martes, 25 de septiembre de 2012

Posets 3375 m.

Martes 11 de Septiembre:
Posets 3375 m.

  Ayer Bibiana (Bibi), Clara (la inaudita) y yo subimos desde el aparcamiento de Espigantosa por el valle de Eriste y coronamos los picos de las Forquetas, de bajada acampamos a 2500 metros de altitud junto a la Canal Fonda. Tras una noche tormentosa amanece soleado con cielo azul ideal para montaña.
  La temperatura es baja, me asomo y veo que falta poco para que nos de el sol, esperamos a que llegue para "sufrir" menos al salir del saco. Oímos como poco a poco van desfilando por delante los montañeros que han pernoctado en el refugio, cuando salimos casi han pasado todos.

Desayunando plácidamente al sol, el Diente de Llardana asoma al fondo

  Es todo un "lujo" desayunar tomando el sol junto a nuestra tienda mientras nos deleitamos con el entorno. Preparamos la mochila con lo justo y necesario para coronar el Posets, segunda cumbre más alta del Pirineo tras el Aneto.
  Comenzamos la marcha abandonando la GR a pocos metros de la tienda dirección a la Canal Fonda. El sendero es muy marcado y transitado, el Posets es de los picos más visitados, posiblemente más que el Aneto. La existencia del cómodo refugio facilita mucho la ascensión. 

Superando los últimos metros de la Canal Fonda

  No es un pico rocoso, por el sendero se avanza rápido y se gana desnivel mejor que en la mayoría de los "tresmiles", la única dificultad es un ancho y fácil tramo de cresta junto a la cumbre que a personas poco habituadas puede darles "miedo".
  A nuestro ritmo, sin correr pero sin parar avanzamos bien a pesar de que Clara tiene el estomago un poco "deteriorado". Algo de la cena no le ha sentado bien y no esta recuperada, no pone la buena cara de siempre pero sube sin rechistar.
  Bibi va "sobrada" tanto ayer como hoy, si estas chavalas entrenaran habitualmente serian autenticas "figuras".

Imponente imagen del Diente de Llardana, la vía normal va por donde se ve

  Una vez superada la empinada Canal Fonda llegamos al collado del Diente, barrera psicológica de los tresmil metros, paramos a comer y nos fotografiamos con la imponente fachada del Diente y cordal de la cresta Posets - Espadas.
  En la ultima pala nos cruzamos con gente que ya baja, pensamos que íbamos a "cerrar" pero no, no contamos con los que suben de un tirón, aun no habían empezado a llegar.
  Los aproximadamente cien metros de cresta los recorremos sin poner las manos para nada coronando seguidamente el punto "álgido" del Posets. Compartimos cumbre con otros dos grupos que pronto marchan dejándonos solos.
  Como es costumbre a nuestra llegada celebramos la cima "saltando", nos abrigamos, hacemos fotos, comemos y estamos rato y rato contemplando el paisaje, alguna hasta se echó una siesta.

El Diente se va quedando abajo mientras superamos la pala final

  Repasamos el horizonte poniendo nombre a todos los picos y valles que vemos haciendo un esquema mental de como es el Pirineo. Nos damos cuenta de lo cerca que esta todo en linea recta y la cantidad de pequeños valles que hay.
  El día es fresco, van apareciendo nubes que a ratos nos tapan el sol y quedamos "helados", antes de destemplarnos del todo descendemos. Las mejores vistas están en el recorrido por la cresta y en la pala cimera, con el Diente de Llardana llamando la atención.

Recorriendo la cresta a escasos metros de la cima

  Bajamos deprisa, aprovechamos la pedrera para "esquiar" y evitar cargar rodillas, casi hasta la tienda tenemos tramos de piedra fina que aprovechamos al máximo. Una vez que salimos de la canal el sendero se "humaniza" perdiendo pendiente y mejorando el firme.
  Paramos en la tienda a recoger, comemos todo que nos queda y vaciamos el agua que sobra para quitar peso. Mientras desmontamos descubrimos al responsable de que la empuñadura del bastón de Clara estuviera mordisqueada y de los ruidos nocturnos que nos tuvieron en "vilo", un mini ratoncillo de monte estaba escondido junto al sobretecho de la tienda.

La cumbre del Posets bajo nuestros pies

  Hay que cargar de nuevo con la tienda, sacos, esterillas, ropa,.........., lo que nos queda es lo peor de la travesía, "subir cansa pero bajar duele".
  Nos lo tomamos con "filosofía", tranquilos y de conversación constantemente. Pasamos de largo el refugio, cuanto antes nos quitemos el peso de encima mejor. Se nos hizo más corto de lo imaginado, ir hablando sin parar "engaña" a la cabeza y hace el esfuerzo más llevadero.

  De bajada cargados junto al refugio Ángel Orús

  Por fin en el coche, quitamos las botas a ver si siguen ahí los pies, ponemos ropa seca y regreso a Campo. Lo bueno es que seguimos de vacaciones, no tenemos viaje de vuelta, podemos relajarnos, descansar con tranquilidad y recargar pilas para otro día.
  Mañana sera jornada de "descanso", iremos a Broto pasando por el Cañon de Añisclo, en Fanlo pararemos para descender el Barranco de las Gloces. Tras comer recorreremos la vía ferrata del Sorrosal.

Reseña para subir al Posets por Eriste:

Track para GPS y ver la ruta a las Forquetas y Posets enlazadas:

Otra de nuestras ascensiones al Posets: