viernes, 9 de septiembre de 2011

Gorges del Canceigt

Domingo 4:
Descenso de Barrancos
Gorges del Canceigt

  Sandra, Alba, Clara y yo hemos quedado con Antonio (el sobrao) y Javi, un amigo suyo para que nos lleven a descender un barranco nuevo para nosotros en la vertiente francesa del Portalet, también se unen a la expedición Dani, Eva y Marcos
  Para variar dan "diluvio" en la parte francesa y medianamente bueno en la española, a primera hora estaba despejado en España y algunas nubes en Francia que fueron aumentando a lo largo del día.

 Ideal de agua, divertido y sin crear problemas

  Pasamos el Portalet y bajamos el puerto hasta llegar a Laruns, aparcamos junto al camping uno de los coches y con los otros dos subimos al aparcamiento de la parte superior. Esta nublado pero no parece que vaya a llover, Antonio me ha dicho que es un descenso muy popular y que suele haber atascos, el caso es que no había "ni Dios", buffffff...... ¿porque sera?

Nos metimos por todos agujeros que encontramos

  Estamos preparando el material y aparece un helicóptero de la Gendarmeria volando raso que parece querer aterrizar junto a nosotros, buffff, algo hemos debido de hacer mal, tal y como se acerca se eleva y desaparece, bueno pues no venían por nosotros.
  Por un corto sendero bajamos al cauce y ponemos neoprenos para empezar el descenso. El barranco de Canceigt es distinto de todos los que conocemos, la excesiva vegetación tapiza todo el barranco. Empieza con un tramo de andar por el río con algunos toboganes y destrepes divertidos, poco a poco se va estrechando llegando a parecer una cueva, las altísimas paredes hacen techos e impiden entrar a la luz, sumado a que el cielo estaba cubierto parecía anochecer.

Divertidos y espectaculares toboganes

  Estéticamente es un barranco para el disfrute de la vista, deportivamente no es complicado, cuatro rapeles, dos de los cuales se pueden hacer tobogán, los otros dos sin problemas. En un par de horas completamos el descenso. 
  Un cartel plastificado y colgado en una rama sobre el río con cinta americana indicaba la salida "obligatoria" por un sendero equipado con cuerdas para subir en plan "tarzán". En cinco minutos encontramos una pista y en otros cinco estamos en el coche.

La vegetación es la protagonista en este estrecho y cerrado barranco

  Recuperamos los otros vehículos y comemos bajo los portones porque empezó a llover. La pena fue que por la cercanía queríamos completar el día recorriendo la vía ferrata de Siala en Gourette, la lluvia nos "aconsejo" dejarla pendiente para mejor ocasión.
  Regresamos a Biescas a recoger y vuelta a Zaragoza tras un fin de semana muy bien aprovechado.

Reseña del barranco:
http://www.descente-canyon.com/canyoning/canyon/21090/Canceigt.html


Otra reseña:

Croquis del barranco:

Vídeo del descenso:

Más fotos, la mayoría salieron mal, no había luz y la maquina sumergible no da mucho de si: