martes, 10 de marzo de 2015

Foratula 2585 m.

Jueves 5 de Marzo:
Pico Foratula 2585 m.
Con esquís desde el Balneario de Panticosa

  "Cincomarzada", festividad local en la ciudad de Zaragoza, como siempre "pasamos" de acontecimientos populares lúdico festivos y a nuestro "rollo".
  Sin pasarnos madrugando salimos desde Zaragoza dirección al Balneario de Panticosa, Víctor (el melenas), Rafa (el freerider) y yo.

Subiendo por las escaleras de Casa Belio
  Hoy dan día despejado, frío y ventoso. Tras las pasadas lluvias en cotas altísimas, el agua ha corrido sobre la nieve creando infinitas acanaladuras que el frio se ha encargado de dejar duras como el mármol. Confiamos que las nevadas de esta noche hayan dejado una capa de "polvo" sobre base dura en la que poder disfrutar esquiando, pero "nuestro gozo en un pozo".

Por el bosque de Brazatos ligeramente resguardados
  La carretera esta bien hasta Panticosa, la subida al Balneario es de "suspense". El viento arrastra la nieve depositandola en algunos tramos, los torrentes laterales vuelan con el viento regando la calzada que el frío se encarga de convertir en pista de hielo.
  Víctor conduce con suavidad, ni se nos ocurre intentar llegar a la Casa de Piedra, aparcamos en la entrada y andando nos acercamos al Refugio a tomar café y saludar a los guardas.

Flanqueo horizontal de acceso al valle colgado
  Hace un viento que te "cagas", dan ganas de meterse al coche, almorzar en Panticosa y regresar a casa. Perdemos un buen rato de tertulia, no apetece salir al "ruedo", finalmente lo intentamos, al fin y al cabo al monte vamos a "sufrir".
  Nos preparamos en medio del vendaval, el cielo raso y nítido anima, seguimos adelante con el plan inicial de coronar el pico Foratula.

Entrada a las Neveras de los Foratulas
  Comenzamos subiendo las escaleras de Casa Belio cubiertas por una gruesa capa de nieve helada asemejándose a una rampa de lanzamiento. Pese a lo que podáis imaginar no estábamos solos, abundantes "frikis" del esquí nos juntamos en el bosque de Brazatos, los arboles nos resguardan ligeramente permitiendo subir sin penurias.

Nieve dura y acanalada por la lluvia
  Nuestros "temores" se confirman, el viento ha hecho desaparecer por los aires la nieve quedando una capa de hielo descarnado y bacheado. Remontamos el bosque con esquís y cuchillas haciendo "malabarismos", más de una vez me pregunto para mis interiores, ¿pero que hacemos aquí con los esquís puestos....?

Circo superior de las Neveras
  En cuanto atravesamos el barranco de Brazatos cruzamos la linea de nieve dura a hielo puro, pusimos crampones dejándonos de "tonterías", avance rápido y seguro.
  Poco a poco el viento racheado nos "azota", los esquís en la mochila contribuyen a aumentar el "zarandeo".

Travesía diagonal para ganar el cordal con los Foratulas atrás
  Franqueamos el hombro en travesía horizontal por una empinada pala entrando en el vallecito colgado de la Nevera de los Foratulas. Con el casco y toda la ropa puesta remontamos el cada vez más escarpado barranco con la cumbre principal de los Foratulas presidiendo en lo alto.
  Avanzamos a duras penas con viento pegando por los cuatro costados, surtidores de nieve vuelan desde la cima formando autenticas nubes.

En la divisoria con el Bacias a nuestra espalda
  Esta claro que cuando ganemos el cordal va a ser mucho peor y que las posibilidades de coronar disminuyen. Desde el pequeño circo superior en la cabecera de las Neveras trazamos una diagonal para subir a la divisoria donde tras contemplar el paisaje a ambas vertientes nos retiramos dejando la cúspide para otra ocasión.

Vista de los picos de Serrato y el valle de los ibones superiores de Brazato
  Menos de doscientos metros de desnivel nos separan del objetivo, los peores. Por subir, si nos empeñamos subimos, pero confieso que no apetece pasarlo mal. 
  Otro punto importante a considerar es que cualquier pequeña lesión que lleve a la inmovilización sería fatal. El rescate en helicóptero hoy es imposible, por tierra sería largo y complicado con un más que probable terrible desenlace.

Ordicuso, Fenias, Argualas, Garmonegro, Infiernos.
  Con crampones y esquís en la mochila desandamos el mismo itinerario, llegados al bosque no resistimos la tentación de calzar esquís. Esquiamos hasta el Balneario, más que esquiar yo diría que sobrevivimos, con las piernas cargadas de tanto meter canto y derrapar dando brincos por las irregularidades de la nieve helada.

El Foratulas ahí se queda
  La esquiada fue corta y se me hizo larguísima, estaba deseando llegar cuanto antes. El sol no logró transformar la nieve ni lo más mínimo, pensándolo bien aun estamos en invierno, todo llegará....
  Lo que nadie nos quita, ni con frío ni con viento es nuestro estupendo picnis "campestre" con sus correspondientes cervezas. Resguardados en un tejadillo junto a la puerta de personal del Gran Hotel "hidratamos" y comimos.
  El viaje de vuelta a Zaragoza sin novedad, con la carretera sin problemas desde arriba.

Autorretrato de "retirada"
Reseña de la ascensión:

Track para GPS y ver la ruta en Google Eart:

Ascensión al Foratula por otro itinerario:

Más fotos:
Pico Foratula 2585 m.