jueves, 22 de diciembre de 2011

Gallinero, estación de Cerler

  El viernes por la tarde viajo a mi apartamento en Campo, la meteo prevista para el finde va de mala a horrorosa, se esperan las ansiadas nevadas. 
  Los planes iniciales de subir al Aneto con esquís quedan aparcados para más adelante, aprovecho que Javi (de Azpeitia) quiere iniciarse al esquí de travesía para quedar el sábado y darle un cursillo de iniciación por la estación de Cerler.

Sábado 17:
Cursillo Esquí de Montaña
Pistas del Gallinero, Cerler

  Sin madrugar quedo en Campo con Javi y subimos juntos en mi coche valle arriba, el fondo del valle se ve muy negro, antes de ir a Cerler nos acercamos a los Llanos del Hospital para comprobar la magnitud de la nevada. Hay un palmo de nieve muy húmeda en la carretera, el coche se va bastante, en los Llanos una ventisca salvaje barre la nieve, supongo que a partir de ahora cerraran la pista a la Besurta para vehículos y habrá que patearla.

En el aparcamiento del Ampriu nevisquea ligeramente

  Volvemos a Cerler hasta el Ampriu, en la estación el viento esta calmado e incluso se filtran rayos de sol, hay cuatro "gatos" esquiando y muy poca nieve, la que cae apenas cuaja para ponerlo bonito.
  Nos ponemos a foquear por las pistas del Gallinero hasta la base superior del telesilla para que Javi practique con sus recién estrenados esquís.

Javi progresa sin cuchillas por nieve dura con el Pasalovino al fondo

  Javi es esquiador de pista y montañero pero nunca ha hecho travesía, se ha comprado unas botas Scarpa y unos esquís de aproximación Kong similares a los que llevamos nosotros.
  Los esquís Kong miden solo un metro, llevan pieles de foca y cuchillas igual que los normales, vienen ya con una fijación de varias posiciones para subir y bajar. Son muy fáciles de manejar y valen para ir a cualquier sitio de nuestro pirineo con cualquier tipo de nieve, giran como si llevaras patines. Tienen sus ventajas y sus inconvenientes, para el que sea buen esquiador sacara más rendimiento a unos esquís largos pero un novato con un nivel medio de pista se puede meter al monte con los Kong subiendo a cualquier sitio y disfrutando desde el primer día, cosa improbable con unos largos en mucho tiempo.

El pico Cerler completamente pelado, apenas nieva

  El "ski gay club" nos llaman y yo me "descojono", sobre todo con nieves "guarras" cuando ellos sufren bajando y les espero relajado. Me dicen que yo no esquío, que solo bajo y no les digo que no, pero bajo por cualquier sitio y con seguridad, así que si eso no se llama esquiar ya le pondremos otro nombre.

Ultima rampa a la cumbre del pico Gallinero

  Javi es un alumno aventajado, hace caso y asimila bien las cosas, la próxima lección sera ya en el monte. Llegamos a la parte superior del telesilla Gallinero y descendemos por pistas, la nieve esta dura como el cemento y hay zonas con hielo puro, aun así hacemos una bajada rápida y divertida.

Autorretrato

  Nos vamos a mi apartamento en Campo a tomar una cerveza y de paso la excelente tortilla de patata que ha traído Javi. 
  Javi marcha a Sabiñanigo donde le espera su familia y yo me quedo un día más aunque sea a ver nevar.
Así "bajamos" con los esquís cortos: 

Otra de nuestras salidas al Gallinero: