viernes, 16 de enero de 2015

Gallinero 2728 m.

Viernes 26 de Diciembre:
Viaje a Campo, Benasque

  Este fin de semana lo organizamos para que Andrea efectúe su primera toma de contacto con el esquí de montaña. Se apunto también Marian (la guindilla), el año pasado ya hizo sus "pinitos" en una travesía primaveral a los picos Espelunciecha y Arroyeras, se ha comprado equipo y esta deseosa de comenzar la temporada.

Mal tiempo y poca nieve
  Por la tarde viajamos al Valle de Benasque Andrea, Rafa (el freerider) y yo, instalaremos el Campo Base en mi apartamento de Campo.

Sábado 27 de Diciembre:
Esquí de Travesía
Gallinero, foqueo por las pistas de Cerler

Oscar y Marian, pareja feliz
  Meteorológicamente hablando este fin de semana fue un "desastre" tal y como estaba previsto, en principio existía la posibilidad de un tiempo medianamente decente para la mañana del sábado en altura pero el domingo no se salvaba del temporal.
  Como no hay nieve por ningún lado y Andrea lleva la "L" programamos foquear por las pistas de Cerler y si el tiempo lo permite coronar el pico Gallinero.

Andrea progresa perfectamente vigilada muy de cerca
  Quedamos con Marian y Oscar en el restaurante Cotiella de Campo, vemos el cielo nublado desde allí y no nos metemos mucha prisa. Completamos viaje al aparcamiento del Ampriu en la estación de Cerler, desde el Molino es imposible ni siquiera subir, no hay rastro de nieve.
  Esta nublado, nieva ligeramente, la temperatura es soportable, nos preparamos para salir antes que empeore.

Marian esta contenta con sus flamantes esquís nuevos
  Marian aún se acuerda como se sube, a veces echa el peso delante y como la nieve esta muy dura se va para atrás. La cabeza es fundamental para que agarren los esquís, si tienes confianza y no te da miedo subes sin resbalar pero si por un momento te surge la más mínima duda o te entra algo de "cague" inmediatamente los esquís se escurren hacia abajo inexplicablemente.
  Realmente lo que ocurre es sencillo, en cuanto haces caso a tus instintos dejas de poner el peso del cuerpo donde debe de estar y te desequilibras en el acto.

Arriba hay más nieve y más dura
  Andrea es la "secretaria" más joven del equipo, no es esquiadora de montaña pero con pocas explicaciones se desenvuelve a la perfección al igual que en otras disciplinas deportivas, el que es bueno lo es para todo y los demás somos torpes costándonos grandes esfuerzos aprender.
  Progresamos tranquilos practicando giros en zonas empinadas y duras, viéndonos obligados a poner cuchillas.

Las laderas del Pasalovino están completamente peladas
  Poco a poco en cielo se encapota, la temperatura baja y la niebla nos absorbe, sin apenas visibilidad llegamos a la base superior del telesilla Gallinero. Descartamos subir a su cercana cumbre, resguardados por la caseta del pister quitamos focas preparando el descenso.
  No hacemos más que empezar y Andrea ya esta bajando haciendo el "molinillo" con un control total, sin embargo Marian nos da la sorpresa pero en sentido contrario.

Rafa controla a Marian en el ascenso
  Cuando Marian se asoma a la primera pala de la pista roja del Gallinero le entra un "ataque de pánico" sin saber porque, se bloquea y a partir de ese momento fue un suplicio.
  Todos pendientes de ella dándole explicaciones e intentando calmarla infructuosamente. Cuando casi se parte el coxis a base de culetazos y los demás estamos "jodidos" de frío le proponemos abiertamente que ponga los crampones y baje andando.

En la pista del Gallinero alcanzamos la niebla
  Nadie lo esperaba y menos los que estuvimos con ella en el Espelunciecha el año pasado, la explicación es simple. El estado de la nieve hoy es dura como el mármol, aquella vez había una fácil y manejable nieve primavera en la que caías sobre blando.
  En la pista azul Marian pide volver a intentarlo, pero el desgaste físico de levantarse del suelo veces y veces mezclado con ese miedo que todavía conserva no dio buen resultado.

Andrea va "sobrada"
  Al final batimos el record de permanencia en las faldas del Gallinero, costo mucho más subir que bajar. Cerraron la estación, entraron las maquinas pisanieves a trabajar y nosotros seguíamos por ahí, llegamos a los coches con el parking vacío y anocheciendo. A pesar de lo mal que lo pasó, no me explico como fue capaz de quedar al día siguiente son Sara (saracrof) para subir al Canal Roya desde el Portalet, otra cosa no será pero moral tiene más que el "Alcoyano".

Preparados para la esquiada
  Rafa, Andrea y yo nos despedimos de Marian y Oscar para regresar al Campo Base en Campo, nos espera una ducha con agua bien caliente para templarnos, cervezas y la estupenda cena que prepara el "Chez" Rafa.
  Para mañana desistimos de esquiar, entra temporal y no hay nieve así que nos retiraremos al sur en busca del sol y buen tiempo.

Las féminas de la expedición
Otra de nuestras foqueadas por Cerler:
http://danielmurmarin.blogspot.com.es/2011/12/gallinero-estacion-de-cerler.html

El Gallinero combinado con el pico Cerler:
http://danielmurmarin.blogspot.com.es/2010/05/pico-cerler-2407-m-y-gallinero-2728-m.html

Ascensión desde el Ampriu al cercano Pasalovino:
http://danielmurmarin.blogspot.com.es/2011/03/pasalovino-2774-m.html

Más fotos:
Pico Gallinero. Foqueo por Cerler.