martes, 7 de agosto de 2012

Barranco Viu de Llevata y Ferrata Tossal de Miravet

Martes 17 de Julio:
Barranco Viu de Llevata

  Otro día de "descanso" al cual casi le faltan horas, el primero de actividad con Bibiana (Bibi), recién incorporada a la "expedición" junto con las "incombustibles" Clara (la inaudita) y Bea (secretaria) que cumplen ya su quinto día de montaña intensiva.
  Hoy nos toca ir a la "franja", zona limítrofe de Cataluña y Aragón. Por detrás de Campo salimos con el Nissan dirección balneario Vilas del Turbón, poco después de atravesar Egea por un estrecho congosto nos desviamos a la derecha pasando por el congosto de Obarra y Bonansa hasta llegar a la carretera de Lérida y Pont de Suert.

Primer de los pequeños rapeles que componen el descenso

  Primero descenderemos el barranco de Viu de Llevata, pasado Pont de Suert desvío a Tremp, en la parte más alta del puerto esta el municipio de Viu de Llevata, estacionamos en un pequeño prado con un "chiringuito" donde a la vuelta nos exigirán tres euros no sabemos muy bien porque, no se si por no consumir o por aparcar el coche a la intemperie sin vigilar, en fin, como parecían "amables" y pusieron buena cara se los dimos y arreglado.

Estrechos y excavados pasillos

  Mirando el pueblo desde el coche se parte por la calle de más a la derecha subiendo en rampa hasta un prado con una valla, se abre una "puerta" y empieza sendero muy marcado que desciende al cauce. Para variar, nos colamos y tuvimos que retroceder, el caso es que preguntando se va a todos sitios.
  Yo he descendido este barranco un par de veces hace "n" años cuando Franco era "corneta" y no me quedan casi ni recuerdos en el "disco" duro, supongo que sera cosa de la "edad".

Un tobogán

  Ya en el cauce nos "embutimos" los neoprenos tras otra sesión de esfuerzos y sudores, menos mal que aunque no mucha, el agua corre por el cauce suficiente para disfrutar en el descenso.
  Con caudal adecuado es un barranco fácil, diversificado, estrecho y bonito, con fuerte caudal puede ser una autentica "trampa", como casi la mayoría de los barrancos clasificados como fáciles.
  Bibi es la "novata" pero poco, el año pasado ya descendió varios barrancos con nosotros, controla y se defiende perfectamente, Bea como de costumbre se encarga de las funciones de "Guía", Clara es buena para casi todo, tuvo un ataque de "pánico" cuando en una zona muy estrecha vio nadando una pequeña culebra con patas colgando.

Y más toboganes en bonitas y profundas marmitas

  El descenso tiene tres partes bien diferenciadas que se complican conforme avanzas, esta bien equipado, hay varios toboganes y saltos, los rapeles son cortos pero alguno un poco técnico, el típico barranco para llevar a grupos.
  A mi personalmente no me llega a entusiasmar, prefiero rapeles largos aunque no tenga saltos ni toboganes, en general la gente disfruta más con los barrancos en plan "acuapark".

El último rapel lo destrepamos ayudados por la cuerda

  El retorno comienza junto a un cartel que indica la existencia de un teléfono de socorro, por la izquierda sube un sendero con fuerte pendiente a dar con la carretera, cien metros más andando cuesta arriba llegamos al pueblo. 
  Aquí fue cuando tras cambiarnos sacamos la nevara con las latas y comida, exigiéndonos el "impuesto revolucionario", ¡menos mal que estamos en crisis!

Reseñas del barranco:




Vía Ferrata Tossal de Miravet en Pont de Suert

  Retornamos a Pont de Suert, por la ultima calle antes que acabe el pueblo a la izquierda dirección Viella, nos metemos hasta un pequeño puente peatonal sobre el río donde aparcamos. 

Clara cruza el primer puente con Pont de Suert abajo

  Realmente la ferrata esta a 10 metros de Pont de Suert pero es Aragón, de hecho ha sido financiada por el ayuntamiento de Bonansa al estar en su termino municipal, curiosamente el mantenimiento corre a cargo de Pont de Suert.
  El sendero de aproximación comienza justo al otro lado del puente, con un indicador de madera. Siguiendo la senda y marcas de pintura llegamos al panel inicio de la vía.

Volvemos a la primera pared con un segundo puente más arriba

  Posiblemente sea la ferrata más complicada de todas las aragonesas, dificultad algo superior a la Canal del Palomo, aunque sean vías completamente diferentes. Tiene tres tramos que se complican conforme se avanza, con cuatro buenas escapatorias señalizadas. En primero hay dos divertidos y "fotogénicos" puentes Tibetanos que se pueden evitar con una variante. 
  Las dificultades finales radican en zonas verticales con pocas grapas y algunos techos que con un poco de "ímpetu" y decisión se pasan bien, aun así tuve que oír algún "no puedoooo" de Clara pasando seguidamente sin "despeinarse".

Bibi escala por un tramo sin grapas

  Por si "las moscas" siempre llevo en la mochila una cuerda lo suficientemente larga y material para salir de donde nos metamos o por arriba o por abajo.
  El final tiene una sirga con una tirolina opcional para la que es necesario llevar la polea adecuada y cuerda para recuperarla. Esta vez "pasamos" de ella para evitar llegar a Campo a las "tantas", ya llevamos en el cuerpo suficiente "caña" por hoy y se nos han reducido las ganas de aventura.

Pasando uno de los "techos"

  Siguiendo las marcas de pintura, con la ayuda de alguna sirga y cuerdas fijas regresamos al coche sin problemas. Viaje de camino a Campo a cenar y descansar que mañana es nuestro día "fuerte" de verdad, Intentaremos subiremos a las Maladetas Occidentales en Benasque, los picos Mir, Cordier y Sayo.

Reseña de la vía:

Otro de nuestros recorridos por esta ferrata: