lunes, 21 de noviembre de 2016

Musales 2654 m.

Domingo 20 de Noviembre:
Pico de Los Musales 2654 m.
Desde el Embalse de la Sarra por el Ibonciecho y Collado de Musales, cara sur.

  Con Bea (secretaria), Itziar (la vasca) y Rafa (el freerider).

Chalet del Ingeniero y repetidor estático

  Partimos desde Zaragoza al punto de la mañana Bea y yo rumbo a Sabiñánigo donde quedamos con el resto de los expedicionarios, Itziar y Rafa.
  El plan previsto consiste en una ascensión circular al Pico Musales partiendo del Embalse de la Sarra.

Sendero al Barranco de Sanchacollons

  Ascenderemos por el Ibonciecho y su cara sur hasta el collado de Musales. Para bajar alargamos la ruta descendiendo del mismo collado por la vertiente norte al embalse de Respumoso, recorriendo el valle del río Aguas Limpias hasta el punto de inicio en la Sarra. 
  Sabemos que encontraremos nieve, sobre todo en la vertiente de Respumoso, vamos equipados con piolet y crampones.

Entramos en la niebla

  Conforme se acerca el día de la excursión la predicción meteorológica ha ido empeorando, confiaba en la típica "ventana" de "última hora" que muchas veces permite realizar la actividad con mínimas condiciones.
  Hoy no ha sido así, tal y como leí lo más posible es terminar en un bar tomando unos huevos "por su sitio" mientras vemos llover.

La humedad nos va calando

  Fieles a nuestros principios, subimos al Pirineo, "vamos al monte hasta cuando hace bueno". Con el cielo negro y chispeando alguna gota por el camino viajamos a Sabiñanigo, reunidos los cuatro tomamos café mientras revisamos planes "B", el "éxito de convivencia está garantizado".

Aparece la nieve

  Completamos viaje hasta la Sarra para decidir allí en "tiempo real". "Milagrosamente" no llueve, solo hay otro coche aparcado, como si tuviéramos miedo de que echara a diluviar antes de empezar ponemos botas rápidamente y comenzamos la ruta.
  No sopla viento, cinco grados de temperatura y una humedad que casi se puede cortar el ambiente, la visibilidad escasa.

La vegetación está recubierta de hielo

  En la presa del Embalse tomamos una pista que subiremos atajando por estéticos senderos a través del bosque. Pasamos por la casa del Ingeniero y un gran repetidor estático, enseguida vemos en el camino que se adentra en el barranco de Sanchacollons.
  Las nubes nos "engullen" sumiéndonos en un "aguachirri" que no es lluvia pero cala igual.

En los primeros neveros hacemos huella

  Al pasar por el Ibonciecho casi no lo vemos por la densa niebla, comenzamos a pisar manchas de nieve intermitente cada vez más dura. A cien metros bajo el collado penetramos en el infierno, se levanta viento, la temperatura baja y nieva horizontal clavándose en la cara.
  Las piedras están tapizadas por una capa de hielo, la nieve casi continua y muy dura, es el momento ideal para abandonar.

Pronto ponemos crampones

 Estar tan cerca de la cumbre no ayuda a retroceder, ni lo planteamos, ponemos crampones y con piolet en mano lanzamos el "ataque" final. En el collado de Musales en viento arrecia, aunque ya habíamos desechado la posibilidad de bajar por Respumoso nos asomamos al norte para ver el estado del primer destrepe.
  Hay un "ambientazo" de alta montaña descomunal, sino fuera por la cantidad de piedras que asoman, aquello parecería el Everest.

Cima Musales

  Es un mixto de nieve, roca y hielo muy vertical, en esas condiciones sería un "suicidio" intentar bajar. Enfilamos a la izquierda a por el cordal del Musales, entre el hielo y la nieve aflora abundante roca, continuamos con los crampones, agarran bien hasta en roca mojada.
  Enseguida hollamos la cúspide de nuestro objetivo al que "sorprendentemente" hemos conseguido llegar contra todo pronóstico.

Nieva horizontal con viento

  Permanecemos el tiempo justo para tomar cuatro fotos y salir escopeteados para abajo, la visibilidad es nula por completo, la niebla nos envuelve. Es una pena no tener un día despejado, las panorámicas desde aquí son mejores que las de muchos "tresmiles".
  Despacio y pensando bien cada paso retornamos al collado, conforme perdemos altura la temperatura sube recuperando la sensibilidad en las manos.

Caras de "circunstancias"

  Apuramos los crampones unos metros más abajo que a la ida, en la cota 2400 la nieve pasa a ser agua, lloviendo ligeramente finalizamos el descenso por el mismo camino.
  Acostumbrados a la intemperie de arriba nos encontramos hasta "a gusto", entre el sudor y el agua que no deja de caer vamos húmedos.

Bajando nos recuperamos

  En otoño es siempre la época del año que más frío recuerdo pasar, ni en pleno invierno sufrimos semejantes penurias. 
  Menos mal que he tenido la precaución de aparcar junto al merendero cubierto donde podemos ponernos ropa seca y abrigarnos al resguardo. 

Bea lleva el pelo helado

  Antes de marchar comemos los bocatas, en todo el día no hemos probado bocado. Tengo cervezas frescas pero lo que tuvo éxito fue el termo de caldo hirviendo que trajo Bea.
  De vuelta nos detenemos de nuevo en Sabiñánigo a templarnos con un café caliente antes de la despedida y viaje a Zaragoza más satisfechos de lo imaginado.

El Ibonciecho lo vemos mejor a la bajada

Reseña del itinerario realizado:
https://elpirineodejose.blogspot.com.es/2016/07/pico-musales-2654-m.html

Track para GPS y ver la ruta en Google Earth:
http://es.wikiloc.com/wikiloc/view.do?id=15577830

Bajando por el bosque

Ascensión con esquís al cercano Sanchacollons:
http://danielmurmarin.blogspot.com.es/2013/01/sanchacollons-2695-m.html

Reseña de la ascensión circular prevista:
http://pirineodeluis.blogspot.com.es/2016/10/pico-musales-2653-m-en-circular-desde.html

Fin del trayecto

Track de la ruta circular prevista inicialmente:
http://es.wikiloc.com/wikiloc/view.do?id=15055945

Ver todas las fotos:
https://goo.gl/photos/pMEwDax5aXrhmxuY7