jueves, 14 de junio de 2012

Sierra de las Cutas: Miradores de Ordesa

Domingo 10:
Bicicleta de Montaña
Sierra de las Cutas: Miradores de Ordesa

  El plan inicial era andar, el objetivo el Pic d´Ayous en travesía circular, la propuesta no tuvo casi aceptación, solo estábamos David Naval y yo. El viernes concretando horarios propuso cambiar el plan por una ruta en bicicleta, me pareció atractiva y acepté.
  A las 7 de la mañana quedo con David en mi casa, cargamos las bicis y ponemos rumbo a Broto. El nuevo plan consiste en un recorrido circular en bicicleta por lo alto de los paredones de Ordesa desde donde se pueden disfrutar las vistas más espectaculares del Pirineo.
  En Zaragoza lucia el sol, por Huesca nubes y claros, conforme nos acercamos al Pirineo se ponía negro y más negro, previniendo un tiempo horroroso me cargue un track en el GPS de plan "C" con un recorrido por la sierra de Gabardiella.

Atravesamos Torla con la niebla amenazando

  A las 9 estamos en Broto, queremos tomar un café y no hay un "puto" bar abierto, entramos en un hotel y nos "despachan", solo sirven a los alojados, ¡pero oiga, solo un café!!, ni a "tiros". Preguntamos y nos mandan a otro garito junto a la cascada del Sorrosal, tenemos suerte.
  Mientras tomamos café "discurrimos", el cielo esta que en cualquier momento se va a caer a trozos, lo raro es que no llueva ya, hay niebla muy espesa sobre la cota 2000 y la previsión es de empeoramiento. Cuando llueve solo hay dos posibilidades, ver llover o mojarse, decidimos mojarnos.

Primer descanso en la ermita de Santa Ana

  Preparamos las bicis, nos "disfrazamos de ciclistas "buenos" y empezamos el pedaleo a la vez que se escapa alguna gota del cielo.
  Salimos de Broto dirección Torla por un sendero bastante regular paralelo al río, pronto aparecemos en Torla, pasamos el túnel y allí mismo nos "tiramos" por un pedregoso sendero hasta un puente, cruzamos el río y tomamos una buena pista forestal dirección a la ermita de Santa Ana.
  La pista sube a la sierra de las Cutas con gran desnivel, al principio hay mucha piedra suelta que nos hace sufrir, conforme ganamos altura el firme va mejorando.

A espaldas de David hay un cortado de mil metros, ¡nos lo imaginamos!

  Hacemos un "alto" en la ermita, ganamos desnivel rápidamente. Desde hace rato lloviznea ligeramente para "putear", nos vamos acercando a las nubes, en la cota 2000 nos "engullen, se ve poco más de un "palmo" por delante de las narices, la humedad debe de ser del 99%, de ahí a ir nadando poco falta.
  David propone ir parando en los miradores, voy delante buscando, cuando me quiero dar cuenta los he pasado todos, David llevaba los waypoints pero yo no, cuando me alcanzó ya no íbamos a volver para no ver nada.

Rapidísimo descenso por la pista de Nerín, ya bajo la niebla

  La pista pasa muy cerca de La Cuta 2240 m. y rodea el Pueyo de Mondicieto 2385 m. a los que habríamos subido con visibilidad, además de visitar los miradores y hacer un buen y abundante reportaje fotográfico, pero no...........
  Nos detenemos a comer y abrigarnos antes de empezar el descenso justo donde para el autobús que sube de Nerín, estamos calados, hace frío y la niebla crea un ambiente muy desapacible, aparte sigue sin verse una "mierda".
  Empezamos el largo y tendido descenso a Nerín, el firme de la pista es muy bueno, pasamos junto a las pistas de fondo y Cuello Arenas, salimos de la nube, con buena visibilidad nos embalamos por la pista a velocidad de vértigoespeluznante descenso. Tenemos que parar un par de veces a recuperar la circulación en los dedos de pies y manos medio congelados, en pocos minutos atravesamos Nerín, seguimos por carretera dirección Fanlo.

Medio vemos Sestrales y Peña Montañesa

  A Fanlo se sube por un fuerte repecho que casi agradecemos porque así entramos en calor, justo en el pueblo David pincha la rueda, paramos a repararla, sigue lloviendo ligeramente.
  Nos quedan 13 kilómetros de bajada por pista asfaltada hasta Sarvise, cuatro kilómetros más por carretera y llegamos a Broto cerrando el circulo.
  En resumen, ruta exigente por la distancia y desnivel, recorrido perfecto para disfrutar en un día despejado haciendo muchas fotos y sin prisas. Son 54 kilómetros y 1800 metros de desnivel, en general por pistas en buen estado aptas para cualquier ciclista entrenado.

  David en "peligro", en el Moncayo le ataco un perro, en Broto gatos hambrientos

  Tras cargar las bicis y ponernos ropa seca, saco la nevera y debajo de un tejadillo nos instalamos para comer. No faltaron las cervezas y abundante picoteo, en pocos minutos nos vimos rodeados de una docena de gatos hambrientos dispuestos a comerse cualquier migaja que se nos cayera, llegamos a la conclusión que el ayuntamiento había decidido sustituir el servicio de limpieza por gatos para ahorrar.
  Regresamos a Zaragoza y nos sobro aun media tarde, casi podíamos haber hecho esta travesía en sesión de tarde un día laboral. Contentos a pesar del mal tiempo, por lo menos la habíamos completado, dejamos pendiente volver un día con sol.


Lo que se ve en nuestra excursión con día raso y despejado:

Crónica en el blog de David Naval:


Track para GPS y ver la ruta en Google Eart: