martes, 31 de enero de 2012

Montañes y Cabras en BTT

Jueves 26:
Bicicleta de Montaña
Santa Fe - Pista del Cabras - Armijo - Mirador de la Plana 
- Barranco Montañes - Barranco Cabras - Santa Fe

  Hoy por la tarde salgo en bici por segunda vez esta semana, nos hemos quedado solos mi sobrino Fran (el ideal) y yo. Le recojo en su casa nada más comer y vamos con las bicis en coche hasta Santa Fe, lugar habitual para comenzar nuestras excursiones por la Plana.
  He pensado realizar un recorrido no demasiado exigente, combinando dos mitades de otras salidas. Subiremos por la pista del barranco de las Cabras, enlazaremos con el Montañes hasta desviarnos a la izquierda cruzando el barranco, por una pista regular enlazaremos con otra de buen firme, apareciendo en la Plana por campo de Armijo. 
    Bajaremos, íntegramente vía barranco del Montañes enlazando con las Cabras, cerrando así el circulo.

Fran con cara de "pocos amigos" y el costado manchado al poco de caerse

  Todo iba bien hasta que nos desviamos del Montañes en ascenso, dos personas que estaban allí nos dieron el alto. 
   Resulto ser el dueño del terreno que atravesábamos con aires de visible "cabreo".  Estuvimos 45 minutos hablando con el hombre, en resumen, la mayoría de los terrenos por los que pasamos con las bicis son propiedad privada y no quieren ni vernos.  Concretamente en esta travesía, desde que nos desviamos en el Montañes hasta pasado campo Armijo donde hay una barrera y carteles de prohibido el paso, es terreno privado, con la ley en la mano vetado para nosotros, ellos pagan nosotros no, nos guste o no.

Típica vista de la Plana sembrada de molinos

  La semana pasada recibí un correo electrónico de otro propietario de terrenos por los que solemos pedalear, me informaba que la zona de los barrancos Nisupu, la Balsa, arista Sillón, delimitada por la pista de Cadrete, la parte superior de las Planas y el camino de Vallobera son de su propiedad, coto de caza y prohibía el paso por su finca. 
  Como consuelo me queda pensar que esta persona es seguidora de mi blog.........
  Volviendo a mi conversación con el señor, correcto en todo momento, me pongo en su lugar y le comprendo pero desde el mio es más complicado........... 
  Vamos en bicicleta y quiero pensar que no causo ningún mal a nadie, no soy ecologista pero me gusta ir al monte y por consiguiente cuidarlo. También respeto la propiedad privada pero no se como me puedo informar para hacer un recorrido legal, los dueños no tienen obligación de señalizar ni vallar, es más, para hacerlo deben de pedir permiso. 

Desde el mirador de la Plana, paisaje desértico

  Una cosa tengo clara, por donde me han prohibido pasar no iré más, aconsejo evitar el enfrentamiento con los propietarios, la ley les ampara, lo único que conseguiríamos es agravar la situación. 
  Yo creo que el problema viene porque todo son cotos de caza, antes pasaban cuatro ciclistas, ahora somos muchooooooossss los que pedaleamos por la zona.
  Imaginaros la situación, el domingo un cazador con su escopeta esperando que aparezca un jabalí para pegarle un tiro, no ve ni uno ni medio, pero se le cruzan por delante cincuenta ciclistas en poco rato, lo normal es que se cabree, ¿no...?
  Como esto siga así, terminaremos por el carril bici de la Gran Vía haciéndole carreras al tranvía.
  Los caminos por los que si podemos circular, son servidumbres de paso que atraviesan las fincas privadas, aunque también conozco un caso por la zona de la Sierra de Algairen de un propietario con un camino servidumbre de paso, no lo respetaba. Ponía carteles de prohibición, barreras e incluso lo vallaba ilegalmente, no todos tienen razón, pero nosotros poco podemos hacer.

Un repecho en el barranco de las Cabras casi a oscuras

  Terminada la conversación nos dimos la vuelta sobre nuestros pasos, pero el hombre nos permitió pasar por esta vez para que comprobáramos que realmente había carteles y cadenas que indicaban la propiedad. Seguimos la ruta programada, por ultima vez. 
  Al poco de empezar a pedalear me vuelvo y Fran a desaparecido, regreso a buscarlo y me lo encuentro en el suelo. En el sitio más sencillo ha pillado arena removida y seguidamente aterrizaje forzoso, poniéndose perdido de tierra, creo que le dolió más el "orgullo" que la "hostia" en si.
  El resto del camino sin incidentes, que ya vale, "tentempié" en el mirador de la Plana, buen y entretenido descenso, tanto tiempo perdido que casi anochece. En resumen 33 kilómetros y 450 metros de desnivel muy llevaderos.
  
Track para GPS y ver la ruta en Google Eart: