sábado, 24 de mayo de 2014

Turón de Néouvielle 3035 m.

Viernes 16 de Mayo:
Viaje Zaragoza - Baréges

  Las cotas de nieve donde podemos calzar esquís están en "casadios", nosotros hasta las narices y con dolor de espalda por los largos y "sufridos" porteos.
  Este fin de semana hemos decidido ir a buscar nieve donde más cerca del coche se encuentre, exige un largo viaje al Pirineo Francés. En linea recta esta muy cerca pero por carretera das un gran rodeo y más aun en estas fechas en que algunos puertos de montaña franceses permanecen cerrados al trafico por restos de aludes.

Los coches en el valle de la Glére y las lenguas por las que esquiaremos de vuelta
  El viernes por la tarde llega a Zaragoza Alberto el Tudelano con una gran furgoneta de nueve plazas, nos montamos David (fastman), Rafa (el freerider) y yo. Viajamos a Huesca uniéndose Javi (el vasco) y Bea (la andaluza), aprovechamos la parada para aprovisionarnos de víveres en abundancia.
  Los seis en plan autobús "escolar" cruzamos la frontera francesa por el Portalet, los cortes de carreteras obligan a bajar a Lourdes y volver a subir a Baréges, la ultima localidad antes de entrar en el Valle de la Glère.

Refugio de la Glére
  A unos dos kilómetros de la localidad aparece un cruce a nuestra derecha que gira 180º, una estrecha carretera nos lleva a un lugar donde existen diferentes edificios dedicados a la hostelería con un gran parking llamado Plateau de Lienz. El asfalto se convierte en pista con tramos un poco "chungos" para turismos, nos detenemos en la cota 1650 por un alud bloqueando el paso, a escasamente cinco minutos esta la barrera que prohíbe circular vehículos.
  Buscamos un sitio llano para plantar tiendas y pasar la noche, hace un frío que "pela", no apetece ni cenar, picamos un poco y nos metemos rápidamente al saco. 

Ibón y Refugio de la Glére
Sábado 17 de Mayo:
Turón de Néouvielle 3035 m.
Circular con esquís desde el Valle de la Glère. Barèges.

  A las ocho y media nos levantamos, el sol queda lejos, el fondo del valle es un "congelador". Esta noche me he visto obligado a salir en calzoncillos por necesidades fisiológicas, mientras estaba fuera calculé el tiempo que tardaría en "morir" congelado, llegué a la conclusión de que no seria más de media hora.
  A parte de estas "incidencias" y la de dormir en el "puto" suelo aun nos tocaba pasar la "penuria" típica de salir del saco, vestirse y desayunar "bajo cero". 

La Coume de Estrete
  Me parece que ya somos mayores para estas cosas, aunque sean esporádicas, es mejor dormir en una cama como un "señor" y al día siguiente madrugar y subir descansado. Desayunamos con los guantes puestos y casi sin comer nada nos preparamos para movernos cuanto antes. 
  A las diez arrancamos, desde las cinco de la mañana lleva pasando gente por delante de las tiendas y cuando nosotros llegamos al refugio están de vuelta, ¿será que quieren desayunar en casa?

El Casco y la Brecha de Rolando
  Aun con nuestro horario "español", como dice Sara, encontramos la nieve "tiesa" teniendo que poner crampones en una travesía expuesta. A las seis de la mañana el monte es un autentico bloque de hielo más peligroso que otra cosa, eso si, si te la "pegas" hay día de sobra por delante para rescatarte con holgura.
  Siempre he pensado que la hora de iniciar la marcha se debe fijar con respecto al pico que queremos coronar, las condiciones climáticas, las horas de luz, orientaciones y otras circunstancias como el numero de personas que componen el grupo y nivel de "habilidades".
  "A veces es peor el remedio que la enfermedad."

Collado de la Coume de Estrete
  Con esquís en la mochila remontamos unos metros de pista, en cinco minutos damos con la nieve, no parece continua pero luego confirmaríamos que si. Atajamos por sendero y seguimos la pista por su orilla para no pisar nieve, en la cota 1800 ponemos esquís.
  David tiene un "pequeño" problema, no le entra la bota en la fijación, se da cuenta que no son sus esquís. En la ultima salida que hicimos junto a Carlos (el bala) los confundieron, sin enterarse hasta hoy porque son idénticos.
  No hubo manera, van equipados con la fijación de "friki" Dynafit ajustable solo unos milímetros, totalmente insuficientes para meter la bota del "pobre" David. No queda otro remedio que "ajo y agua", a joderse y aguantarse, menos mal que mañana se suma Carlos al grupo y podrán intercambiar las tablas.

Cambieil, Estaragne y Pig Long desde el Turón
  Como falta poco hasta el refugio de la Glére, subió para contemplar como el resto del grupo nos alejábamos dirección al visible Turón de Neouvielle.
  Partiendo del refugio perdemos altura para flanquear el Ibón de la Glère todavía medio helado. Por la parte alta del contrafuerte que separa la cuenca de Bolou y la de los ibones de la Glère, remontamos progresivamente dejando a nuestra izquierda el Lac Det Mail, el Lac de la Manche, Lac Estelat inferior y superior adentrándonos en la Coume de Estrète.
  Es una ancha canal con fuerte pendiente donde no corre ni una brizna de viento dando una sensación de "microondas" que nos deja "fritos".

En la cima del Turón con el Neouvielle al fondo
  Bea y Alberto van retrasándose sin que les perdamos de vista, la nieve esta estupenda y apenas se hunden los esquís, las huellas de los abundantes montañeros que nos preceden ni se notan, a veces alguna marca de crampon o cuchilla.
  En el collado de la Coume de Estréte se abren vistas sobre el valle Bugarret, para situarnos bajo la pala final del Turón hay un largo y empinado flanqueo muy expuesto sobre la Coma, peligroso con nieve dura. Cruzo el primero con esquís y cuchillas, las paso "putas y canutas", procuro ni mirar abajo, salgo de la pala y respiro aliviado, mando al resto del grupo que pongan crampones para ir seguros.

Alberto y Bea con el Midi de Bigorre al fondo
  Ya veo la cima, la nieve en la vertiente contraria esta mejor, así que prosigo solo para no quedarme frío. Aun me queda otra pala de nieve dura, tiene poca exposición y sigo con esquís hasta arriba. Menos mal que en la cumbre se esta estupendamente porque me toco esperar más de una hora hasta que corono el grupo completo, quitando a David que seguía en la terraza del refugio observándonos.
  Estupendas vistas sobre la arista de los Tres Consejeros y el Neouvielle, la panorámica sobre el Cap de Long es de vértigo. El Pic Long, Cambieil y Estaragne parece que se puedan tocar, las famosas antenas de Midi de Bigorre en el Tourmalet no se pierden de vista en ningún momento.
  Por supuesto el Glaciar del Vignemale, Monte Perdido, Cilindro, Marboré, Brecha de Rolando y Taillón se ven con nitidez.

Vista de vértigo sobre el Cap de Long
  El plan inicial era bajar hasta la Brecha Chaussenque y cruzar para coronar el Neouvielle, regresar a la Brecha y esquiar hasta la furgoneta. Como habíamos perdido mucho tiempo con los esquís de David y costó bastante subir, ademas de tener esperando a David, decidimos bajar directamente.
  Para realizar ruta circular utilizamos el itinerario de los lagos Verdes y el Ibón de Mounicot. Nos lanzamos de la cumbre por las esplendidas palas del glaciar de Maniportet, la calidad de la nieve no podía ser mejor, de autentico "infarto", pocas veces esquiamos tan bien y tan relajados.

Cima con la bandera de Bea
  Pasamos por el Lac Bleu, Lac Vert, bajo la Brecha Chausenque, Lac de la Mourele, Lac de Mounicot, cerrando el circulo en el Lac de la Glére. La nieve permite deslizar rápido y sin resistencia, no nos hundimos nada, flanqueamos sobre los ibones para no perder altura sin necesidad de remar.
  Evitamos subir al refugio rodeando el ibón por su orilla y trazando una media ladera a confluir con el itinerario de ascenso.
  Aprovechando lenguas de nieve y restos de aludes esquiamos hasta la cota 1700 a escasos cincuenta metros de la furgoneta a la que llegamos con los esquís en la mano.

Curiosa cascada de hielo
  David nos tenia preparado un picnis de "bienvenida", antes de quitarme las botas ya estaba comiendo con una cerveza en la mano. Estupenda jornada de esquí que para algunos de los expedicionarios sera ya la ultima de esta temporada, a mi todavía calculo que me queda un mes.
  Como el día es largo queda rato para que anochezca, recogemos y avanzamos viaje hasta Piau Engaly desde donde subiremos al Pico Lenquo de Capo con esquís mañana.

Por debajo del refugio apuramos la esquiada casi hasta el coche
  La carretera al Tourmalet esta cerrada así que de nuevo a Lourdes para remontar otra vez, tanto ir a Lourdes al final se hará un "milagro". Nos detenemos en uno de los "tristes" pueblos franceses en nuestro camino a tomar café au lait.
  Llegamos a Piau oscureciendo, instalándonos en el fondo del Parking de Badet, cenamos y montamos las tiendas, nada que ver con la temperatura de la noche anterior, muy agradable.
  Poco despues llegaron Sara y Jorge que se unen a la expedición para esquiar juntos mañana.

Reseña de la ascensión:
http://www.pirineos3000.com/servlet/DescripcionAscension/MONTANA--Turon_de_Neouvielle--IDASCENSION--16562.html

Track para GPS y ver la ruta en Google Eart:
http://es.wikiloc.com/wikiloc/view.do?id=6913928

Ascensión al Neouvielle con esquís desde el lago de Aubert:
http://danielmurmarin.blogspot.com.es/2013/06/neouvielle-3091-m.html

Más fotos:
Turón de Neouvielle 3035 m.