martes, 14 de agosto de 2012

Sima del Rebeco y Escalada

Martes 24 de Julio:
Sima del Rebeco o Fuente del Cándalo en Villanúa

  Quinta jornada en la Multiaventura Tebarray. Otro día de actividad "frenética", viajamos de nuevo al valle del Aragón, concretamente a Villanúa. Localizada en los primeros metros de la pista a Collarada, detrás del albergue Juvenil. Se trata de una cavidad activa de unos 700 metros, cuenta con un sifón que en época de lluvias se inunda creando un espectacular y peligroso géiser, este fenómeno se produce sin previo aviso.

El carburero ilumina a Raquel subiendo el segundo pozo

  Hoy no hay riesgo de lluvia y hace que no llueve ni me acuerdo, es la vez que menos agua hemos encontrado en su interior, esta todo más seco que el rabo de una vaca. Nos "disfrazamos" de "espeleolocos" con el mono de currante, arnés, casco y linterna, Oscar y Antonio llevan dos carbureros que iluminan mucho más que las linternas.

Paula concentrada remonta con el puño y crol

  En cinco minutos estamos en la entrada, es un agujero en el suelo por el cual se desciende rapelando 16 metros hasta el fondo. Mientras bajan todos Oscar y yo nos vamos a montar el segundo pozo, hay que subir unos siete metros verticales para seguir explorando la gruta.
  Esta instalado con una cuerda fija por la derecha y otra por la izquierda que nosotros mismos colocamos el verano pasado.

Las formaciones más bonitas están en las partes altas

  En cuanto llegan los chavales se ponen el puño y crol y comienzan a subir por dos lineas de cuerda, esperamos a estar todos arriba y hacer el recorrido por la cueva juntos.
  Primero vistamos el ramal más largo y también estrecho, es como una tubería por donde corre el agua cuando llueve, normalmente el agua dificulta mucho la progresión y no deja llegar hasta el fondo. Hoy solo nos mojamos los pies en una pequeña badina y llegamos hasta el fondo sin más problemas que el contorsionismo que tenemos que hacer en algunos tramos.

La sala principal donde se cruzan los dos ramales

  La mayoría no han entrado nunca a una cueva a no ser en plan visita turística, "alucinan en blanco y negro" con lo que hacen y ven. Como es un cauce activo apenas tiene formaciones, estalactitas y estalagmitas, aun así las que se forman en sitios concretos que no se inundan son de gran belleza y muy curiosas por sus formas y colores. Todas estalactitas que cuelgan tienen su pequeña gota de agua en la punta y brillan al paso de las linternas.

Pasando por el diminuto agujero por donde sale el agua

  Llegamos al fondo y retrocedemos hasta la sala principal, penetramos por el ramal que sale el río subterráneo, los más aventureros se meten por el estrecho agujero por donde sale el agua, otros prefieren trepar y pasar por encima. Enseguida encontramos una badina gigante que sifona impidiendo el paso, la sala donde se encuentra tiene techos altísimos y muchas formaciones.

Remontando el primer pozo para salir de la gruta

  Para salir tenemos que rapelar el pozo de siete metros y remontar con puño y crol el de entrada, estamos un buen rato esperando hasta que salimos todos a la superficie, ha sido una nueva experiencia que ha gustado mucho.
  Ya en las furgonetas nos vestimos de personas "normales" y nos desplazamos hasta la cercana escuela de escalada de Peña Caída, esta situada en un tramo de la antigua carretera junto a un túnel.

Reseña de la cueva:

Otras de nuestras exploraciones por la Sima:



Escalada en la escuela de Peña Caída

  Para ganar tiempo comemos mientras Oscar y Antonio de "entretienen" abriendo las vías mas complicadas, Ivan se encargara de montar una tercera algo más sencilla.
  Vamos algo "pillados" de tiempo, tenemos que estar en Ansó antes de las ocho de la tarde para hacer rapel con otro grupo de chavales pequeños del campamento.

Anayet rapela descendida por quien le asegura

  Hubo dos grupos bien diferenciados, el de la mayoría que tenían unas ganas tremendas de escalar y se hicieron las tres vías sin poder repetir porque nos les dejamos y el de los "vagos" que cansados de la cueva se hicieron los remolones y prefirieron estar tirados en el suelo como vulgares vegetales pese a nuestra insistencia para que lo intentaran. Al final como teníamos prisa nos vino hasta bien que no subieran, además los interesados pudieron repetir más veces.

Iván es el "friki" del grupo

  Terminado el tiempo viaje hasta Ansó, como de costumbre mientras los chavales se duchaban nosotros a "tirar" a los pequeños por el puente, rapelando disfrutan como auténticos enanos.

Escalando por las dos vías más complicadas

  Por la noche evaluación y proyección sobre la travesía circular de mañana, los picos Chinebral de Gamueta, Foya de Gamueta y Gorreta de los Gabachos.