jueves, 14 de noviembre de 2013

Regina de Peramola


Domingo 10 de Noviembre:
Regina de Peramola
Vía Ferrata en Oliana. Lerida

  Estamos durmiendo "plácidamente" en el coche Sandra (la inefa), Bea (secretaria) y yo aparcados en el fondo del parking de la ferrata de Oliana cuando a las cinco de la mañana nos llevamos un sobresalto.
  De repente todo se ilumina, un coche ha parado frente a nosotros enfocadonos "a saco", ¡glug!, la "poli", me temo que se acabo dormir, nos van a echar y si no nos denuncian, ni bien ni mal........
  Esperamos "agazapados" en tensión con la esperanza que marcharan sin más, ¡ilusos!, inmediatamente comienzan a dar vueltas alrededor del coche con linternas y a pegar con los nudillos para que abramos.

Primeras canales con piedras sueltas, lío de sirgas
  Afrontaremos la "cruda realidad", abro la puerta y doy los buenos días, son los mozos de escuadra, ya han comprobado hasta la matricula del coche, saben que somos de Zaragoza y nos hablan directamente en castellano. Lejos de lo imaginado solo querían saber que estábamos dentro, de encontrar el coche vacío hubieran supuesto que podíamos estar accidentados o perdidos en la ferrata sin recibir ayuda. Hechas las indagaciones pidieron disculpas por las molestias y se fueron deseándonos buena noche, ¡¡¡pero que majos y que susto nos dieron...., buff!!!

Espectacular puente
  Total que nos desvelaron del todo y nos costo un "huevo" volver a dar otra cabezada. A las ocho y media "amanecimos" cuando ya habían entrado varios grupos en la ferrata, ¿pero a donde van tan pronto con el frío que haceeee.....?
  Con tranquilidad preparamos desayuno caliente, montamos los asientos y organizamos el coche para empezar a las diez la aproximación
  Cada uno llevamos una pequeña mochila con el "gotero" y agua, ropa de abrigo, algo de comida que no probaríamos, arnés, casco, disipador, descensor, cintajo de anclaje y un par de mosquetones. De material colectivo dos cuerdas de treinta metros, puño, crol, pedaleta, dos poleas una de ellas antirretorno y algún mosquetón más.

Buenas vistas sobre el pantano de Oliana
  Hace cuatro años recorrimos esta vía Bea y yo en un viaje en el que también hicimos ferratas en Andorra la Vella. La aproximación nos "suena", menos mal que llevo el GPS con el track y vamos sobre seguro. Hay varios trazos de senda que confunden, lo único claro es que donde acaba la pista hay que subir fuerte a la derecha hacia las paredes más cercanas. Otro sendero que viene de frente paralelo al barranco es el camino de retorno.

Muy aérea en casi todo el trayecto
  Con buenas vistas sobre el pantano de Oliana llegamos al inicio, un grupo de cinco personas esta empezando y una pareja viene por detrás. Nos colocamos el material y subimos, el principio parece complicado pero si piensas un poco como hacerlo, ayudado por unas pequeñas grapas se llega sin problema al cable de vida.
  Había oído que estaba bastante deteriorada y así es, al poco ya encontramos cables deshilachados o completamente rotos, en ningún momento te llegas a quedar con "el culo al aire", asegurándote a las grapas o a cadenas, a veces te invade sensación de desconfianza y vas más concentrado de lo habitual.

Bea en el "Paso de Fé" año 2009
Bea en el "Paso de Fé" año 2013, ¡disfruta por igual!
  Da la impresión que se haya hecho un "apaño" para "ir tirando", necesitará en breve un mantenimiento serio evitando que el día menos pensado haya un accidente. Al ser una vía "popular", relativamente fácil, muy frecuentada y famosa, la visita gente de todos niveles y como pudimos ver, algunos  mal o escasamente equipados.
  No sabemos de donde salen "dos tipos" que vienen por la espalda "achuchando" a Bea. En una canal empiezan a caer piedras de arriba, nos pegamos a la pared para evitarlas, el "tipejo" amonesta a Bea con malos modales responsabilizándola del desprendimiento, por supuesto ella le contesta.

El "patio" y las vistas son una constante
  Aceleramos para no hacerles esperar topándonos enseguida con el grupo de cinco, paro a dejar hueco y ya tenemos a los dos pegados, le saludo y ni me contesta, ¡¡gilipoyas!!
  En un tramo un poco llano el primero se desancla del cable de vida y pasa literalmente por encima de Bea y Sandra, yo que lo veo me pongo en medio y lo paro poniéndole la mano encima y ya la hemos liado.......
  Le recrimino, le increpo y le sugiero que la próxima vez, venga a las ocho de la mañana. Va a ser peor llevarlos detrás y al final le dejo pasar para evitar ir de mal royo todo el día. Su compañero ve el "percal" y se queda quieto, le invito a juntarse con el "subnormal" que le acompaña y tan acojonado estaba que casi no se atreve, al final lo hace medio pidiendo disculpas.

¡¡En su "salsa"!!
  Ahora los llevo delante porque no pueden adelantar al siguiente grupo, pero ya no nos tocan los "cojones". En cuanto pueden les dejan, han oído el "follón" con nosotros y no tienen ganas de pasar un mal rato. 
  Olvidado este "incidente" nos relajamos y aprovechamos para saborear la ferrata adecuándonos a la marcha del grupo, hago abundantes fotos y vídeos.
   Poco a poco nos "apelotonamos" con más personal delante, esperamos frecuentemente. Llegamos a un cartel donde se cruza la ferrata con el retorno indicando la escapatoria y advirtiendo que lo más difícil esta por empezar.

Embalse y aparcamiento muy abajo
  Bea tenia ganas de llegar al famoso "Paso de Fé" que tanto le costo cruzar hace cuatro años. Hay que pasar de una peña a otra, es necesario abrirse mucho de piernas para colocar un pie en cada lado y a la vez cambiar los anclajes, le resulto tan fácil que no sabe como aquel año le pudo costar tanto.
  Lo bueno de esta larga ferrata es que en ningún momento decae su interés, cada tramo tiene su dificultad sin dejar de ser extraordinariamente aérea. Cerca de su punto más alto hay una bifurcación con tramo fácil y difícil. Por supuesto vamos al difícil, se supone que hay un extraplomo que es lo más complicado de la vía, sobre todo cuando estas cansado tras tanto rato tirando de brazos.

Dos lineas de vida, una vieja deteriorada y otra de "apaño" superpuesta
  No nos pareció más dificultoso que otros pasos ya superados, hay un buzón y seguido un corto resalte echado para atrás, llegamos a la cima de la Regina de Peramola.
  Intercambiamos información con otras personas de ferratas en Cataluña, Andorra y Aragón. Quitamos el material mientras charramos sin acordarnos que el retorno es una autentica ferrata, siendo útil llevar arnés y casco puestos para asegurar pasos expuestos equipados con grapas y cable de vida. Por pereza descendimos "a pelo" pero con mucho cuidado.

Panorámica en un rellano
  Se destrepan varios resaltes y canales perdiendo altura con rapidez, flanqueamos hasta cruzarnos con la ferrata a la altura del cartel "intimidatorio", por unas fajas de roca vamos en busca del barranco que cruzaremos. Un buen sendero transcurre por su orilla derecha orográfica hasta el aparcamiento.
  Bea y Sandra ha disfrutado mucho, superan sin problemas todos los obstáculos de la vía aunque esta semana tendrán agujetas en los brazos.
Fin, todo el "equipo" en lo más alto
  Llegados al coche tras cinco horas y media de actividad, nos cambiamos de ropa y sentados con agradable temperatura comemos el picnis, esta vez si que entraron bien las latas de cerveza. Queda el largo viaje de vuelta a casa, no tan largo para Sandra que se queda en Lérida ni para Bea que baja en Huesca, yo sigo a Zaragoza sólito con la espalda algo machacada de estar sentado tanto rato pero satisfecho del "estresado" fin de semana.

Reseña de la Regina:
http://deandar.com/ferratas/via-ferrata-regina

Track para GPS de aproximación y retorno:
http://es.wikiloc.com/wikiloc/view.do?id=718502

Otro de nuestros recorridos por la Regina:
http://danielmurmarin.blogspot.com.es/2009/10/cronicas-montaneras-via-ferrata-regina.html

Ferratas en Andorra:
http://danielmurmarin.blogspot.com.es/2009/10/cronicas-montaneras-vias-ferrata-en.html

Vídeo de la ferrata: 



Más fotos:
Regina de Peramola