jueves, 6 de enero de 2011

Glaciar Maladetas

Domingo 2:

Glaciar Maladetas con esquís. Intento Maladeta Oriental


  A las 7 de la mañana salimos desde Campo dirección Llanos del Hospital Ángel (el cuñao), Víctor (el melenas), Nacho (el patillas) y yo, nos propusimos subir a la Maladeta Oriental por la Renclusa.

Pasamos por detrás del refugio

  Llegamos al vado del Hospital, la barrera esta abierta, pasamos hacia el Hospital pensando en ahorrarnos un rato de pateo. Nada más llegar nos topamos con nuestro "amigo" Dimitri, el Rumano que tienen "explotado" al pobre para los trabajos físicos, desagradables y heladores, nos da el alto como si se tratase de la Guardia Civil, mira y nos conoce, se ahorra hasta de preguntarnos a donde vamos, ¡a aparcar al aparcamiento del Vado porque esto es privado!. Negociamos con el y nos deja quedar a tomar un café tranquilamente antes de marcharnos con viento fresco.

Bonita estampa del pico Paderna sobresaliendo del glaciar

  Con mucho frío y bastante perezosos salimos por la parte de atrás del aparcamiento del vado con los esquís puestos, hasta las pistas de fondo y el camino viejo a la Renclusa que era un autentico "patatal" de huellas heladas muy desagradable. Pasamos por detrás del refugio encontrando una nieve polvo buenísima, pero poco duro nuestro gozo, pronto termino dura como en todos sitios alternado con acumulaciones de polvo.

Nacho y Víctor

  Ángel empezó a quedarse atrás, al no salir habitualmente su forma física es inversamente proporcional al tamaño de su barriga, ademas sus comentarios delataban que no tenia la moral muy alta. Llegados al rellano del Portillon superior Ángel se planta y nos manda continuar alegando que el bajara solo, analizamos la situación, no hemos visto a nadie en todo el día por el glaciar ni veremos, hace un frío de congelarse en cuanto te paras, la nieve esta muy dura y la posibilidad de darte un piñazo es palpable.

Ángel sube poco a poco

  Ante tales circunstancias no se puede dejar solo a nadie ni tampoco obligar a subir, así que nos vamos todos. Comemos, preparamos los esquís y rápidamente descendemos esquiando con cuidado. Ha estado el cielo cubierto todo el día, aun no hemos visto el sol, la nieve no ha reblandecido nada, hay que bajar tanteando la nieve, que no es lo mismo que "tonteando", en cuanto te das una alegría, te emocionas con la velocidad cataplas¡¡¡, al suelo.

Todos juntos con el refugio abajo

  De refugio hasta la Besurta era lo peor, pero no nos quejamos porque en general fue mejor de lo esperado. Nos quedaba la remada por las pistas de fondo hasta el Hospital.
  Volvimos a Campo, comer, ducharse, recoger y a Zaragoza muy contento con estos tres días de fiestas comilonas y monte de Año Nuevo.

Refugio de la Renclusa y el pico Salvaguardia

Otra de nuestras esquiadas por el glaciar de las Maladetas:

Reseña para subir a la Maladeta Oriental:

Crónica y fotos de Víctor:

Más fotos: