viernes, 14 de octubre de 2011

Midi d´Ossau 2884 m.

Domingo 9:
Midi d´Ossau 2884 m.

  A las 6,30 de la mañana salimos de Zaragoza rumbo a la parte francesa del Portalet Bea (secretaria), Oscar (el destalentao) y yo. Paramos en Huesca donde se unen a la expedición Ana (la mochuela) y Sandra (la inefa). 
  Nuestro objetivo es conquistar la cumbre del Midi d`Ossau, una cumbre altiva y llamativa desde donde la veas, muy deseada por todos montañeros y especialmente por las "secretarias" que siempre la han tenido en su agenda.

Sandra trepando entre canales

  Hace buen día pero en la parte francesa el típico mar de nubes cubre todo, la cima del Midi surge entre ellas. Conforme avanzamos la niebla se va retirando, sigue haciendo viento y una temperatura muy baja.
  Sabíamos que había nevado el jueves pasado y llevábamos crampones y piolet, antes de salir valoramos la situación y decidimos que no iba a ser necesario portearlos pues la cara sur se veía completamente seca.
  Pronto llegamos al refugio de Pombie, al collado y la primera canal del Midi donde realmente comienza la ascensión en serio. Por el camino nos cruzamos con gente que se retiraba aduciendo que había mucho hielo y roca mojada, aunque otras personas estaban subiendo.

Bea despacio pero segura en la tercera canal

  En la base de la primera canal nos encontramos con Rafa (el freerider) y su grupo que emprendieron la ascensión por separado para no ser tantos, la casualidad nos junto.
  Comenzamos la primera trepada, la roca esta mojada y hay hielo en las repisas, Oscar que es un "destalentao" se encarga de subir el primero y de colocar una cuerda para que los demás trepemos asegurados. Yo tengo muy claro que si no hubiera estado él, habría tocado una retirada estratégica con un plan "B" menos expuesto.

Llegando a la cumbre

  Superada esta prueba continuamos por tramos secos alternados con otros de hielo según la orientación, asegurando cada paso progresamos lentamente.
  La segunda canal estaba aun peor, la roca recubierta por una fina capa de hielo cristalino, Oscar empezó a trepar tanteando el terreno y lo vio factible, llego a la reunión y monto la cuerda para asegurar. 

El equipo completo en la cima

  La ultima canal que es en teoría la fácil era un autentico infierno de hielo, orientada al norte no recibe el sol en todo el día. Oscar iba el primero seguido de Sandra y Ana que afianzaban sus pasos al máximo, un resbalón podria ser fatal. Yo iba detrás, mande parar a Bea y pase un tramo apurado, nos estábamos metiendo en más riesgo del que debíamos asumir, saque mi cuerda y asegure a Bea aunque los demás ya estaban llegando arriba.

Ana rapelando en la tercera canal, hielo, mar de nubes y la sombra del Midi

  Rafa y su grupo vieron la situación con tensión desde abajo y decidieron con buen criterio retirarse. Nosotros ya estábamos en la cruz sobre la ultima canal, allí pegaba el sol, aunque también había hielo no tenia nada que ver con los tramos que acabábamos de superar.
  Al final llegamos a la cima, las vistas eran especialmente chulas, el viento mantenía el cielo nítido, la niebla en el fondo del valle le daba un aspecto más vertiginoso y de alta montaña.

Espectacular imagen en el comienzo de la tercera canal

  El descenso fue muy bien, montamos rapeles por un "tubo", ademas de los "oficiales" instalamos algunos en rocas para evitar riesgos destrepando por el hielo. Como llevamos cuerdas de sobra encadenábamos dos rapeles para ganar tiempo, aun así las previsiones se nos fueron de las manos y llegamos al coche a oscuras.
  Al bajar la tercera canal y llegar al collado de Souzón nos consideramos "salvados". En el refugio la noche nos "atropelló", llevamos frontales pero no los utilizamos, una reluciente luna llena nos alumbro el recorrido hasta el coche.
  Sandra, Ana y Bea progresaron seguras y con habilidad, estaban super radiantes de alegría y felices, es de las veces que más les he visto disfrutar en la montaña a pesar de frío y las malas condiciones. 

Las ultimas luces del día sobre el mar de nubes

  En el coche nos tomamos unas latas y un merecido picnis, entregamos a Sandra y Ana las camisetas oficiales de "secretarias" del equipo "MUR RUTAS TEAM", para pasarlas putas.
  En resumen, el Midi con sus 1200 metros de desnivel es un pico menos difícil de lo que aparenta cuando se encuentra en buenas condiciones, lo normal es subirlo sin utilizar la cuerda para nada y bajar rapelando solo las dos canales inferiores. Con roca mojada, nieve o hielo su dificultad se multiplica exageradamente y puede ser una trampa para quien lo intente.
  Regreso a Zaragoza llegando a las tantas.........

Reseña de la ascensión:

Track para GPS y ver la ruta en Google Eart: