lunes, 8 de julio de 2013

Congosto de Mont-rebei

  Ayer sábado, comencé mis vacaciones de verano ascendiendo al Pico Borón con los chavales de Tebarray, hoy domingo me voy a Benasque con base en mi apartamento de Campo acompañado por la “desaparecida” Bea (secretaria). La ultima salida de Bea fue al Chinebral de Gamueta con esquís hace meses, las botas le hicieron unas profundas rozaduras, cogió “fobia” solo de  pensar volver a ponérselas.

Lunes 1 de Julio:
Mont Falcó – Pasarelas – 
Congosto Mont-rebei –  Vía Ferrata Urquiza Olmo

  La idea de hoy era hacer una excursión de “calentamiento” para que Bea se entrenara, me puse a pensar y queriendo organizar algo atractivo me pasé “tres pueblos” con mis planes.

Primer tramo de pasarelas
  Mi objetivo es el Congosto de Montrebei, el trayecto nuevo de pasarelas que comunican con la parte catalana y seguir hasta la Pertusa recorriendo la variante de la Ferrata Urquiza  Olmo, en construcción cuando estuvimos por última vez.
  Descenderíamos el barranco de Sarah y antes de todo visitar el tramo encajonado del Congosto que Bea no conoce y vuelta.

Segundo tramo con un espectacular entramado de pasarelas
  Así escrito parece asequible, lo que me pareció a mi, no me moleste ni en sumar kilómetros ni desniveles, tampoco se me ocurrió que podía salir un día de calor insufrible y sofocante tal y como fue.
  El caso es que “felices y contentos” nos desplazamos al albergue de Mon Falcó, para llegar hay 16 kilómetros de pista forestal que se hacen largos hasta yendo en coche.

Puente colgante sobre el pantano
  Nos preparamos unos mochilones cargados de material para la ferrata y el barranco incluidas dos cuerdas de 40 metros, arneses, cascos y todo el material de seguridad como mandan los “cánones”. Las mochilas pesaban un “huevo” y la “yema” del otro, pocas veces cargamos tanto peso. La pobre Bea transportaba su parte, entre el calor agobiante y los cuatro kilómetros de subes y bajas, llegamos a Montrebei hechos polvo.

Vista del segundo tramo desde la otra orilla
  Desde el albergue se baja por un sendero hasta la orilla del pantano, allí empiezan las famosas plataformas que recorren la pared en sentido ascendente divididas en dos tramos, unidas por senderos acondicionados. Tras subir y subir y subir, sales a un pedregoso y empinado sendero por el que se baja, se baja y baja alcanzando el puente colgante que cruza el pantano a la vertiente opuesta, justo al final de la parte más espectacular del Congosto.

Camino excavado en las paredes del congosto
 No entiendo muy bien el itinerario de las pasarelas, parece ser que el objetivo era buscar un recorrido espectacular, pienso que si fuera solo enlazar con el otro lado se podía haber resuelto de otra forma más directa y con menos desnivel. Por otro lado me ha dado la impresión de que son bastante frágiles, hay ya varios escalones medio sueltos y algún trozo de viga partido por desprendimientos, como no tengan un buen y continuo mantenimiento en poco tiempo se van a quedar destrozadas suponiendo un peligro para los que se aventuren.

Espectacular todo el recorrido
  Desde el puente hay una fuerte subida para conectar con el sendero de Montrebeit. Siguiendo con el plan previsto retrocedemos al norte para ver la parte estrecha que transcurre por un espectacular camino excavado en las verticales paredes sobre el pantano. Esta parte es más o menos llana y lo más importante, a la sombra. Llegados a donde comienza a ensanchar y perder vistosidad regresamos sobre nuestros pasos dirección a la ermita de la Pertusa.

Descansando mientras contemplamos el paisaje
  El camino es largo y con bastante desnivel acumulado, el calor aprieta más aun, Bea tiene bajones de tensión ocasionados por el esfuerzo y el calor, paramos varias veces en las escasas sombras que encontramos para que se recupere, no corre ni una brizna de viento.
  Solo encontramos agua en el cruce con el barranco de la Pardina, ya cerca de la Pertusa, junto a unas ruinas. Nos adentramos al barranco por un sendero hasta dar con el principio de la ferrata que no hace otra cosa que utilizar grapas para remontar hasta la cabecera. En la parte superior nace el tramo nuevo de ferrata que por lo que vimos es vertical y nada sencillo.

Segunda cascada de la ferrata Urquiza Olmo
  Seis horas nos cuesta llegar al inicio de la ferrata, bufff……¡¡¡, no se si va a haber horas suficientes en el día….., nos colocamos arnés y cascos, el sol pega de lleno a la pared de la ferrata, las grapas “queman” al tocarlas.
  Superadas las dos primeras cascadas Bea se marea mucho, las cosas se están complicando, decidimos retirarnos antes de que sea demasiado tarde. Reposamos un rato y comemos hasta que Bea se recupera y destrepamos los escasos tramos de ferrata que hemos subido.

Nos retiramos descendiendo los tramos remontados
  Me cargo con la mayor parte del peso y al sol empezamos la vuelta que nos costara lo mismo que la ida pues hay el mismo desnivel.
  La exclamación estrella del día ha sido, ¡¡¡ aibaaaaa….., pero si esta a tomar por culo!!!. Todo esta super lejos y nos queda una buena vuelta “torera” para regresar, ponemos el piloto automático y desandamos lo andado.
  Se pone de tormenta y alivia ligeramente la temperatura, en la vertiente aragonesa ya no pega el sol.

Junto al puente ya de regreso
  Tras doce horas de marcha, 28 kilómetros recorridos y 1300 metros de desnivel acumulados, llegamos al albergue de Mont Falcó a las 10 de la noche.
  Aconsejo que si se quieren hacer las ferratas salir de la Pertusa en cualquier caso aunque haya un largo viaje para llegar allí. Si queremos conocer las nuevas pasarelas comenzaremos de la zona de Puente de Montañana, recorrer el congosto y bajar al pantano para cruzar el puente colgante, seguidamente hacer los dos tramos de pasarelas y vuelta. Para  alargarlo podemos llegar hasta Mont Falcó teniendo en cuenta que no hay posibilidad de recorrido circular.

Titanic
  A la pobre Bea le he metido más “caña” de lo debido, el día ha sido una autentica “calcetinada”, no me extraña que no quiera repetir con más frecuencia. Es fuerte de cabeza y le “gusta” sufrir, tras este plan de entrenamiento de choque la próxima vez ira como una “moto”.
  Llegamos a Campo a las 12 de la noche completamente deshidratados, una cerveza con ensalada gigante y a la cama.
  El día siguiente lo dedicamos a descansar, realizamos un tour turístico de “inundaciones” por el valle de Benasque, las agujetas y el cansancio pudieron más que las ganas de volver a andar.
  Mañana Bea se tiene que marchar pero ya hemos vuelto a quedar para dentro de unos días.
¡¡¡Animo Bea que tu puedes con todo¡¡¡

Reseña Mon Falcó – Montrebei:

Reseña Vía Ferrata Urquiza Olmo y Barranco Sarah:

Reseña tramo nuevo Ferrata Urquiza Olmo:

Reseña Congosto Montrebei – La Pertusa desde Puente de Montañana:

Reseña Congosto Montrebeit circular desde Puente de Montañana:

Reseña Vías Ferratas de la Pertusa:

Track del tramo nuevo Mont Falcó – Montrebei: