miércoles, 8 de octubre de 2014

Sesué y Obarra, Vías Ferratas

Viernes 26 de Septiembre:
Viaje a Campo

  Termino de trabajar preparo los "bártulos" y viajo a mi apartamento en Campo para aprovechar al máximo el "corto" fin de semana.

Sábado 27 de Septiembre:
Vía Ferrata el Castellaso en Sesué

  A las nueve de la mañana quedo en Campo con Raquel y David (el exfutbolero), acuden desde Zaragoza en el día para hacer ferratas. Les trae Miguel (el chofer), padre de Raquel, se dedicara a observarnos y hacer fotos desde abajo intercalando alguna siesta junto a un ribazo.

Raquel con cara de "circunstancias"
  Raquel  ha "sobrevivido" a tres Multiaventuras en Tebarray pero no le termina de "calar" la montaña, es más amiga de los deportes de "descenso", barrancos y ferratas, un poco "vaga" lo llamo yo. Hay épocas que la he "presionado" para salir al monte sin lograrlo y ahora se habrá un "golpe" en la cabeza porque suma tres semanas pidiéndolo, hoy ha conseguido que la lleve.

Ferrata corta pero intensa
  Le propuse coronar un "tresmil" pero le dio la risa, para meternos en barrancos hace fresco y no apetece así que diseñamos una jornada "ferratera". Para "calentar" subiremos la ferrata de Sesué y de seguido nos desplazaremos al Valle de Isabena para recorrer la de Obarra.

Todo el valle del Ésera hasta el Turbón
  Tomando la carretera del Solano  pasado Sahún dirección Eresué, se puede llegar en coche a la parte superior de la ferrata haciendo primero el retorno y después la ferrata. Encontramos la carretera cortada por obras de ensanchamiento, volvimos a Sesué, accedimos por el camping al principio de la pista de acceso donde aparcamos.
  Miguel (el chofer) nos acompaño en la aproximación al pie de la vía y allí estuvo estirando el cuello hasta que nos perdió de vista.

Estupendas vistas desde este modesto mirador
  Con día soleado y el fresco de la mañana fue un recorrido estupendo, es una vía de dificultad media, tiene dos o tres cortos desplomes para ponernos a prueba, bien equipada y bastante vertical aunque breve.
  Raquel subió como "Pedro por su casa", David cerraba la cordada, llegamos a la parte superior rápido y sin problemas.

Cumbre del Castellaso
  Retornamos al coche por un marcado sendero colonizado por la vegetación. El corto esfuerzo que supuso la ferrata no sirvió ni para abrirnos el apetito, así que al coche "oficial" y viaje al Monasterio de Obarra.

Faltaba el autorretrato
Reseña de la Ferrata de Sesué:
http://deandar.com/ferratas/via-ferrata-sesue-castellaso

Otro de nuestros recorridos por el Castellaso:
http://danielmurmarin.blogspot.com.es/2012/07/via-ferrata-el-castellaso-en-sesue.html

Más fotos:
Vía Ferrata El Castellaso en Sesué

Vía Ferrata la Croqueta en Obarra

Comienzo de la segunda parte
  Por la estupenda carretera que une los valles del Ésera e Isabena desde Campo, nos desplazamos a Obarra en un momento. Aparcamos en la entrada del monasterio, los estómagos empiezan a inquietarse, la ferrata es larga, no hay otra solución que sacar la nevera y montar el picnis antes de comenzar.

Primer puente
  El día "caldea", la ferrata es cara sur, vamos de corto y tenemos calor, la brisa norte desaparece en la pared. Comienza junto a la boca del primer túnel, en la misma carretera, nos va a tocar sudar.
  La primera parte esta "generosamente" equipada, no es demasiado vertical y acaba en una faja pedregosa, por un sendero con mucha pendiente nos topamos con la siguiente pared y el cable de vida.

Llegando a la primera Aguja
  Ahora se empieza a complicar, hay una larga pared vertical con menos cantidad de grapas, usamos como agarres rocas y troncos de bojes.
  Raquel empieza a "resoplar", le ha cambiado la cara, parece que le cuesta, David le ayuda en algún paso y se le escapan comentarios "negativos". Cruzamos el primer puente equipado con tablillas, un flanqueo y pequeño destrepe nos coloca en un segundo puente.

Raquel estirándose en el flanqueo horizontal
  Lo que resta es lo más comprometido, hasta llegar al tercer puente hacemos una travesía horizontal con pocas grapas, usamos repisas de roca y agarres naturales. Aun así hay que estirarse, Raquel es larga, tiene que pensar pero llega bien, le resulta entretenido y olvida los esfuerzos del tramo pasado.
  Es la zona más aérea y donde mejores fotos se pueden tomar, verticalidad y altura con el monasterio muy abajo le dan profundidad y ambiente hasta llegar al tercer puente.

Zonas aéreas y espectaculares
  Un último muro vertical e igualmente aéreo pone la guinda a esta estupenda ferrata, coronamos la aguja principal de la Croqueta de Obarra. El retorno esta equipado con cable situándose en la GR tras algún pequeño destrepe, nos dirigimos a la izquierda camino al pueblo de Ballabriga. Miguel espera"relajado" con el coche ahorrándonos el retorno por carretera al monasterio.

Finalizado el flanqueo puente Tibetano
  La ferrata de Obarra es probablemente la más complicada de Aragón a la par con la de Pont de Suert. Peña Rueba y Canal del Palomo las clasificaría en otra categoría, diferentes pero con complejidades similares. Las difíciles con mayúsculas están todas en Cataluña, sobre todo en la zona de la Pertusa junto al embalse de Canelles.

Muro de acceso a la cumbre
  En el mismo pueblo segundo picnis del día que para mi será la merienda cena. Regresamos a Campo, yo me quedo allí y ellos viajan de vuelta a Zaragoza.

Llegando a la salida
Reseña de la Ferrata de Obarra:
http://deandar.com/ferratas/via-ferrata-obarra-croqueta

Otro de nuestros recorridos por la Croqueta:
http://danielmurmarin.blogspot.com.es/2013/12/croqueta-de-obarra-via-ferrata.html

Más fotos:
Vía Ferrata la Croqueta en Obarra