jueves, 24 de marzo de 2011

Pasalovino 2774 m.


Domingo 21:
Pasalovino 2774 m. o Pasolobino con esquís

  Nos levantamos una hora antes que el sábado, ¡vaya madrugón!, salimos de Campo a las 8, vamos al aparcamiento del Ampriu en el mismo Cerler.
  Mezclados entre la "fauna" de esquiadores nos percatamos que el "pijerio" y ganas de llamar la atención distan mucho de lo que estamos acostumbrados a ver en Formigal, la gente parece algo más "normal".

Foqueamos por encima del Ampriu

  El plan de hoy es algo más ambicioso y complicado, partiremos desde el Ampriu por la orilla contraria a las pistas del barranco Basibe sin pisar para nada las pistas balizadas. 
  En cotas bajas la nieve escasea, hay que buscar el único paso con nieve continua sobre una corta y pendiente pala, después trazando itinerarios suaves y evidentes nos acercamos a nuestro objetivo.

Apurando con los esquís por el contrafuerte de nuestro pico

  Con la cima a la vista, un contrafuerte se enfrenta al pico, lo utilizamos para subir flanqueando por su vertiente oeste unas pequeñas cotas hasta que la inclinación y dureza de la nieve nos "aconseja" no seguir con esquís.
  Nos ponemos crampones para remontar los últimos metros al cordal con una salida de 45 grados. Por una suave cresta sin dificultad alcanzamos la cúspide de nuestro pico.

Los tramos más empinados los hacemos andando con crampones

  Hoy hemos empezado a buen ritmo, Irene (fast woman) y Bea (secretaria) han subido rápidas con esquís, al principio no pude ni hacer fotos. El ritmo bajo cuando remontamos los tramos finales con crampones, Bea sufría sus temidas rozaduras que el segundo día no perdonaron.

Cresta del Pasalovino con el valle a vista de zoom

  Hace un tiempo renovaron las botas de alquiler en una tienda de Zaragoza, Bea se entero y compro unas de segunda mano. Aquí empezó su calvario, cada vez que las usaba le provocaban rozaduras, ya estaba decidida a "tirarlas a la basura" cuando cometió el "error" de comprarse unos "super calcetines" con los que pensaba solucionar el problema. La "ilusa" aguanto el primer día mejor de lo habitual, pero el segundo paso lo predecible, la pobre moza va a estar una semana "coja" como mínimo.

Irene corona la primera el Pasalovino

  Menos mal que el descenso fue "memorable" y le quito el mal sabor de boca. Bajamos con cuidado hasta los esquís y desde allí fue una gozada, nieve transformada, primavera con una base dura nos permitió esquiar sin esfuerzo y "marcando estilo".

  Irene y Bea, ¡¡que "buenas" sois!!

Imponente vista desde la antecima sobre el Posets y Eristes

  Regresamos a Campo y como mandan nuestras "tradiciones", cerveza, ducha, merienda-cena, recoger y viaje a casa sin apenas trafico, relajados y contentos.

Descendiendo los metros más delicados, la nieve esta sopa y se hacen "zuecos" 

Track para GPS y ver la ruta en Google Eart:

Otra de nuestras ascensiones al Pasalovino:

Video de la ascensión en HD:

Más fotos: