miércoles, 16 de marzo de 2011

Serra Gelada - Benidorm

Sábado 12:
Serra Gelada - Benidorm

  El viernes salgo de trabajar, sin perder tiempo me pongo camino de Benidorm por la autovía Mudejar, a pocos kilómetros de Zaragoza empieza a diluviar sin parar en las cinco horas de viaje, en la provincia de Teruel nieva sin cuajar en la carretera.

Sendero por acantilados a 400 metros sobre el mar

 Mis padres están en Benidorm desde principio de año huyendo del invierno, un micro clima con temperaturas agradables es habitual en esta zona que la hace ideal para jubilados, ¡cuando sea "mayor" yo también iré a Benidorm!
  Ahora voy a recogerlos y aprovecho el fin de semana para hacer algo de montaña "costera" y conocer la zona, mucho más atractiva de lo que imaginaba.
  En mi anterior viaje estuvimos en el Puig Campana - Peñon de Ifach y la vía ferrata Ponoig Ponoch, igual que en esta ocasión me acompañaron los Valencianos Javi Ferrer (antiguo guarda del refugio Rabada y Navarro) y Carlos.
  A las 9 he quedado con Javi y Carlos, antes me levanto con tiempo suficiente para ponerme "como una boa" desayunando en el surtido y abundante bufé libre del hotel Helios en donde me alojo junto a mis padres.

Espectacular camino sube y baja por el perfil de la Sierra

  Salgo de Hotel y llueve, lo ha estado haciendo toda la noche, la temperatura es agradable, mientras tomamos un café se para y empezamos la marcha.
  Para hacer recorrido circular comenzamos a andar en el principio de la calle Berlin de Benidorm junto a la playa, primero por calles y después por una carreterilla en fuerte pendiente que pasa entre curiosos chalets y termina con una gigantesca cruz en la parte alta.
  Ahora vamos siempre por sendero recorriendo el cordal, el mar a nuestro lado con impresionantes y bonitos acantilados. Es un sube y baja constante durante once kilómetros que al final suman un desnivel acumulado importante.

Los rascacielos de Benidorm desde las alturas

  Hasta llegar a la cota más alta, el Alto del Gobernador, donde hay cantidad de antenas además de un vértice geodésico, se va por un sendero balizado como PR difícil de perder.
  Lo mas "emocionante" fue cuando descendimos al faro de Albir siguiendo "fielmente" el track del GPS sumidos en la niebla, lloviendo, sin un trazo de sendero definido, mucha vegetación y fuerte pendiente en plan "comando jabalí". Mi paraguas que tan bien me vino, "feneció" en uno de mis resbalones en piedras mojadas y pulidas a mitad del bosque con aterrizaje "cómico".

Descenso a "tumba abierta" del "comando Jabalí" campo través desde el Alto del Gobernador

  Si no os gusta la aventura, una vez en el Alto del Gobernador se retrocede un trozo para continuar siguiendo la PR que termina cómodamente en Albir. La pega es que te quedas sin recorrer una zona de acantilados extraplomados sobre el mar, para mi fue lo más bonito que la niebla nos dejo ver. Por fin llegamos al faro y la "civilización", un camino pavimentado para uso turístico nos lleva hasta la playa de Albir.

Vertiginosos extraplomados sobre el mar

  El retorno lo realizamos andando atravesando urbanizaciones y zonas de pinar llenas de escombros y basura nada agradables a la vista, realmente por el paraje no merece la pena pero alargamos más el recorrido e hicimos deporte. Otra solución para retornar si no se tienen dos vehículos es tomar el autobús urbano o taxi.
  En resumen, el recorrido me agrado mucho, la combinación mar y montaña es especial, lastima que no tuviéramos un día soleado, hubiéramos disfrutado el doble.

Al fondo las antenas del Alto del Gobernador

  El domingo utilizo el día para viajar de vuelta a Zaragoza junto con mis padres. Atravesando Teruel a 110 por hora en las rectas de la autovía con un monótono paisaje y completamente solos me dio una "soñera" que casi le mando conducir a mi padre, ¡bufff...., que "coñazo"!

Vistas del mar desde el faro de Albir

Reseña para hacer el recorrido:

Track para GPS y ver la ruta en Google Eart:

Más fotos: