "cobarde" se "cago" con las predicciones meteorológicas quedando se en su casa a "vegetar". ¡¡¡¡Traidorrrr!!!

Trepando y destrepando para salvar el lago

  • Domingo 24:
 Esquí por el Glaciar de las Maladetas.

   A las 7 de la mañana salimos los cinco hacia los Llanos con mi coche, el cielo bastante negro y goteando en algunos momentos, pero Ángel y las chicas tenían muchas ganas y quisimos arriesgarnos.

Sara sobre el llano inundado

  No había vigilantes de "la playa" y pasamos en coche aparcando delante de la mancha de nieve, no llovía, nos preparamos rápidamente y con los esquís a cuestas comenzamos el porteo. El nivel del lago era más alto que el sábado inundando más carretera, aun asi en hora y cuarto estábamos en la nieve calzando los esquís.

Sara y Bea en otro destrepe a la Besurta

  El porteo con las botas de alquiler por la carretera de la Besurta provoco algunas rozaduras en los pies de las tres chicas, pero de subida dolían menos. Empezamos el curso particular con las clases de "foqueo" por una nieve ondulada por el agua de la lluvia pero primavera y buena para el esquí. Pasamos el refugio de la Renclusa y seguimos ascendiendo hasta la cota 2400 aproximadamente donde nos descargo la tormenta a "mala leche" (ya sabíamos lo que nos iba a pasar).

Las hermanas comienzan el foqueo

  Justo paro de llover cuando empezamos a esquiar, Leti y Sara se defendían perfectamente, Bea estaba más verde y tenia "la moto" en las dos piernas, tras una docena de caídas logro coger el truco y acabo bajando con confianza y disfrutando como los demás.

Bea comienza a coger soltura

  Pero lo bueno enseguida se acaba, otra vez porteo por la pista de la Besurta hasta el coche que termino reventando las ampollas en los pies de las secretarias.   Sara fue "Miss ampolla", con la planta del pie completamente "taladrada". Desde aquí queremos desearle que pronto "vuelva a andar" y expresar nuestra admiración por su resistencia al dolor.


  Regresamos a Campo para comer y tras recoger volver a Zaragoza sin incidentes.

  • Video de Leti, Bea y Sara debutando por primera vez con esquís de travesía: