jueves, 25 de abril de 2013

Garmonegro 3051 m.

  El viernes por la tarde salimos dirección Jaca Rafa (el freerider), Luis (el creativo), David (el exfutbolero) y yo. Parada "técnica" en Huesca a recoger a Bea (la andaluza) y en Sabiñanigo para hacer compras del finde, estableceremos el "campo base" en el apartamento de Rafa.
  La previsión meteorológica es muy buena para los dos días, por fin comenzaremos el "ciclo" de picos "auténticos".

Sábado 20 de Abril:
Garmonegro 3051 m.
Con esquís desde el Balneario de Panticosa

  A las 8 de la mañana quedamos en el refugio la Casa de Piedra del Balneario de Panticosa, los que hemos hecho noche sumados a Nacho (el patillas), Javi (el vasco), David (fastman), Leo (sin catalogar) y Ángel (el cuñao). 
  Tras tomar el correspondiente café de bienvenida y saludar al guarda del refugio nos preparamos con tranquilidad,  prevemos nieve dura, hay que dar tiempo al sol para que haga su trabajo reblandeciendola.

El la Mallata Alta con el pico Garmonegro y Argualas
  Comenzamos la marcha porteando esquís, en menos de media hora cruzamos el barranco de Argualas en la cota 1800 por el muro anti aludes inferior, desde allí hay nieve de sobras. Salimos a la Mallata baja de Argualas desviándonos a la derecha para confluir con el sendero del bosque y llegar a la Mallata Alta.

Ángel y David progresan con unas vertiginosas vistas sobre el valle
  Hay muchísima más nieve de lo habitual para estas fechas, aun no ha transformado y algunos ponemos cuchillas para ir más relajados. Dejamos a la derecha la vertical canal de Pondiellos y por debajo de los farallones de roca vamos a buscar la ruta de invierno. 
  De lo alto del pico Argualas ha caído un antiguo alud que ha enronado gran parte de nuestra trayectoria llegando a la Mallata Alta. Nos vemos obligados a hacer abundantes zetas para no atravesarlo, evitando la incomodidad de moverse entre grandes bolos de hielo bacheado.

Llegando al collado del circo Garmonegro, Algas y Argualas
  En el pequeño circo que forman las cumbres entre el Garmo, Algas y Argualas paramos a reunificar el grupo y poner crampones. La pala final tiene pintas de estar bien dura, la gente que nos precede sube con crampones. Nacho como de costumbre se enfrenta a ella con esquís, no nos explicamos que tipo de "focas" lleva para no resbalar, el caso es que el tío sube sin problemas, sera que esta tan "gordo" que clava más el esquí.  

Bea recorre el corto tramo de cresta final
  Mientras nos ponemos crampones oigo gritos, levanto la vista y veo a un montañero que baja deslizando a toda velocidad, pasa junto a nosotros como una bala, al cambio de pendiente la nieve ha transformado y por fin se detiene, detrás viene uno de sus esquís como una flecha que sigue su camino recto al Balneario.
  Vamos corriendo a auxiliarle pensando que este es el final de nuestra excursión con la consiguiente movida de rescate. Hay suerte, parece que esta bien, se queja de golpes que se ha dado con sus propios esquís  vemos abundante sangre que no sabemos de donde sale hasta que le vemos el brazo.

Cumbre del Garmonegro
  Al deslizar ladera abajo apoyo el antebrazo en la nieve, a pesar de llevar ropa de sobras se le ha subido la manga quemándose todo el antebrazo que lo tenia en carne viva, como si le hubieran cortado una rodaja de brazo con el cuchillo del jamón. Decía que no le dolía, no quiero ni pensar lo que sufrirá cuando se caliente la herida, se puso los crampones y continuo el descenso por su propio pie.
  Reafirmo mis reflexiones en la ""CRÓNICA" de Collarada, prefiero el riesgo de aludes a la nieve dura con el riesgo de despeñarme, es la primera causa de accidentes montañeros.

David llegando a la cima con Formigal dos mil metros más abajo
  Los demás quedamos un poco "acojonados", sobre todo Bea que nunca había visto un accidente y le impresiono mucho verle caer. Despejadas las dudas sobre los crampones negociamos el ascenso de la pala final, Bea, David y Luis que son más novatos dejan los esquís abajo. El resto los subimos pensando que en lo que nos cueste y el rato de cima la nieve habrá cambiado a mejor, en caso negativo siempre tenemos la opción de bajar andando.

Desde la cima el ibón del Balneario se ve en el fondo del hoyo
  Por fin todos coronamos, la cumbre del Garmonegro esta especialmente espectacular, la nitidez del día y la abundancia de nieve pintan un paisaje que deleita nuestros sentidos. Bea confiesa que es la "tercera" ascensión mejor de su "vida" y que se lo esta pasando "bomba", jejejeeeee..... ¡¡¡uleeee...!!!
  Aunque no hace mucho frío corre brisa y terminas quedándote "tieso", tras comer y muchas fotos comenzamos el descenso que se prevé magnifico.

Ángel remontando sobre los abismos
  La nieve no estaba "tiesa" como "pintaban" y decidimos bajar esquiando desde cima, Bea, David y Luis que tienen esquís abajo van por delante. La salida nos da un poco de "miedo escénico", no podemos quitar de la cabeza la imagen del montañero despeñado, si no hubiera pasado nada habríamos salido de allí sin ningún tipo de temor, como "Pedro por su casa". En cuanto damos dos giros recuperamos la "fé" y esquiamos escopeteados disfrutando como "locos". Bea ve lo bien que bajamos y se descompone de envidia, nos dice: "mamoneeeesss, que bien habéis bajado", pero ahora ya vamos todos esquiando y disfrutando por igual.

"Gloriosa" esquiada al Balneario
  El resto del descenso fue apoteosico, la nieve cada vez estaba mejor si cabía, se esquiaba con una facilidad pasmosa con un control y relajación total. Ni nos dimos cuenta y ya estábamos en el bosque junto al barranco de Argualas, siempre por el mismo itinerario que en la subida llegamos hasta el para aludes con los esquís puestos.
  En poco más de quince minutos estábamos en los coches con una felicidad en el cuerpo que se contagiaba.

Lo bueno se acaba pronto, esquiaremos hasta cerca del coche
   Nos quedaban las cervezas "campestres" heladas, nos olvidamos de traer la nevera, para que estuvieran frías las metimos antes de salir en un agujero de nieve. Acompañamos a la bebida con las correspondientes patatas fritas, embutidos y hasta unas olivas. Con una temperatura estupenda muchas risas y tertulia, nadie quería marchar.
  David, Rafa, Bea, Luis y yo regresamos al apartamento en Jaca, los demás a Zaragoza. Aun nos quedaba una ducha reconfortante, merienda-cena y descansar que mañana tenemos previsto subir al Aspe por su cara sur.
  
Crónica de David (fastman) en su blog:
http://buscandobucardos.blogspot.com.es/2013/04/garmo-negro-3051-m.html

Reseña de la ascensión:
http://www.esquidetravesia.net/rutas/pirineos/portalet-valle-de-tena-cotefablo/garmo-negro-desde-panticosa/5-29-66/

Otra de nuestras ascensiones al Garmonegro en verano:
http://danielmurmarin.blogspot.com.es/2011/09/garmo-negro-3051-m.html

Track para GPS y ver la ruta en Google Eart:
http://es.wikiloc.com/wikiloc/view.do?id=340226