martes, 8 de febrero de 2011

Collarada 2886 m.

Sábado 5:
Collarada 2886 m. con esquís.

  A la 7 de la mañana salgo de Zaragoza mano a mano con Javi Pérez (el traidor) rumbo a Villanúa para realizar la ascensión invernal  a este pico, que resulto escasa de nieve. 
  En Jaca paramos a desayunar y de paso hacemos tiempo para que pegara el sol a la nieve y evitar "morir" despeñados en alguna placa de "mármol", muy comunes en estas fechas anticiclónicas.

Acercándonos a los Campanales de Collarada

  No teníamos permiso para subir la pista forestal y queríamos hacer desnivel, así que dejamos el coche en la barrera, nos echamos los esquís a la "chepa" y empezamos a portear como los "buenos de verdad". 
  Tomamos el desvío al barranco de Azus, pronto aparece una nieve inconsistente para foquear. A 1500 metros, pasado el coche de "Julio Alberto" (¡pobre Julio Alberto!), nos pudimos calzar esquís para alivio de nuestras espaldas.

Inmensa pala que acaba en la canal de acceso a la cumbre

  Cuando salimos del bosque vemos los llanos de la Trapa super soleados con menos nieve que en el mes de agosto, quitamos esquís y subimos la canal andando con nieve por la mitad. Esperábamos ver los llanos de Trapal blancos por completo, lo que vimos era más parecido a un paisaje "Africano" que al pirineo invernal, continuamos el porteo hasta más allá de los dos mil metros donde volvimos a calzar esquís "rateando" por franjas de nieve hasta que al fin lo cubría todo.

Últimos metros antes de coronar

  Hace mucho calor la nieve trasforma rápido y subimos bien, cuando llegamos a la base de la canal ya no nos quedaba agua y el sol seguía "pegando de punta". Para más seguridad y evitar la sorpresa de encontrarnos en lo más empinado sobre una placa de hielo vítreo con esquís, pusimos crampones desde el principio. 

Vistas desde la cima hacía el collado de Ip

  Eramos los "mejores de Collarada" contra todos los pronósticos, no vimos a nadie en todo el día, puestos a discurrir supusimos que la gente sabe que hay que portear un buen trecho y buscan otros picos más esquiables. 
  No nos arrepentimos de nuestro 50% de porteo hasta la cima porque queríamos entrenar y como entrenamiento fue de lo mejor con 1700 metros de desnivel, pero si lo llegamos a saber para luego nos ven por allí, preferible salir con los esquís en los pies que es donde deben estar y no "castigar" la espalda "gratuitamente".
  Como dice mi amigo Isidro, en este deporte lo fundamental es "ir por lo blanco".

Javi descendiendo por la canal

  De vuelta nos tomamos una jarra de cerveza fría en el albergue el Tritón de Villanúa antes de ir a Sabiñanigo para hacer noche. 
   Nos alojamos cómodamente en el Hostal Parque y cenamos "por su sitio" en el bar Mi Casa. Pronto a la cama que mañana volvemos "a la carga".

Disfrutando del descenso con la nieve transformada

Reseña para subir a Collarada por Azus:

Track para GPS y ver la ruta en Google Eart:

Otra de nuestras ascensiones a Collarada con esquís:

Más fotos: