miércoles, 30 de abril de 2014

Cala del Moli

Sábado 19 de Abril:
Cala del Moli
Vía Ferrata en San Feliu de Guixols. Gerona.

  Dormimos Bea (secretaria), Anayet (la esquiadora) y yo, en el aparcamiento de autocaravanas de San Feliu de Guixols, junto al polideportivo y la policía. Entre el calor y el ajetreo de personal no hemos descansado bien, menos mal que las actividades de hoy no son exigentes físicamente.
  Ayer esquiamos en Andorra y hoy a la playa para recorrer una llamativa vía ferrata en una cala al pie de las olas.

Empezamos el recorrido
  Nos levantamos con el sol, así da gusto, desayunamos tranquilamente y hacemos algunas compras en el super antes de acercarnos al comienzo de la vía.
  Con un track de wikiloc localizamos el lugar donde aparcar junto al comienzo de la ferrata. No había duda, allí es, como es previsible y más en estas fechas tan señaladas, abundante "peña" de lo más variopinto se esta preparando en medio de la calle para adentrarse en la vía.

Puente tibetano sobre el mar entre peñascos
  Con todo el material puesto, arnés, casco, disipador y algunos hierros más colgando para parecer "buenos" entramos al pequeño Mirador de les Triadores. Aquí comienzan unas escalera al final de las cuales hay un panel indicador y el comienzo de la vía.
  Deberíamos haber madrugado un "poco", hay más gente de lo previsto, toca hacer unos minutos de "cola".

Casi tocamos el agua
   El avance es lento pero no importa, con día soleado y una ligera brisa marina acompañando se esta estupendamente, aprovechamos para hacer abundantes fotos y curiosear del entorno.
  Mar y montaña es una combinación que siempre me ha llamado la atención, en mis viajes a Benidorm elijo los picos más próximos al mar.

Llamativos contrates entre mar y roca
  Conozco infinidad de ferratas y esta sin ser difícil es posiblemente la que más me ha gustado, deportivamente "todos públicos", pero ojo, que no es de las más sencillas, tiene su "miga", alguna zona ligeramente desplomada y tramos que exigen cierta habilidad.
  No es para niños porque no llegan a las grapas, vimos gente "acojonada" abandonando por la escapatoria y a una familia entera con dos niños pequeñitos que las estaban pasando "putas y canutas".

Todo el itinerario con el mar a nuestros pies
  Muchos sin casco, otros lo llevan colgando sin ponérselo con simplemente unas vagas y un par de mosquetones, prácticamente como si paseando por la playa se hubieran "topado" con la ferrata decidiendo hacerla. Hubo un momento que toda la longitud de la vía era una fila continua de personal, unos salían y otros esperaban para entrar, aun así merece la pena.

Tramo desplomado con la gente en fila
  No se como no ocurre nada, supongo que pasará, el rescate es sencillo con una cuerda se puede acceder a cualquier punto de la ferrata tanto por arriba como por abajo con barca. 
  El recorrido es horizontal rodeando toda la cala, accediendo a dos peñascos aislados por el mar con puentes tibetanos, toda la instalación es de acero inoxidable para aguantar la corrosión.

Travesía horizontal rodeando la cala
  Las gaviotas "campan" a sus anchas ignorando el trajineo de personal. Vemos buceadores, barcos de vela y alguna lancha que se atreve a acercarse hasta la base de la ferrata entre rocas.

Hay que saborear  el recorrido
  Con cinco puentes enlaza los flanqueos por roca, destaca pasada la escapatoria una zona ascendente ligeramente desplomada. Hay que estar atento de donde tira "para atrás" y esperar que crucen los de delante antes de meterte, a no ser que prefieras esperar un buen rato colgado de brazos en  un desplome.

Damos tiempo a que pasen el desplome
  Anayet y Bea se desenvuelven como "Pedro por su casa", alucinan observando a la "peña", disfrutan con el recorrido y la combinación de paisajes. No tenemos ni idea del tiempo que costo, que no fue poco, se pasó sin enterarnos. Terminada la vía un pequeño sendero nos conduce inmediatamente al inicio, subimos las escaleras y estamos en el coche.

Vista desde la escapatoria
  El plan es enlazar con otra ferrata cercana a San Feliu de Guixols alejada del mar pero igualmente llamativa, las Gorges de Salenys.
  Sentados junto al coche sacamos la nevera y repartimos cervezas, con patatas fritas y algo de embutido matamos el hambre y así continuar la "marcha ferratera".

Empieza el desplome
  La ruta en coche hasta las Gorges es dirección a Romanyà de la Selva, aparcaremos en una pequeña campa bajo los pinos. 
  El reportaje lo añadiré en otra entrada nueva a pesar de ser en el mismo día, la entidad de estas ferratas lo merece.

Saliendo del desplome
Reseña de la Ferrata:
http://deandar.com/ferratas/via-ferrata-sant-feliu

Track de aproximación en coche:
http://es.wikiloc.com/wikiloc/view.do?id=4680349

Gorges de Salenys, ferrata para combinar el mismo día:
http://deandar.com/ferratas/via-ferrata-salenys

Vía Ferrata Teresina en Montserrat:
http://danielmurmarin.blogspot.com.es/2011/11/teresina-via-ferrata.html

Más fotos:
Vía Ferrata Cala del Molí. San Feliu de Guxols