jueves, 9 de enero de 2014

Peña del Morral y Santo Cristo, Vía Ferrata

Martes 31 de Diciembre:
Viaje a Campo. Valle de Benasque

  Es tradición hace ya unos cuantos años pasar el fin de año en Campo con la compañía de la familia Ferrer, Violeta, Yolanda y José Luis. Aprovechando que guardo fiesta el día 31 viajo para Campo el 30 nada más terminar mi jornada laboral.

Comenzamos la aproximación junto a la Basílica
Martes 31 de Diciembre:

  Hoy planifico un día de iniciación a las ferratas para la familia Ferrer, hacemos "extensiva" la convocatoria para amigos y vecinos de la comunidad.

  Vía Ferrata Peña del Morral en Graus

  Diez nos hemos apuntado, Violeta, Yolanda, José Luis, Miguel Angel, Miguel, Sergio, Gregorio, Javi, el pequeño Alejandro y yo, aunque en realidad seremos seis los "ferrateros" y cuatro prefieren vernos desde "tierra firme" subiendo por senderos a las cumbres de las vías y bajando juntos.

Parte inicial de la vía
  Empezamos en Graus con la corta ferrata Peña del Morral, la ultima construida en Aragón y aun desconocida para mi, como se supone "fácil" me meto con el grupo a la aventura.
  Tenemos que llegar a la puerta de la Basilica Virgen de la Peña y lo hacemos con los coches entrando por la calle principal de Graus a través de la rotonda hasta ver un estrecho paso bajo los edificios, más parecido a la entrada de un garaje que otra cosa.

Un corto destrepe y entramos en una zona horizontal
  Sigue una exigua calle que sube fuerte con un par de curvas en las que es necesario maniobrar llegando a un pequeño aparcamiento junto a la basílica. Sino tenemos ganas de "complicaciones" aparcamos en la calle cerca del "agujero" y en cinco minutos andando estamos arriba.
  Encontramos un panel informativo de la ferrata y una señal por la derecha que indica el sendero de aproximación.

Travesía horizontal con cable, cadenas y algo de hielo
  Enseguida vemos las grapas y el cable de vida, comenzamos en un tramo horizontal con un primer resalte que para ser "fácil" ya tira algo para atrás. Superado, ascendemos verticalmente con un abundante "surtido" de grapas y cadenas para agarrarnos e incluso una escalera en toda regla incrustada en la pared.
  Un corto descenso bien equipado pero algo "divertido" para novatos, seguida una travesía horizontal con bastante humedad y algún trozo con hielo.

Último tramo vertical con buenas vistas sobre Graus
  La orientación es casi norte y no pega el sol, el frío de la noche ha helado el agua que se filtra por la pared e incluso formado pequeños chupones de hielo colgando del cable.
  Lo más emocionante viene ahora, un resalte con una panza que tira de brazos que da "gusto", nada complicado aunque algo fuerte para quien no espera ninguna dificultad. Ya salimos a una zona más tumbada con más hielo y otra travesía horizontal acabando en el mismo mirador del Morral y su Cristo donde esperan los cuatro senderistas.

Mirador del Morral y el Cristo de Graus
  En resumen, me ha sorprendido gratamente, esperaba una vía más corta y sosa. Es aproximadamente igual de larga que la de Santa Elena en Biescas pero más "complicadilla", las vistas sobre el pueblo y el valle también me han gustado mucho.
  Los expedicionarios "novatos" se movieron con soltura, salieron encantados y con un alto grado de "adicción", están deseando hacer otra ya, así que nos vamos a Olvena y terminamos de entretener la jornada antes que finalice el año.

Reseña de la ferrata:
http://montesparatodos.blogspot.com.es/2013/07/via-ferrata-de-graus.html

Más fotos:
Vía Ferrata Peña del Morral en Graus

Vía Ferrata Santo Cristo en Olvena

  Sin quitarnos los arneses montamos en el coche y en poco más de diez minutos aparecemos en el aparcamiento de la ferrata de Olvena, justo antes de un largo tunel partido, junto al Puente de la Sierra.
  En cinco minutos cruzamos el espectacular puente y llegamos al comienzo del cable de vida, los "senderistas" suben andando a esperarnos en lo alto de la ferrata por el camino que va al pueblo de Olvena.

Trepamos por una encajonada canal
  Más que una ferrata es un camino equipado, solo tiene cuatro grapas, literalmente, al final de la vía. La "gracia" de esta ferrata es el intentar progresar trepando solo con la ayuda de las rocas evitando agarrar el cable de vida. Haciéndolo así resulta super entretenida e incluso tiene tramos complicados donde "sucumbimos" ayudándonos con la sirga "sin que nos vea nadie".
  Si sumamos las estupendas vistas sobre el congosto el resultado es altamente satisfactorio.

Impresionantes vistas sobre el Congosto
  La ferrata del Santo Cristo de Olvena es de las primeras que se crearon y sin lugar a dudas en la que sacamos fotos más espectaculares, la sensación de profundidad se acentúa en un entorno bonito.
  El tema de conversación mientras retornamos por el sendero al puente de la Sierra es planear otras ferratas e incluso barrancos cuando llegue el verano.
  Regresamos a Campo, hay que preparar la cena de Nochevieja.

Corta y aérea cresta
Reseña de la ferrata:
http://deandar.com/ferratas/via-ferrata-santo-cristo

El puente de la Sierra y aparcamiento en el fondo
Otro de nuestros recorridos por Olvena:
http://danielmurmarin.blogspot.com.es/2013/10/via-ferrata-de-olvena.html

Foto de grupo en el mirador de Olvena

Cena de Nochevieja y Campanadas en la plaza de Campo

  No se si ya es el quinto o sexto año que invitado por los Ferrer celebro el fin de año en Campo pasándolo estupendamente, eso sin contar con la abundante y buenísima cena de "restaurante" que devoramos hasta no poder más.
  Finalizada la cena nos juntamos en la plaza del pueblo con amigos, vecinos y mucha gente del pueblo para comer las uvas al son de las campanadas de la iglesia.


¡¡¡FELIZ AÑO NUEVO!!!

Cena de Nochevieja con la familia Ferrer:
Cena de Nochevieja con los Ferrer