viernes, 28 de septiembre de 2012

Barranco Chico

Jueves 13 de Septiembre:
Barranco Chico

  Ultimo día de actividad montañera, se acabaron las vacaciones, ¡que corto se hace lo bueno!
  Hoy es el día de vuelta a Zaragoza así que programamos una actividad corta que nos ocupe solo la mañana, descenderemos el barranco Chico.
  Sin madrugar Bibiana (Bibi), Clara (la inaudita) y yo, cargamos los "bartulos" de barrancos en el coche y nos vamos valle arriba, cerca de la localidad de Liri.

Clara desciende el primer rapel

  El acceso en coche es subiendo por la general a Benasque desviándose a Castejón de Sos, atravesar el pueblo continuando por la carretera al Coll de Fadas, un kilómetro a la izquierda nuevo desvío con indicaciones a Liri. Subimos y subimos hasta otro cruce a la derecha, a pocos metros pista forestal a la izquierda que lleva a Piedras Blancas, en las faldas del pico Gallinero donde se lanzan los parapentistas.
  Recorrido un kilómetro y medio de pista en una curva de 180 grados vemos a la izquierda un pequeño ensanchamiento para aparcar donde no caben ni tres coches, aquí comienza la aproximación a pie.

Bonito rapel encajado y con la roca de colores

  Hace viento el cielo esta cubierto y caen gotas sueltas, no me apetece nada ponerme a "remojo". Les suelto a las chicas una especie de ¿que hacemos?, queriendo decir ¡vamonos!. Clara me deja "fuera de juego" cuando contesta sin vacilar, ¡vamos al barranco!, frente a esa rotunda afirmación cambio el "chip" y al agua patos, ¡las "secretarias" mandan!.
  Nos ponemos el bañador cargamos el material en las mochilas y comenzamos la siempre "confusa" aproximación, la he hecho "mil" veces y cada vez que vuelvo me pierdo.

Hay poca agua pero la suficiente para que sea divertido sin crear problemas

  Se entra en un campo que atravesaremos dirección Norte sin bajar en busca de una especie de valla con alambres y palos. La pasamos y empezamos a ver trazos de senda que a veces se esfuman. Siguiendo rastros de pisadas cruzamos un gran barranco seco que parece el nuestro pero no, volvemos a subir y a bajar viendo ya el barranco Chico por el que siempre corre agua.
  Avanzamos por la orilla hasta que se estrecha, aquí nos ponemos los "neopretos", están mojados de ayer y se enfundan mejor. Hay suerte, estamos resguardados del aire y el sol gana la batalla quedando un buen día. 

La mejor hora para este descenso es al medio día, el sol entra y resalta los colores

  El barranco Chico es estético, con abundantes colorines que lo hacen agradable a la vista, lleva caudal estable, no cubre por lo que no hay que nadar ni se pasa frío. Tiene seis rapeles y varios resaltes, los dos primeros son muy cortos, el mas largo es el R5 con 20 metros de longitud. El ultimo es muy resbaladizo se puede evitar por la derecha con un destrepe expuesto que no aconsejo.

Clara baja primera el rapel largo con "suspense",  no sabe si llega la cuerda

  Este barranco lo tengo como barranco "escuela", siempre que lo descendemos practicamos montaje de reuniones con rescates desde arriba. Clara y Bibi equipan todo el barranco, yo era el "cliente" que simplemente me fijaba que no metieran la "pata". Incluso se encargaron de portear, recuperar y plegar las cuerdas, que de todo hay que saber.

Dos "profesionales" plegando las cuerdas

  Nada más bajar el sexto rapel nos quitamos neoprenos y comenzamos el "complicado" retorno. A nuestra izquierda desemboca el barranco de Salassets, lo remontamos medio trepando como podemos procurando no resbalar. Superados un par de resaltes encontramos uno "imposible", es el momento de buscar justo antes a nuestra derecha un escape entre hierba y matojos para subir al prado a cuatro patas.
  Ya en el prado se superan unas terrazas hasta encontrar el campo de inicio, buscar el trazo de pista que accede al mismo a media altura y dar con el coche inmediatamente.

Autorretrato al final del barranco

  En otras ocasiones he probado diferentes salidas llegando a la conclusión de que esta es la mejor, se complica el acceso y retorno más que el propio barranco.
  Con el día ya soleado nos cambiamos de ropa sin pasar frío recogemos el material y vamos a Campo a Comer.
  Queda limpiar el apartamento y el viaje de vuelta a Zaragoza, mañana aunque sea viernes empiezo a trabajar, Clara y Bibi inician las clases.

Reseña del barranco:

Otro de nuestros descensos en este barranco: