viernes, 2 de septiembre de 2011

D´Os Lucas o Lucars de Espierre

Miércoles 31:

Descenso de Barrancos
D´Os Lucas o Lucars de Espierre

  El miércoles a las tres de la tarde nada más terminar el "curro" quedamos para descender un "barranco "exprés" en sesión de tarde. 
  Nos juntamos mi sobrino Fran (el ideal), Clara (la hermana de Bea, pendiente de mote) y Oscar (el destalentao), carretera a Huesca. Allí parada, recogemos a Sandra (la inefa) y Ana (la mochuela) y ya de una tirada al pueblo de Oros Bajo, situado muy cerca de Biescas.
  Están esperándonos Antonio (el sobrao) y Dani (el jefe) que vienen desde Jaca.
   Han dado para esta tarde alerta roja por tormentas en todo Aragón pero nuestras fuentes meteorológicas no indicaban lo mismo y de hecho el tiempo era agradable y soleado con alguna nube suelta sin importancia.


Comenzamos el descenso, apetece mojarse

    Preparamos los "neopretos" y demás material para hacer la aproximación andando, Antonio toma el "mando", nos lleva por un sendero desconocido para nosotros que sube por la orilla izquierda orografíca del barranco atajando una pista forestal. Se toma bajando un poco para cruzar el puente del barranco, al lado aparece un sendero muy pisado, balizado con abundantes hitos que en 20 minutos nos conduce cómodamente al comienzo del descenso. No merece la pena en absoluto hacer la aproximación con combinación de vehículos, el sendero en cuestión es un PR que enlaza los pueblos de Barbenuta con Oros Bajo, cuando cruza al barranco junto a una presa empezamos el descenso. 

¿seguro que cubre, nooo?

  El primer rapel lo saltamos directamente, Oscar es el "probador oficial" de saltos, destrepes y toboganes "dudosos", se tiro el primero, destrepamos un poco por el pasamanos para tener mejor salida y al agua patos, los más "gordos" tocamos fondo ligeramente, los demás no. 
  Hasta Dani que es "enemigo" numero uno de los saltos se tiró y le entro el gustillo. Ana pasa de tener miedo a todo a ser la más lanzada una vez que lo prueba, no quería saltar y ahora solo quiere saltos. Sandra, Clara y Fran son "profesionales" con "dilatada" experiencia.

Rampa de lanzamiento en el tobogán

  Siguiente cascada, tipo "acuapark, gran tobogán o gran salto, pusimos la cuerda para poder trepar y repetir probando las dos opciones. Hay que tener cuidado pues cubre menos de lo que parece, el tobogán es muy limpio, con los brazos recogidos te tiras y bajas como una bala, el salto es algo más conflictivo, hay que caer cerca de la cascada con piernas flexionadas pues a veces se hace fondo.

El caudal era suficiente para ser divertido sin riesgos

  Quedan dos grandes cascadas encadenadas que salvamos mediante dos rapeles de 30 y 17 metros, muy bonitas, me recuerdan a los dos primeros rapeles del Furco, por la orientación norte no pega nunca el sol y se llega a tener frío en caso de esperas largas. Un pequeño paseo por el cauce termina en los coches.

Dos grandes cascadas encadenadas para terminar el barranco

  Hemos tenido suerte, buen tiempo, el agua estaba casi "caliente", apetecía estar sumergido y jugar, Antonio se encargo de los montajes y las "secretarias" del plegado de cuerdas, los demás de disfrutar.
  Terminamos como de costumbre dando cuenta de las latas frías acompañadas con patatas fritas, risas y animada tertulia. 
  Regreso a Zaragoza sin incidentes, ¡que pena no ser "ocioso"!


Vídeo del descenso:


Más fotos: