VERANO 2021

lunes, 23 de febrero de 2009

Intento pico Cotiella por la cara sur

    El viernes por la tarde me fui a Benasque con base en mi apartamento de Campo.

Sábado 21:   
Intento pico Cotiella por collado de Cullibert.

Vistas del valle de Viu desde el collado de Cullibert

   A las 8 de la mañana quede en Campo con Javi (secretario), Oscar Almau (el destalentao) y Diego (otro más destalentao aun). 
  Carretera hacia Benasque tomamos el desvío a Senz y Viu y desde allí una pista forestal de unos cuatro kilómetros y 400 metros de desnivel que termina en el Collado de Cullibert, punto de partida para esta ascensión.

Foqueando entre la frondosa vegetación

  Las ultimas nevadas habían dejado la pista impracticable para vehículos, con el Nissan y el Honda 4x4 de Oscar conseguimos recorrer casi la mitad de la pista terminado atascados.      Rescatados los vehículos y puestos en sentido de bajada nos preparamos para salir foqueando desde allí mismo siendo la nieve ya continua en toda la pista.

Vertiente sur y cima del Cotiella

  El fallo lo tuvimos en el collado, seguimos una huella que iba por un sendero de la orilla izquierda orográfica, deberíamos haber ido por otro que discurre por la orilla derecha y va a salir a las palas bajo de la cumbre siendo más directo y menos peligroso. 
  A pesar de conocer el camino del verano seguí por la otra orilla fiandome en la huella marcada y por ver la otra senda muy escasa de nieve para llevar los esquís puestos al estar muy soleada.

Peña Montañesa

  Resulto que nuestro camino se acabo, empezamos a tirar monte arriba por el bosque intentando llegar al fondo del barranco de las Neiss para cruzarlo. No fue posible, profundos afluentes del barranco principal nos iban alejando de nuestro objetivo, además nuestras palas estaban colgadas sobre paredes verticales, las canales que cruzábamos daban "mal rollo" con los pinos aplastados por antiguos aludes.

Pasos complicados y zona de aludes

 Al final la única manera era subir al lomo y rodear todo el circo pasando por la cima del Cotielleta y collado de Cotiella, no había horas de luz suficientes y además no sabíamos como íbamos a encontrar el lomo, decidimos volver esquiando por el mismo camino "bosque través" que aunque no era bueno, seguro que podíamos bajar.

Estamos colgados sobre el barranco sin poder bajar

   El descenso resulto divertido para todos menos para Diego que era el único "valiente con esquís largos, tenemos que felicitarle pues consiguió "sobrevivir", nosotros no lo hubiéramos logrado. El tramo de pista lo bajamos hasta el mismo coche esquiando, atajando por senderos.

Descendemos esquiando por el bosque

  Como consuelo en Campo nos metimos al "restaurante Cotiella" a tomar unos huevos fritos "por su sitio" y echar unas risas. Todos regresaron a Zaragoza y yo me quede en Campo.

Posición de Diego en descenso por el bosque

  Esta noche tenia mesa "reservada" en casa de mis amigos y vecinos José Luis Ferrer, Yolanda y la pequeña Violeta (estaba cansada de esquiar en Cerler y se porto de maravilla). 

  Me dieron un esplendido servicio y una buena cena acostándome tarde. 


Croquis de la vertiente sur del Cotiella

  Al día siguiente me levante a una "hora católica", cuando Dios mande, y me fui de compras a Benasque y a dar una vuelta por el valle de "relax".

   Por la tarde regrese a Zaragoza sin incidentes.

Vista satelite del recorrido realizado

  Os adjunto dos fotos de mapas satélite del recorrido seguido y del que deberíamos haber seguido, también otra foto con un esquema de la cara sur del Cotiella y sus cumbres.

Vista satelite del mejor recorrido

      
  Vídeo esquiando los últimos tramos del sendero en el barranco de las Neiss:


  No adjunto ningún vinculo porque no he encontrado ninguna reseña en Internet.


miércoles, 18 de febrero de 2009

Mallo de Acherito

Domingo 15:
MALLO DE ACHERITO 2362 m.
   


Por la plana de Diego con el Acherito al fondo

  A las 8,30 h. quede en el camping de Zuriza con Javi Perez, también vino Chacho con dos amigos suyos, Luis y Daniel. 
  Fuimos hasta el refugio de Linza por su estrecha carretera con hielo por un "tubo" y cercada por dos paredones de nieve que impedían por completo cruzarse con otro vehículo o dar la vuelta, menos mal que a estas horas todos íbamos. 
Bajo los paredones del Chinebral de Gamueta
Llegando al collado del Huerto
   Nos dirigimos foqueando hacia la brecha del paso de Caballo para comunicar con el itinerario de la Fuente de los Clérigos. Seguimos por la loma del Chinebral de Gamueta que estaba venteada y helada hasta la cota 1950 aproximadamente donde nos desviamos hacia la plana de Diego haciendo una media ladera poco expuesta.
Inmensa y empinada pala final
  Íbamos los cinco solos, nadie había subido al Acherito este fin de semana estábamos algo "acojonados" por el riesgo de aludes que realmente no era tan alto en este sector. 
Vista de la plana de Diego y el barranco del Petrechema
  Cuando llegamos al collado del Huerto en la base de la empinada pala final hubo un pequeño debate sobre como subir, con equis, con crampones, al final Daniel subió con esquís y los demás con crampones, yo me lleve los esquís a la espalda y tras comprobar que la cosa no era tan peligrosa como parecía baje esquiando.
Collado del Huerto
 El descenso desde el collado del Huerto lo hicimos por las Foyas del Ingeniero y el barranco del Petrechema con una nieve polvo dura muy buena para esquiar, una pequeña remada por las pistas de fondo nos llevo al punto de partida en el refugio de Linza.
Peligrosas cornisas de nieve creadas por el viento

 Muy contentos con la travesía que resulto mejor de lo esperado nos metimos al refugio a celebrarlo con unas jarras de cerveza que dicen que va muy bien después de grandes esfuerzos.

  Largo y pesado viaje de regreso a Zaragoza por Santa Barbara para evitar atascos pero sin incidentes.
Detalles para la ascensión al Mallo de Acherito:

Track para Gps y visualizar ruta en Google Earth:



Vinculo para instalar Google Earth:


 El parking estaba lleno, conseguimos aparcar subiendo el coche en la nieve. Otro día soleado aunque frío pero ideal para el esquí.

Peña Ezkaurre 2407 m.

Sábado 14: 
Peña Ezcaurre 2047 m.

  Fin de semana "completo" por el valle de Ansó.


Eduardo subiendo por el bosque

  El sábado por la mañana quede con Eduardo Abadía en Sabiñanigo, (antiguo secretario) que estuvo en Tebarray de "jovenzano" y después de década y media en dique seco tuvo un "ramalazo" de Monte.
  Nuestro destino era unirnos en Puente La Reina con Jorge, Alex. Elena, Ángel, Hector y Chacho, para subir a Peña Ezcaurre con esquís por una ruta "inedita".


Llegando a uno de los collados de paso 

  Desde Puente La Reina partimos todos hacia Isaba (Navarra) pues queríamos subir por el valle de Belabarce, un recorrido que Jorge "ideo" sobre el mapa. 
  A la hora de la verdad su comienzo resulto ser un "penoso berenjenal" de casi trescientos metros de desnivel en plan "Tarzan" por la espesa vegetación, fuerte pendiente, con nieve costra dura para los esquís pero muy blanda para ir andando pues rompíamos la costra y quedábamos atrapados.

Por aquí bajamos esquiando 

  A duras penas y a menos de 100 metros de desnivel superado a la hora conseguimos "sobrevivir" y salir del bosque a los valles superiores.
  Probablemente si hubiéramos hecho esta ascensión en verano conoceríamos la manera de superar este tramo con menos dificultad, pero con nieve no se podía imaginar ningún vestigio de camino, sendero ni nada parecido.


Bonitas acumulaciones de nieve por el viento 

  Eduardo no dejo de sorprendernos a todos, no ha esquiado nunca en el monte, solo en pista y subió por este terreno super desfavorable tan bien o mejor que los demás, asimilando rápidamente todas las explicaciones que le dábamos.
  La segunda sorpresa nos la dio al poco rato de salir del bosque, su cuerpo estaba físicamente falto de forma y su mente no estaba preparada para soportar grandes sacrificios así que de repente "peto" y allí de dejamos tirado, a la espera de nuestra bajada.


Impresionantes simas cubiertas por la nieve 

  El resto del recorrido fue largo y bonito, por palas no muy empinadas, con nieve dura y zonas con grandes acumulaciones, muchos vallecitos internos y abundantes simas tapadas por la nieve hasta la cumbre del Ezcaurre.
  En la cima hacia frío pero aprovechamos el sol para fotografiar los impresionantes alrededores nevados y disfrutar de una cumbre "rara" para hacerla con esquís y habitualmente escasa de nieve.


Acumulaciones de nieve polvo 

  El descenso fue rápido y sin problemas, recogimos a Eduardo que resulto ser un excelente esquiador por nieve virgen. En el bosque comenzó el "espectáculo" aunque resulto menos "lamentable" de lo que nos esperamos a pesar de la gran cantidad de "trampas" que nos guardaba.
  Llegamos al coche contentos como siempre. Si repito este recorrido con esquís sera tras una ascensión de "inspección" veraniega.
  En resumen, que como somos "muy buenos" conseguimos subir y además bajar a la vuelta sin quitarnos los esquís, más que esquiando, descolgándonos por los arboles.

Os adjunto la versión textual de Jorge:

Menuda embarcada de bosque señores. Impenetrable…

Pero oye, que los maños somos muy tercos y, al final, lo penetramos. Unos con esquís, otos a pie hundiéndose hasta la rodilla. Dándonos con las ramas en la cara, cruzando esquís, caídas, suspiros mirando cómo entraba sol más arriba y deseando salir por fin del dichoso bosquecito… Cuándo llegará el final? Eeeyyy, Aaaaleeexx!! Se abre por ahí arribaaaa??

Y oye, que no se quejó nadie (y sólo yo era el responsable de meterles en esa encerrona). Bueno, Daniel, que siempre es igual de expresivo y sincero, no se cortaba: "Jorge, me has vuelto a engañaaar y he picadooo! Siempre consigues engañarme!".

Tras 1 hora y 40 minutos para salvar sólo 250 m… por fin salíamos al sol y a un precioso paisaje blanco.

Jorge esquiando por el barranco 

No he subido el track de GPS a Internet porque me daba vergüenza, os adjunto una foto de satélite con la ruta marcada.

Vista satélite del recorrido que realizamos 

Volvimos a Sabiñanigo a recoger el coche de Eduardo pues el "pobre" no hubiera sobrevivido a un segundo día de esquí. Me ha prometido que cuando se ponga en forma volverá ...........

Vídeo filmado y editado por Hector de nuestra ascensión al Ezcaurre: 


Detalles para la ascensión a Peña Ezcaurre:

lunes, 9 de febrero de 2009

Punta Güé y Pelopín

  Fin de semana con pronósticos meteorológicos "horrorosos" pero hemos logrado hacer dos picos con huecos de sol y poco viento, ademas de "sobrevivir", que no ha sido poco.

Sabado 7:

  El sábado a las 7 de la mañana salíamos para Biescas José Lacarta, Oscar Almau (el destalentao), Javi (secretario) y yo.
  Llegando a Biescas ya empezaba a nevar con bastante viento, paramos en el apartamento en Biescas a dejar cosas y continuamos nuestra particular "ronda de reconocimiento" para "ver nevar" hacia la frontera del Portalet.
  En Formigal la carretera estaba bastante "emocionante" (coches cruzados poniendo cadenas, ventisca y el suelo blanco), decidimos llegar al Portalet pero aquello fue "misión imposible". A partir del aparcamiento de Anayet la carretera estaba sin limpiar y no había ni "Dios", pero como nos va el "barro" (en este caso la nieve) seguimos adelante sin apenas visibilidad cortando algún ventisquero más alto que el coche.
  En la glorieta de Espeluciencha dimos la vuelta ante el peligro de "morir" congelados, el "espectáculo comenzó cuando nos topamos con otro todo terreno atascado en medio la ventisca y vino la quitanieves por detrás.
  El caso fue que terminamos nosotros también atrapados y tuvimos que organizar una "brigada" de rescate con todo el personal para sacar los coches y hacerle hueco a la quitanieves que finalizo con éxito y nosotros medio congelados. Para celebrarlo nos metimos en el restaurante de la gasolinera de Formigal y nos tomamos unos huevos fritos "por su sitio".


PUNTA GÜÉ 1579 m.

 Para bajar los "huevos" (fritos) y terminar de entretener el día bajamos hasta Senegüé donde el temporal amainaba y con el cielo negro y nevisqueando empezamos a subir andando a punta Güé. Al poco de empezar ya nos hundíamos en la nieve hasta las rodillas, cerca de la cumbre se despejo el cielo y salio el sol permitiéndonos observar las espectaculares vistas nevadas de este mini pico que no desmerece nada ser subido de propio.
Bosque impenetrable por la nieve

Bajamos haciendo fotos sin parar de la vegetación tapada por la nieve y los pinos recubiertos de blanco en un paisaje que recordaba más los Alpes Suizos que un "picacho" desconocido en el prepirineo.
  Muy contentos con la sensación de haber subido a una cumbre importante regresamos a Biescas donde Oscar nos cocino un menú desgustación que nos chupamos los dedos.

Desde la cima grandes contrastes con el fondo del valle

Detalles para la ascensión a Punta Güé:
http://www.pirineos3000.com/servlet/DescripcionAscension/IDASCENSION--12195--VOLVER--B--ORDERBY--order%20by%20v_descmountain%20asc--ITERACION--1--PESTANA--1--V_NOMBRE--null--ALTURA--null--zon--null--prov--null--IDIDIOMA_ASC--null--TIPO_ASC--null--V_IDDIFICULTAD--null--METEO--null--IDMOUNTAIN--2047--ORDEN_ANTERIOR--v_descmountain--BUSUARIO--null--PESTA--tasc--OTRO_USUARIO--null.html

Track para Gps y visualizar ruta en Google Earth:

http://es.wikiloc.com/wikiloc/view.do?id=292016 


Vídeo en la cumbre de Punta Gúé para comprender porque Oscar es un destalentao: 



Domingo 8:

PICO PELOPÍN 2007 m.

  A las 8,30 quedamos en Escarrilla con Nacho (el Patillas) y Angel (el cuñao), tambien con Jorge (el de la meteo), acompañado de Alex, Ángel, Blanca y Chema.
  Como el riesgo de aludes era alto y la meteorología peor decidimos cambiar los planes iniciales e ir a un pico con poco desnivel, corto, en la parte baja del valle y que no fuera posible esquiarlo en otras fechas por la falta de nieve.
  Terminamos en la salida de la boca del túnel de Cotefablo para subir al pico Pelopín, que con sus "escasos" poco más de 2000 metros nos pudo ocasionar problemas importantes.
  No hacia viento, nos daba el sol y por supuesto no había huella, pero Nacho que esta "que se sale" tomo la iniciativa y en plan locomotora fue "zurciendo" el monte entre los pinos con una profunda huella que los demás solo tuvimos que repasar. Llegados a la base de Peña Ronata hubo varias opiniones, unos prefirieron subirla y progresar por el lomo para evitar la media ladera y nosotros decidimos seguir la traza normal del camino de verano atravesando a media ladera las faldas hacia el collado del Pelopín sin imaginarnos que estaba tan cargada de nieve como para producirse un alud a nuestro paso a pesar de la escasa pendiente, eso fue lo que paso.

Lomo superado el bosque hacia el Pelopín

  Justo debajo de la cima al atravesar una barranquera cortamos la placa que no aguanto su propio peso desquebrajándose desde lo más alto y deslizando ladera abajo cada vez a más velocidad. Cuando vimos lo que se nos venia encima empezamos a retroceder rápidamente pero nos alcanzo el alud, Nacho que iba el primero fue arrastrado pero consiguió pararse en uno de los laterales casi enterrado en la nieve, los demás conseguimos salir del centro sin ser arrastrados, la nieve se despeño por la barranquera provocando una nube de polvo hasta abajo del todo.
  No nos paso nada aparte del susto. Muchas veces salimos al monte y no sabemos el peligro que corremos, imaginamos que no hay peligro exagerado y lo asumimos, aunque realmente nunca podremos asegurar, a pesar de nuestros conocimientos y experiencia, si teníamos razón.
  Para el descenso cambiamos todos los planes sobre el itinerario de bajada optando por las zonas que "creímos" menos expuestas. Atravesamos el frondoso bosque esquiando por nieve muy profunda que hizo las delicias de todos a pesar de las abundantes caídas. Llegamos al coche con una sonrisa de oreja a oreja, felicitándonos y dándonos la mano mutuamente con la sensación de haber bajado un ochomil.
  Regresamos a Biescas, nos duchamos, comimos y vuelta a Zaragoza sin más cosas que contar.

Paisaje navideño de postal

Os adjunto una carta de como lo vivió Blanca, la única chica de la "expedición" al Pelopín:


BLANCA VIZCAÍNO BRICIO

  Se sale al monte sí o sí, sabiendo que va a hacer mal tiempo, arriesgándote a no hacer nada ese día, y en cuanto te confías, y das algo por hecho, una caricia de las circunstancias, de repente te dice que no hay nada predecible, que no somos dueños de nada, ni por supuesto de nadie, ni de nosotros mismos. Esta salida ha tenido mucho de eso.

Todavía tengo las emociones muy a flor de piel, todavía no he asumido que todo esto es verdad y no me acabo de levantar. Hoy nos hemos decidido por el Pelopín, que tenía encima una ventanita de buen tiempo, y parecía que nos cantaban las sirenas desde el bosque...Mañana fría pero no tan gris como pensábamos todos (primer aviso: *no se puede dar nada por hecho), nos preparamos, miramos un poco por dónde subir, y Nacho, que hoy ha decidido ser el protagonista de todo, se pone a abrir una huella valiosa para los diez que le seguíamos. Mucha nieve, mucha pendiente, mucha vegetación (nada menos que pinos, boj y rosales...nada de pequeños enebros-bueno, alguno había, pero los menos...) y un camino incierto...qué tentación para un explorador, qué mérito abrir huella...

Ángel ya se queda sin las maravillosas (y útiles) rosetas de sus bastones a la primera vuelta maría y da por hecho que que no conseguirá subir sin bastones (segundo aviso: *), que conseguirá salir del bosque...alguna reparación, vueltas laboriosas, que requerían concentración y equilibrio, almenos a mi, inexperta e insegura todavía...

Salimos del bosque sin esfuerzo (los de atrás, obviamente) y estábamos en un cuento: el viento provocaba el efecto de nevada lateral, a los árboles les colgaba el hielo, que no quiso separarse de la nieve, y se quedó allí suspendido, adronando un decorado donde la protagonista es el agua, en todos sus estados, y en todas partes.

Superado el collado unos deciden flanquear y otros subimos por la loma, más pelada pero más segura. “Por arriba no hay nieve, por quí abajo está bien” (tercer aviso: *). Sin más hacemos cima, muy tranquilos y algo extrañados por la tardanza de nuestros compañeros. Alguno se dio tanta prisa en llegar que para cuando aparecimos el resto, ya estaba tieso (pobre Álex). Y es que el viento soplaba fuerte. Llegó la otra parte del grupo y lo entendimos todo: ha habido una alud y le ha pillado a Nacho . QUÉ???? Pero, está bien? No pasó nada de nada, pero Nacho estuvo muy cerca de ser arrastrado por la nieve, muy cerca de necesitar un ARVA que nadie queremos usar, muy cerca de desaparecer bajo el peso plomizo de la nieve. Se veía el corte, perfecto y toda la nieve amontonada debajo. Nacho tiene cara de no creérselo tadavía, cara de sentir que alguien le ha regalado quedarse de cintura para arriba fuera de la nieve. Último aviso, y por fin lo hemos entendido. Como premio, un primer tramo de bajada de mucha nieve, que para las que no somos expertos esquiadores es supervivencia pura, y para los que saben, una gozada. El bosque nos deja a todos en el mismo lugar, en el de los niños que corren, que disfrutan, que se ríen a carcajadas, que están tan ocupados de ser felices que se olvidan de todo lo demás. No dejemos la felicidad en el bosque, y si la dejamos, pues nos llevamos el bosque puesto!

Para ti, Nacho.

Ángel superando los tramos de bosque

Detalles para la ascensión al Pelopín:
http://www.esquidetravesia.net/rutas/pirineos/portalet-valle-de-tena-cotefablo/pelopin-desde-el-puerto-de-cotefablo/5-29-72/

Track para Gps y visualizar ruta en Google Earth:

http://es.wikiloc.com/wikiloc/view.do?id=292026

Vinculo para instalar Google Earth:
http://www.google.com/intl/es/earth/index.html