miércoles, 20 de octubre de 2010

Somola Baja 2574 m. y Punta Espata 2202 m.

Domingo 17:
Pico Somola Baja 2574 m. y Punta Espata 2202 m.

  Siete de la mañana, partimos de Zaragoza Nacho (el patillas), Ángel (el cuñao), Gracia (hermana del patillas y mujer del cuñao) y yo camino de Jaca. 
  Inicialmente teníamos en mente subir a la Mesa de los Tres Reyes, anunciaban nubosidad muy abundante en la frontera incluso con nieve y fuerte viento del norte, elegimos otro pico mas lejano de la frontera y de orientación sur para estar al resguardo del viento. El Somola Baja pasando por la Punta Espata.

Por las palas de Punta Espata vigilados por Collarada y Collaradeta

  Quería conocer esta ascensión antes del invierno para repetirla con esquís. Realmente será una buena esquiada, con palas anchas no demasiado empinadas y sin medias laderas, pico ideal para una tranquila jornada de esquí de montaña.

En la cima de Punta Espata con Villanúa abajo

  Para coger energía paramos en Jaca a tomar el correspondiente almuerzo "por su sitio" aunque no nos quedamos muy satisfechos pues el plato combinado solo tenia "un huevo". Para compensar nos tomamos un café de postre "untando" con una napolitana de chocolate.
  Ya estábamos en condiciones de subir lo que hiciera falta, llegamos a Villanúa y por la pista de la Trapa subimos con el Nissan hasta la fuente del Paco, aparcamos junto a las indicaciones del sendero al refugio de la Espata.
 Comenzamos la marcha, mucho frío pero soleado, Gracia se estrenaba con nosotros de "montañera", subía tan bien como los demás, casi batimos récord, en dos horas coronamos Punta Espata. Nos abrigamos, fotos, picoteamos alguna galleta y frutos secos.

El valle de Acumuer hasta Sabiñanigo

  Lo que quedaba ya era desconocido, descender de Punta Espata al collado por la vertiente contraria es algo escarpado y con mucha piedra suelta, sin llegar a ser difícil. A Gracia su falta de habito a las alturas le "traiciono" y se bloqueo. 
  Partimos el grupo para asegurar el éxito de la "expedición", Ángel y Gracia se volvieron por el camino de subida, Nacho y yo bajamos hasta el collado y ascendimos al Somola.

Cumbre de Punta Espata con Collarada detrás

  El camino al Somola...., no hay camino, es una pedrera bastante incomoda, sin perdida con visibilidad adecuada. La pala es más larga de lo que parece y no demasiado bonita pero cuando llegas a la cima te das cuenta que merece la pena sobradamente porque las vistas son impresionantes. Grandes cortados sobre el circo de Bucuesa, paredones del Neveras y Collaradeta, vistas al infinito de los valles, hasta el Pacino, los Infiernos............

Nacho a punto de "despegar por el viento"

  Pegaba un viento "que te cagas", las rachas casi nos tiraban, para hacer fotos nos las vimos "canutas", con toda la ropa puesta aguantábamos, pocos días de invierno tenemos tanto frío.
  Descenso rápido y en linea recta aprovechando las pedreras hasta el collado de la Espata, por el barranco hasta el refugio donde nos esperaban Gracia y Ángel. 

Vistas infinitas hasta el horizonte desde la cima del Somola

   Una tercera persona les acompañaba, era Javichu, monitor de los campas de verano conmigo en Canfranc, estaba realizando una travesía en solitario por la zona. Tras saludarnos y echar unas risas nos despedimos y seguimos el descenso. 
  Nacho en cabeza nos lleva al trote "palillero", en poco más de media hora llegamos al coche, completamos el recorrido con 14 kilómetros y 1500 metros de desnivel.

Nacho tumbado en el suelo se asoma a los abismos del circo de Bucuesa

  Como no comimos en la cumbre aprovechamos para hacerlo junto al coche resguardados y al sol. Un café en Jaca con la correspondiente tertulia, y el viaje a Zaragoza termino con esta entretenida jornada montañera.

Reseña para subir al Somola Baja:

Otra ascensión nuestra a Punta Espata combinada con otras cumbres:

Reseña para subir a Punta Espata:

Track para GPS y ver la ruta en Google Eart:

Más fotos: