martes, 4 de mayo de 2010

Foqueando por Espelunciecha

  El viernes por la tarde me fui a Biescas con Bea (secretaria) y Fran (sobrino) a pasar noche. 
  El día siguiente se supone que se iban a unir a la expedición otros "traidores" que no quiero ni nombrar, se "rajaron" por "cuatro nubecillas".

Sábado 1:
Collado de la Canal Roya

  A Fran y Bea ya les hemos dado por superada la "cruda" fase de iniciación al esquí de montaña, han ascendido de categoría, pasan de ser de "los mejores de los malos" a "los peores de los buenos".
   Lo más difícil es entrar en este "selecto club" de "los buenos", pero una vez dentro la "competitividad" existente hace progresar rápido.......
Ya pueden decir eso de: ¡¡¡¡¡Que buenos somosssssssss..........¡¡¡¡¡¡¡¡¡

Acercándonos a la niebla

  Nos levantamos a las 8 de la mañana y seguidamente volvimos a la cama hasta las 10, hora en que paro momentáneamente de "diluviar". Estábamos desayunando y siguió la lluvia, como no nos apetecía ir a ver iglesias subimos en coche valle arriba a "ver llover", terminamos en el refugio de la Casa de Piedra en el Balneario de tertulia con el guarda.

Base superior del telesilla Espelunciecha

 A la una estábamos en el aparcamiento de Espelunciecha en Formigal, apenas llovía, decidimos salir con los esquís a estirar las piernas. La niebla, muy baja, impedía la visibilidad y hacia viento, seguimos la pista del valle de Espeluciencha hasta adentrarnos en la niebla. Teníamos la esperanza de que despejara y subir al pico Espeluciencha, nos conformamos con subir al collado de la Canal Roya y la base superior del Telesilla. 

Esquiando cerca de la carretera

 Esquiamos con lluvia y nieve muy húmeda y pastosa, en escasamente veinte minutos estábamos en el coche contentos de al menos airearnos con los escasos 500 metros de desnivel que subimos.

Podemos ver Foratata en un claro entre la niebla

 Regreso al apartamento de Biescas a ducharnos, comer y vuelta a Zaragoza.