martes, 22 de diciembre de 2009

Intento del pico Peygeret

Sábado 19:


  A las 9 de la mañana llego Nacho (el patillas) a Biescas, yo había subido el viernes con base en el apartamento de Gurrry.



Cielos azules y nieve polvo levantada por el viento


  Las previsiones meteorológicas para este día eran de "muerte segura", temperaturas muy bajas con una sensación térmica que no quiero "ni pensarlo". 



Mar blanco e inmaculado con nuestro objetivo al fondo


  No propusimos objetivos imposibles, decidimos subir al Peygeret desde el aparcamiento francés del Portalet por una cara sur al sol y resguardados del fuerte viento norte.



Nacho abriendo huella en la nieve polvo y profunda


 Salimos del coche a 14 bajo cero y viento en la sombra, la carretera estaba completamente blanca y helada. Mucha moral y rápidamente al sol con los dedos de las manos ya insensibles, forrados de "goretex" hasta las "cejas".



Pala sur del Peygeret


  Había nevado la noche anterior, el viento se encargo de crear zonas pulidas y heladas con otras "trampas" de grandes acumulaciones de nieve polvo que aun estando muy atentos eran la "rifa" de la mejor "hostia". Nos pareció infinitamente mejor que la nieve helada de la semana anterior.



Hacíamos surcos que parecían "arados"


  Cruzamos con gente que se bajaba, los que más llegaron al collado, alli el viento arreciaba y la sensación termica era inaguantable. En la subida por la cresta eran obligatorios crampones por el hielo puro, oido lo que nos contaban cambiamos el itinerario e intentamos subir por la empinada pala sur hasta la base de una canal que llega directa a la cumbre.



Cabaña de pastores cerca de la carretera


 Seguimos al sol y medio resguardados del viento, empezó a "pingar" la pala y la nieve se iba bajo nuestros pies, como no teníamos ganas de "morir" en un alud ni de sufrir el frío dimos media vuelta y disfrutamos de la esquiada que aunque corta fue curiosa y divertida como veréis en el vídeo. Llegamos al coche con 10 bajo cero.



Soy bueno hasta cayéndome


  Regresamos a Biescas a tomarnos la correspondiente lata de cerveza con sus patatas fritas, después Nacho a Zaragoza.



¡Que frío!


Reseña para subir al Peygeret con esquís:


Llegamos al coche y sigue la carretera helada
Vídeo del descenso: