viernes, 7 de septiembre de 2012

El Sacs, vía ferrata

Domingo 26 de Agosto:
Vía ferrata del Sacs en Benasque

  Hoy es mi tercer día de actividad con Clara (la litueniguera) y Leti (la Bucarda). Estamos bastante "perezosos", no apetece meterse "caña" pero tampoco vegetar. Decidimos ir a recorrer la vía ferrata del Sacs, Clara no la conoce.

Comienzo de la travesía horizontal

  Nos levantamos tarde con tranquilidad "pasmosa", salimos de Campo sin prisas, En la pared del Sacs pega el sol de "punta", el fuerte viento nos salva de "morir" achicharrados. Colocamos arnés, casco y disipador en el mismo aparcamiento junto la mini central de Ruda y en cinco minutos por un sendero horizontal estamos en el comienzo de la vía.

Hay tramos con buen "patio"

  Me pongo en cabeza seguido de Clara y Leti cerrando. Avanzamos despacio contemplando el paisaje y procurando no sudar aliviados por las rachas de viento. La primera parte esta muy tumbada, obliga a ir a cuatro patas, mi espalda no esta para ir doblado así que me agarro a la sirga y subo lo más estirado que puedo.

Clara no tiene miedo

  Me alivia un montón llegar a la parte vertical, además de ser más divertida y entretenida puedo llevar la espalda recta y me lo agradece. Progresamos aparentemente sin problemas, Clara que se supone la "novata" va pegada a mi, Leti nos sigue con una ligera separación.

Negociando la travesía horizontal

  Pasamos el primer extraplomado, vemos la presa "calavera", espectacular y aérea travesía horizontal, otro pequeño techo con algo más de trabajo para los brazos. Pero la parte de mayor dificultad y donde más tira hacia atrás es en el tramo final en la misma salida de la ferrata.

En la salida del paso horizontal esta el segundo extraplomo

  Termino la vía y me engancho a la reunión para asomarme sin peligro y fotografiar a Clara con cara de "sufrimiento", sube rápido y pide paso, me aparto para dejarle sitio. Se coloca en el ultimo escalón para observar a Leti que igualmente trepa con "inercia" para realizar menor esfuerzo.

Clara se dispone a superar un pequeño techo

  Leti ya esta arriba pero cuando se agarra a la ultima grapa de la ferrata se resbala y ¡zas!, desaparece. Nos llevamos un buen susto, corro a asomarme con la esperanza que en la caída no se hubiera golpeado, respiro tranquilo al verla colgando del extraplomo con un ligero rasguño en la pierna.

Tirando de brazos en el paso del techo

  La caída ha sido mayor de dos metros, el techo le ha evitado golpearse con la pared y las grapas, el disipador ha cumplido su cometido y Leti ha "sobrevivido". Para evitar más riesgos le echo una cuerda con un mosquetón para que se enganche y la subo con una polea antirretorno.

Leti pasando el último extraplomo un instante antes de caerse

   Este toque de "emoción" final que nos tenía "preparado" Leti ha roto la "monotonía" habitual. El retorno siguiendo puntos de pintura hasta llegar al sendero tiene su "miga", sobretodo al cruzar unas placas de roca inclinadas y pulidas, la técnica del culo al suelo es muy útil para no acabar rodando.
  Regresamos a Campo, recogimos el apartamento y vuelta a Zaragoza.

Croquis de la ferrata, aproximación y retorno:


Reseña de la ferrata:

Otro de nuestros recorridos por el Sacs: