jueves, 2 de agosto de 2012

Ferrata del Sacs y Barranco de Liri

Domingo 15 de Julio:
Vía Ferrata del Sacs

  Hoy es día de "descanso", haremos barranco y ferrata, aunque no se yo si se descansa más andando o así, el caso es que se nota menos.

Excelentes vistas sobre el valle

  Aprovechando que esta Rafa (el freerider) y tenemos dos coches descenderemos Liri completo sin aproximación y poco retorno. Salimos de Campo con mi coche y el de Rafa acompañados por Clara (la inaudita) y Bea (secretaria) en su tercera jornada montañera, paramos en Castejón de Sos y aparcamos el coche de Rafa junto al cementerio, con el mio vamos juntos a recorrer primero la vía ferrata del Sacs.

Bea llegando a un desplome

  Esta ferrata se encuentra junto a las paredes de escalada frente al desvío a Cerler, hay un cartel en la carretera en el inicio de la pista forestal. Un corto tramo de pista termina junto a la pequeña central eléctrica de Ruda donde aparcamos.
  Preparamos el material y andamos cinco minutos por un sendero dirección Benasque pasando enseguida por el comienzo de la vía cerca de una torre eléctrica.

Clara en el final de la ferrata

  Empieza algo vertical y enseguida se tumba siendo igual hasta más de la mitad. Esta equipada con sirga todo el recorrido y grapas más que suficientes. Cuando se inauguro era de las mejores y espectaculares de Aragón pero ahora ha quedado en segundo plano.
  En los meses de verano se pone a punto y reparan los abundantes desperfectos que producen los desprendimientos del invierno, el resto del año le ponen un cartel como vía cerrada para evitar responsabilidades por la falta de mantenimiento.

Travesía horizontal con abundante "patio"

  El interés radica a partir de la segunda mitad, se pone vertical y tiene varios desplomes además de una travesía horizontal con abundante "patio". Comparativamente con las ferratas actuales podemos decir que su dificultad es media, desde luego no es para iniciar.
  Con todo lo aérea y vertical que es, las fotografías no salen espectaculares, no se aprecia la profundidad. La via ferrata de Olvena es de las más sencillas y salen unas fotos "acojonantes".

Bea afrontando otro desplome

  Bea abre vía y casi se aburre esperándonos, yo voy detrás retratando a Clara sin parar que pone caras de lo más expresivas, Rafa cierra filas. No tuvimos ningún problema, los cortos desplomes se suben con un poco de "decisión" sin necesidad de tener buenos brazos.
  Terminada la ferrata sacamos la nevera con latas frías, patatas fritas y embutido para "arrearnos" un almuerzo "por su sitio" antes de ir a "bañarnos" al barranco.


Barranco Gordo o de las Doce Cascadas de Liri

  Como ya tenemos el coche de Rafa situado al final del barranco y el material en el mio, atravesamos Castejón de Sos dirección Liri, en una amplia curva de la carretera que sube al pueblo a la izquierda sale el camino al barranco, hay unos grandes bloques situados "estrategicamente" para que no puedan aparcar casi coches.

El séptimo rapel justo antes de la escapatoria, el más bonito

  No hay nadie, ¡que raro!, el barranco va bien de agua, la justa para divertirse sin peligro, comienza a menos de cinco minutos del coche. En el cauce nos colocamos los "neopretos", estrenamos trajes, son petos de cuatro milímetros con chaqueta de tres, aconsejo que os compréis todo el neopreno de tres, sufriréis mucho menos poniéndolo y abriga más porque se adapta mejor al cuerpo sin dejar huecos donde entre agua. Para las chicas una talla de chaqueta más pequeña que la del pantalón.

Bea bajando un tramo de rapel volado

  Tras embutirnos en los neoprenos, deporte "completo", fuerza, flexibilidad, habilidad, sauna........ al agua patos y comenzamos el descenso. 
  Vamos de practicas, Bea va de monitora con la "L", quiero "adiestrarla" para llevar grupos a barranquear, Clara y Rafa aprovechan para aprender también, hacen de todo, desde montar reuniones hasta plegar y transportar las cuerdas, incluso sin querer a Rafa se le metió una esquina de la capucha del neopreno por el ocho quedándose bloqueado a mitad cascada, en pocos segundos Bea se encargo de bajarle sin moverse de la cabecera.

En varios rapeles es obligatorio atravesar la cascada

  Tras el rapel siete existe una escapatoria a la izquierda que por terreno muy empinado te lleva en pocos minutos al parking de arriba, no esta muy claro pero comienza justo antes de una marmita con tobogán que es el único sitio del barranco donde se puede saltar. Si solo tienes un coche es buena opción hacer solo estos siete rapeles y finalizar aquí.
  Existe un sendero por el que se puede subir desde abajo del todo por su orilla izquierda orográfica, es bastante rápido, hace muchos años que no lo tomo y no se como estará pero en tiempos se subía bien aunque no salga en ninguna guía.

Rafa se las "apaña" para no resbalarse

  Nosotros continuamos el descenso, hay un tramo largo de andar hasta llegar a las cinco ultimas cascadas, están casi encadenadas. Una vez terminado se progresa un poco por el río hasta dar con una pista forestal que lo cruza, salimos por la izquierda dejando a la izquierda un caserón, seguimos un trazo de senda que cruza unos prados en diagonal. Al fondo del prado damos con otra pista tomándola a la izquierda a dar con el cementerio y el coche.
  Para ser un día de descanso, no ha estado mal, nos vestimos con bastante fresco y regresamos a Campo a quitarnos el olor a "Rana" típico de los barrancos.

Este rapel tiene una pequeña cueva bajo la cascada

  Hoy es el 20 cumpleaños de Bea y esta noche tenemos celebración por todo lo alto, con cena, tarta, soplado de velas, regalo y todo lo necesario para la ocasión.
  Terminados los actos lúdico - festivos, Rafa marcha a Zaragoza, quedamos Bea, Clara y yo, mañana tenemos previsto subir a los picos Batua o Culfreda por Gistaín.

¡FELIZ CUMPLEAÑOS BEA!

Reseñas del barranco:

Otra de nuestras visitas a Liri: