miércoles, 9 de octubre de 2013

D´Os Lucas o Lucars de Espierre

Miércoles 18 de Septiembre:
Descenso de Barrancos
D´Os Lucas o Lucars de Espierre

  A petición de compañeros del trabajo realizamos una escapada barranquista en sesión de tarde aprovechando los últimos coletazos del verano.
  Es terminar de trabajar y salir desde Zaragoza en la "furgopatillera" en plan excursión "escolar", Nacho (el patillas), Javi (el hermano), Gabi (el enfermero), Toño Blasco, Enrique Padillo y yo dirección al Pirineo.

"El que caga duro y pede fuerte no tiene miedo a la muerte"
  En estos casos vamos a barrancos tipo "aquapark" donde puedes pasar "miedo" y chapotear a la vez, elegimos el Os Lucas, la ultima revelación en barrancos "populares".
  Aparcamos en un ensanchamiento a la entrada de Oros Bajo, cerca de Biescas, preparamos el material y sin perder tiempo comenzamos la aproximación, el día acorta bastante.

Jugando como niños traviesos
  Voy andando "ligerito" delante y todos me siguen entre risas y comentarios, de repente me asalta la duda, esto no me suena, me he debido de saltar un desvío. Se lo comento a Nacho y me confirma las mismas suposiciones. Retrocedemos hasta que volvemos a pensar que no puede ser, igual íbamos bien, mandamos volver a subir.

Primera cascada, pasamanos, pequeño rapel y salto
  Sube y baja, sube y baja pensaban que íbamos de cachondeo. Mira que hemos hecho este barranco veces y veces, ¡si es que el "alzheimer" no perdona!. Mi amigo Isidro (cachocabroncarapija) siempre dice que el problema es de la "pila", la pila de años......

Nacho convenciendo "infructuosamente" a Enrique para saltar
  Definitivamente el camino inicial era el bueno y poco más adelante lo confirmamos al llegar a los carteles indicadores de PR-HU 2 dirección a Espierre y Barbenuta.
  Se sale del aparcamiento bajando unos metros a cruzar el cauce por un puente e inmediatamente remontamos por la orilla izquierda orográfica siguiendo un empinado sendero balizado como PR-HU 2.  

Parte inferior de la primera cascada
  Damos a una pista, de nuevo por sendero marcado con hitos y otra vez la pista que ya no la abandonamos hasta los carteles. En los carteles nace la senda que baja a cruzar el barranco junto una represa, aquí se inicia el descenso. Si no te equivocas......, en veinte minutos estas en la cabecera, no merece la pena hacer combinación de coches.

Curso rápido de iniciación al rapel, parte teórica
  Andando poco rato por el río, destrepando un pequeño resalte llegamos a la primera cascada. Un pasamanos nos aproxima a la reunión, rapelamos unos metros a una repisa y desde allí saltamos, según el miedo que llevemos en el cuerpo se puede elegir repisa más alta o más baja. Todos saltamos excepto Enrique que era su primer barranco y no se fiaba para nada de nosotros, eligió la repisa a "ras del agua" después de estar un buen rato dudando arriba.

Primer rapel de su vida, parte práctica
  La siguiente cascada es la zona "estrella", el aquapark, se puede rapelar, tirarse por un enorme tobogán o saltar. Existe la posibilidad de colocar una cuerda con la que ayudarse para remontar trepando y repetir "n" veces. Hay que tener en cuenta que no es lo mismo con poco que con gran caudal y que los desprendimientos pueden darnos una desagradable sorpresa en el fondo, así que lo ideal es que alguien rapele delante y haga las comprobaciones oportunas. 

Cascada de treinta metros "Toñoman" en acción
  Inmediatamente siguen dos cascadas encadenadas de 30 y 16 metros, no hay otra forma que bajar en rapel, son muy estéticas y están separadas por una poza intermedia donde solo cubre a la cintura. La cascada de 16 es la más limpia y vertical pudiéndose rapelar casi corriendo.

Parte inferior llegando a la poza, !jo tío, que lento eres¡
  Y colorín colorado el barranco se ha acabado, corto pero intenso, tiene un poco de todo ideal para iniciar y crear "adicción". En diez minutos andando por el cauce llegamos a los coches. Nos da tiempo justo a vestirnos antes de que desaparezca el sol.

Ultima cascada de dieciséis metros
  Por supuesto llevamos la nevera con cervezas y merendola para poner la "guinda" al barranco. Tengo la sensación de estar de vacaciones, ya se me ha olvidado que por la mañana he trabajado. Es una pena que haya que volver, viaje a Zaragoza y mañana a "currar" otra vez. 
  Ya estamos pensando en otra salida similar, si no viene frío pronto repetiremos. 

Perspectiva de las dos cascadas desde abajo
Reseña del Barranco:

Otro de nuestros descensos en Os Lucas:

Descenso del cercano Gorgol:

 

Más fotos:
Os Lucas