miércoles, 19 de octubre de 2011

Vías ferratas en Lérida: Urquiza Olmo y barranco de Sarah


Miércoles 12, tercera parte:
Vías ferratas en Lérida (Corça)
Vía ferrata Urquiza Olmo y barranco de Sarah

  Comenzamos la aproximación a la ferrata Urquiza Olmo , vamos rápido y aun así los tiempos de referencia se prolongan, nos cuesta casi una hora llegar al inicio de la vía.
  Esta ferrata remonta el barranco de la Pardina, es más excursión que ferrata, los resaltes y cascadas los salva a base de cadenas y grapas, es bonito y entretenido aunque nosotros ya empezábamos a estar un poco "saturados". Por supuesto, hacer la ferrata y remontar el barranco hasta el llano superior se alargo más de lo previsto. 

La faja del ciclista

  En las paredes de la parte alta del barranco de la Pardina vimos una espectacular ferrata en construcción con dos vías paralelas que tenían muy buenas pintas, lo apuntamos en la agenda para venir en cuanto estén inauguradas. 

La cascada Federica

  Una vez remontado el barranco vuelven las dudas, nos queda poco más de una hora de luz, la opción más rápida para regresar es rapelar por la misma ferrata, aunque la que menos nos atrae. Lo previsto inicialmente es ir a buscar y descender el barranco seco de Sarah, con ocho rapeles largos y verticales se llega a la senda de acceso y al coche.

Ambiente de vegetación en el barranco de la Pardina

  A sabiendas de que la noche se nos echa encima votamos ir a bajar por Sarah tal y como estaba previsto, yo lo conocía de hace unos años y no recordaba que fuera problematico, los rapeles eran limpios y estaba bien instalado, con los frontales y aprovechando la buena noche que hizo lo descendimos casi todo a oscuras sin ningún problema.

Primer rapel del barranco de Sarah con las luces rojas del atardecer

  A las diez de la noche llegamos al coche, cansados pero contentos del día extra ferratero.
  En resumen 6 horas largas, desglosando una hora de aproximación, hora y cuarto de ferrata-barranco, media hora hasta encontrar el barranco de Sarah bajo las ruinas del castillo de San Lorenzo, tres horas de descenso del barranco cinco personas ocho rapeles, media hora mas para llegar al coche, una excursión para día entero.

La mayoría de los rapeles nos toco bajarlos a oscuras

  Solo nos quedaba volver a Lérida, Huesca y Zaragoza, !bufffffffff......., que palo¡
  ¡Felicitaciones a Sandra, Clara y Ana!, aguantan lo que que les echen, se apuntan a un bombardeo, son autenticas fieras tanto por su resistencia física como por su habilidad.
¿Quien dijo que el monte es solo para hombres...........?