jueves, 22 de julio de 2010

Barranco del Sacs



Día 17:


Barranco del Sacs


  Con los neoprenos, la ferretería, cascos y cuerdas nos vamos otra vez a Benasque, nada más pasar el pueblo, frente al cruce de Cerler a la izquierda de la vía ferrata y la escuela de escalada, esta el barranco de Sacs.


  Este invierno un gigantesco alud cayó desde la Tucas de Ixea y se canalizo por el barranco del Sacs, alcanzo una fuerza horrorosa arrastrando piedras y arboles, casi llega hasta la carretera en la misma entrada del pueblo de Benasque, la nieve se ha mantenido en la parte baja del barranco hasta hace muy pocos días.


  La aproximación parte desde la central de Ruda por el sendero de retorno de la vía ferrata hasta lo alto del circo bajo las Tucas de Ixea donde comienza el descenso. Es muy exigente pues se superan casi seiscientos metros de desnivel y se tarda más de hora y media si no te confundes, más el descenso.


  En total unos 18 rapeles muy abiertos y bonitos entre arboles destrozados, los tres últimos son los más largos y verticales con el pueblo de Benasque a la vista. 
  Es un barranco, de régimen torrencial,  normalmente seco que solo lleva agua cuando tiene nieve en la cabecera o después de tormentas.


  Entre los tres nos íbamos turnando y cada vez uno montaba la cabecera y bajaba el primero, incluso teníamos turnos para plegar la cuerda, formamos un equipo perfecto. Terminado el barranco continuamos por el cauce hasta cruzar el sendero que viene de Benasque, quedaba seguirlo hasta toparnos con el coche.


  En Campo respetamos las costumbres y por orden, cerveza, ducha y comida. 
  Recogimos la casa y viaje a Huesca donde nos dividimos, Nacho tenia allí la furgo y junto con Bea se fueron a Zaragoza. Yo me subí a Canfranc para esta misma noche empezar actividades con un nuevo grupo, esta vez la mitad Aragoneses y mitad de Melilla.
  
  Os seguiré contando.

Reseña barranco del Sacs:

Vídeo de un tramo del barranco:

Fotos barranco del Sacs: