martes, 2 de abril de 2013

Aneto 3404 m.

  El miércoles termino de trabajar y me junto con Nacho (el patillas) para dar comienzo a unas cortas y "fructíferas" vacaciones de Semana Santa. Con la "furgopatillera" ponemos rumbo al Valle de Benasque, montaremos "Campo Base" en mi apartamento de Campo donde también esta mi hermano Alberto que es cocinero y mi cuñada Laura.
  Aprovechamos la "coyuntura" para invitar a cenar en mi casa por primera vez a la familia Ferrer completa (Violeta, Yolanda y José Luis) que junto a Nacho, Laura y Alberto organizamos muy buen ambiente. Alberto guisa una exquisita y abundante cena que nos encargamos de hacer desaparecer con entusiasmo.
  Terminado el "evento" vamos con la tripa llena directos a la cama, Nacho y yo nos levantaremos a las cinco, algo "inaudito" en nuestras "costumbres" montañeras.

Jueves 28 de Marzo:
Pico Aneto 3404 m.
Circular con esquís desde el Vado del Hospital
 Ascenso glaciar Maladetas y Portillón Superior, descenso glaciar del Aneto y Aigualluts

El refugio de la Renclusa semienterrado en la nieve
  Tras pegarnos el "madrugón del año" vemos que ya están puestas las calles y además llueve. No hacemos caso, la meteo ha previsto una mejoría de cara al centro del día y nos lo "creemos", estamos hasta las "narices" que el mal tiempo nos "reprima" grandes proyectos, ya vale de subir picos de "vacas" con esquís. Vamos decididos a comenzar la travesía aunque este lloviendo, y a si fue ..........

Penetramos en el glaciar de la Maladetas
  Con el Nissan, "esperando" en el garaje de Campo desde hace tres meses, salimos valle arriba con la intención de aparcar en el Hospital de Benasque, no hay nadie en la barrera y pasamos. En el parking del hotel hay "cuatro" coches pero enseguida aparece el "vigilante" de turno, esperábamos que "Dimitri" nos echara pero cual fue nuestra sorpresa cuando apareció "Edwin Wilson", sudamericano al que suponemos "explotado" veintisiete horas al día por comida y cama. El pobre "Dimitri" al que tanto cariño teníamos por la cantidad de veces que nos echo ha sido despedido. Volvemos al Vado y estacionamos junto a la barrera para no pringarnos de barro y aprovechar el tejadillo en la parada del bus resguardados porque sigue lloviendo con ganas.

Flanqueo para llegar al Portillón Superior
  Iniciamos el foqueo a la par que cesa la lluvia, esta muy nublado pero aguanta, la temperatura es alta durante todo el día sudamos como "bellacos". En Plan de Están nos desviamos por el camino viejo directo a la Renclusa, la huella esta bien marcada, pronto llegamos al refugio.
  El edificio continua medio enterrado en la nieve aunque menos que en la ultima salida por Maladetas, hacemos las primeras fotos y penetramos en el solitario glaciar. El mal tiempo ha echado a la gente para atrás apenas quince personas han pernoctado en el refugio y algunas han bajado ya.


En el collado de Punta Oliveras, ya muy cerca de la cumbre
  Tenemos trazada huella reciente, la seguimos entre la niebla que a veces quiere abrirse sin lograrlo, entre pequeñas ventanas con ligeras nevadas intercaladas pasamos la jornada. Adelantamos a unos raqueteros y en el Portillón Superior a una pareja Vasca. Dos franceses y otros dos españoles van delante abriendo huella, nos va de "vicio" pues esta noche ha caído casi medio metro de nieve muy húmeda por la que cuesta foquear horrores, los zuecos en la suela del esquí están en el orden del día.

El Paso de Mahoma, hoy inexpugnable
  Cruzamos el glaciar sumidos en las tinieblas, en el collado de Coronas el sol intenta colarse y clarea, en la pala final tenemos una mínima visibilidad. Nos encontramos a uno de los españoles que ha "petado" abriendo huella y casi en la cumbre a su compañero y los franceses que bajan esquiando. Hablamos con ellos y cuentan que no se han atrevido a cruzar el Paso de Mahoma.
  Coronamos la antecima asomándonos al paso, un paquetón de nieve le da aspecto de merengue sin contorno, no se aprecia donde acaba la roca, la niebla le da un aire más "tétrico" y fantasmal.


El gran espesor de nieve muy húmeda sobre hielo nos impidió llegar a la cruz
  Nacho intenta pasar, la nieve es una especia de pasta húmeda que desliza a la mínima sobre otra capa más antigua, me da miedo verlo, le digo que abandone antes de que se meta en un "berenjenal" sin retorno. Nos damos por satisfechos, total lo habremos pasado más de cincuenta veces tanto con nieve como sin ella, si hay que "morir" prefiero que merezca la pena.
  Para poder pasar lo correcto hubiera sido asegurarse con cuerda e ir limpiando pacientemente la nieve sopa con una pala, ni teníamos material ni invitaba el tiempo, nos dedicamos a contemplarlo durante una hora que estuvimos tranquilamente en la antecima.


Otra perspectiva del Paso de Mahoma
  Cuando ya marchamos llega la pareja de Vasca que pasamos en el Portillón, son simpáticos y agradables, es el cumpleaños de la chica, tienen experiencia en montaña invernal pero escasa con esquís. Por lo que contó y viendo como esta el "percal" nos imaginamos que descenderán con los esquís en la "chepa", no se si habrá horas suficientes en lo que queda de día para llegar abajo, suponemos que "sobrevivieron".

Aprovechando que hay buena nieve Nacho esquía como los "buenos"
  Nos colocamos los esquís, salgo delante y el el primer giro me engancho con una piedra oculta y "cataplas" al suelo, pues empiezo bien. La cumbre estaba pelada por el viento, tenia escasamente la nieve de la ultima noche sin compactar. Pasamos los primeros giros con cuidado y comienza lo mejor, se filtran algunos rayos de sol que junto al buen estado de la nieve nos hace darnos muchas alegrías esquiando.
  Bajo como una bala batiendo mis propios récords de velocidad, Nacho "alucina en colores" y esquía soltando yujussss que encadena con sus giros.


Salida del valle de Barrans a Aigualluts, el río completamente tapado
  Todo ideal hasta que una densa niebla acompañada de espesa nevada acaba con toda visibilidad, bajamos tanteando con los bastones, despacito, sin ver el relieve y con una sensación de mareo producida al no enfocar la vista, ponen un agujero delante y vamos de cabeza a el sin enterarnos.
  Conforme nos aproximamos a Barrans mejora la visibilidad y se estropea la nieve, tomamos un ramal por la izquierda orográfíca del valle para alejarnos de las paredes sur con abundantes coladas. Por el fondo del barranco cubierto de nieve salimos a los llanos de Aigualluts.


Pequeño repecho ya cerca de la Besurta
  Nos queda lo peor, atravesar Aigualluts, el Forau, la Besurta y las pistas de fondo hasta el Vado donde tenemos el coche. Se hace pesado tanto remar, es largo con poco desnivel y varios repechos.
  Sin quitarnos los esquís, esquiando por la orilla de la carretera completamos el descenso con los esquís puestos hasta el coche.
  Contentos por el éxito de la "expedición", un día de mal tiempo del que no se podía esperar nada bueno, regresamos a Campo.

Aparcamiento en la Besurta, apenas asoman las señales de trafico
  Alberto nos tiene preparado un kilo de macarrones super buenos que comemos hasta que no nos cabe más. A Nacho le queda el viaje a Zaragoza, tras el palizón de hoy se la va a hacer largo, yo me quedo a dormir en Campo, mañana tengo prevista una ascensión al Comodoto con José Luis y Javi desde Pineta.

Reseña al Aneto:
http://www.komandokroketa.org/Aneto_Renclusa/Aneto_Renclusa.html

Otra de nuestras ascensiones al Aneto con esquís:
http://danielmurmarin.blogspot.com.es/2011/04/aneto-3404-m.html

Track para GPS y ver la ruta en Google Eart:
http://es.wikiloc.com/wikiloc/view.do?id=381696