jueves, 7 de marzo de 2013

Cuyalaret 2286 m.

Domingo 3 de Marzo:
Cuyalaret 2286 m.
Ascensión con esquís desde el Portalet

  Amanecemos en Biescas, Bea (secretaria), Clara (la litueniguera), Anayet (la esquiadora), Isidro (cachocabroncarapija) y yo. El día no se presenta muy prometedor tras la travesía de ayer al Chinebral de Gamuetaque se saldo con unas "buenas" rozaduras en los dos pies de Bea y un pequeño esguince en la rodilla de Clara.

Foqueamos por el Portalet con la mole del Lurien detrás

  Teníamos esperanza de mejoría pero no fue así, por la mañana el panorama era "desolador", las dos cojeaban como "abuelas" con artrosis. Clara decidió volver a la cama directamente, Bea sin saber muy bien a lo que se exponía se apunto a la travesía.
   A todo esto había que sumar la obligación de acabar pronto y estar en Zaragoza para que tome Clara el último autobús a Soria.

El pico Aneu rocoso y el Cuyalaret con su gran pala blanca total

  Mi "gozo en un pozo", me "saco" de la cabeza todos proyectos y nos vamos al Portalet a subir el conocido, fácil y corto Cuyalaret desde la frontera. 
  Hemos quedado con Luis (el creativo), nos metemos todos en la Kangoo y salimos pronto de Biescas para evitar el previsible gran atasco de Formigal. A las 8 de la mañana estamos en la frontera con trafico denso de esquiadores. Estacionamos en el primer parking nada más pasar la aduana a la izquierda, completamente helado entre murallas de nieve.

El Midi d´Ossau es el pico "estrella"

  Las excavadoras siguen trabajando para ensanchar la carretera, ya no saben donde poner la nieve, la altura a la que pueden subir las palas para apartarla no da más de si, hacen falta camiones para llevársela.
  Mientras nos estamos preparando entra en el parking una gigantesca cuña francesa, da la vuelta, recula hasta el fondo y arranca "disparando" sal en todas direcciones sin previo aviso. La sal entra al coche por una puerta y sale por la otra, hasta las botas de esquí tenían bolitas de sal dentro, ¡vaya "capullos"!

Grandes palas ideales para el esquí

  Me fijo en Bea, se esta poniendo las botas con el pulso tembloroso por el dolor que le produce el roce, me desanimo mucho. "Trepamos" por el muro de nieve y nos ponemos los esquís, hay "mogollón" de huellas del sábado, esquís, raquetas, peatones ......
  El día es estupendo, fresco y soleado, comenzamos despacio con Bea en cabeza para que marque su ritmo, la nieve esta ideal, polvo sin transformar.

Impresionante como esta de nieve el cordal fronterizo

  A pesar del dolor, Bea aprieta los dientes y sin quejarse sube despacio pero sin parar, no dice nada, esta chica esta especialmente preparada para sufrir. Me pongo delante marcando el itinerario y hago infinidad de fotos en este entorno de postal.
  Y así  poco a poco, nos plantamos en la cumbre, se ha levantado una brisa heladora, bien abrigados sacamos fotos de grupo en todas posiciones. El Anayet y el Midi dan el toque de "altísima" montaña, me "atrevo" a plantear a Bea ahora que la veo feliz subir al Gralleras y bajar por la vertiente sur, le cambia la cara y pide bajar directamente. Le hacemos caso, ya ha hecho suficiente, además Clara nos estará esperando.

Desde el Gralleras más a la derecha hasta el Garmonegro, Infiernos, Arriel, Palas, Lurien ....

  La esquiada es buenísima bajamos por el mismo itinerario pegados a los picos fronterizos y aprovechando la profunda capa de nieve polvo que aun conservan. Luis lleva la "L" en el esquí de montaña pero cada salida que hace se le ve más suelto, aunque ello no quite para que se termine "rebozando" varias veces. 
  Los demás como Pedro por su casa, Anayet cada vez más profesional, Isidro en "su linea", destacar solo un "choque" entre Bea y yo deslizando cada uno al fondo del barranco por laderas opuestas "emocionados" a toda velocidad sin vernos hasta cruzarnos, Bea salio rebotada y acabo clavada en la nieve, jejejeeeee.....¡¡¡¡¡¡

Autorretrato en la cumbre

  El parking estaba "petado" de coches, casi no salimos del atasco que se formo en la carretera. 
  En resumen, excursión ideal para entretener media jornada tal y como era nuestro caso, fácil  espectacular y bonita, muy recomendable. En total 550 metros de desnivel acumulados y buenas palas para esquiar, ideal para iniciar al esquí y raquetas.

Día limpio en la cima, picos de Borau, Aspe, Llena del Bozo, Bisaurín ....

  Regresamos a Biescas y nos despedimos de Luis. Hacemos una "porra" pensando que Clara se habrá encargado de recoger el apartamento y hacer la comida, yo digo que no y acierto, se acaba de levantar de la cama, ¡¡será posibleeee...!!
  Mientras nos duchamos la "obligamos" a guisar, nos dio tiempo de comer con calma, recoger y salir a Zaragoza pronto para librarnos del atasco.

Isidro con el Anayet

Reseña de la ascensión:

Track para GPS y ver la ruta en Google Eart:

Otra de nuestras ascensiones al Cuyalaret: