VERANO 2021

martes, 31 de enero de 2012

Montañes y Cabras en BTT

Jueves 26:
Bicicleta de Montaña
Santa Fe - Pista del Cabras - Armijo - Mirador de la Plana 
- Barranco Montañes - Barranco Cabras - Santa Fe

  Hoy por la tarde salgo en bici por segunda vez esta semana, nos hemos quedado solos mi sobrino Fran (el ideal) y yo. Le recojo en su casa nada más comer y vamos con las bicis en coche hasta Santa Fe, lugar habitual para comenzar nuestras excursiones por la Plana.
  He pensado realizar un recorrido no demasiado exigente, combinando dos mitades de otras salidas. Subiremos por la pista del barranco de las Cabras, enlazaremos con el Montañes hasta desviarnos a la izquierda cruzando el barranco, por una pista regular enlazaremos con otra de buen firme, apareciendo en la Plana por campo de Armijo. 
    Bajaremos, íntegramente vía barranco del Montañes enlazando con las Cabras, cerrando así el circulo.

Fran con cara de "pocos amigos" y el costado manchado al poco de caerse

  Todo iba bien hasta que nos desviamos del Montañes en ascenso, dos personas que estaban allí nos dieron el alto. 
   Resulto ser el dueño del terreno que atravesábamos con aires de visible "cabreo".  Estuvimos 45 minutos hablando con el hombre, en resumen, la mayoría de los terrenos por los que pasamos con las bicis son propiedad privada y no quieren ni vernos.  Concretamente en esta travesía, desde que nos desviamos en el Montañes hasta pasado campo Armijo donde hay una barrera y carteles de prohibido el paso, es terreno privado, con la ley en la mano vetado para nosotros, ellos pagan nosotros no, nos guste o no.

Típica vista de la Plana sembrada de molinos

  La semana pasada recibí un correo electrónico de otro propietario de terrenos por los que solemos pedalear, me informaba que la zona de los barrancos Nisupu, la Balsa, arista Sillón, delimitada por la pista de Cadrete, la parte superior de las Planas y el camino de Vallobera son de su propiedad, coto de caza y prohibía el paso por su finca. 
  Como consuelo me queda pensar que esta persona es seguidora de mi blog.........
  Volviendo a mi conversación con el señor, correcto en todo momento, me pongo en su lugar y le comprendo pero desde el mio es más complicado........... 
  Vamos en bicicleta y quiero pensar que no causo ningún mal a nadie, no soy ecologista pero me gusta ir al monte y por consiguiente cuidarlo. También respeto la propiedad privada pero no se como me puedo informar para hacer un recorrido legal, los dueños no tienen obligación de señalizar ni vallar, es más, para hacerlo deben de pedir permiso. 

Desde el mirador de la Plana, paisaje desértico

  Una cosa tengo clara, por donde me han prohibido pasar no iré más, aconsejo evitar el enfrentamiento con los propietarios, la ley les ampara, lo único que conseguiríamos es agravar la situación. 
  Yo creo que el problema viene porque todo son cotos de caza, antes pasaban cuatro ciclistas, ahora somos muchooooooossss los que pedaleamos por la zona.
  Imaginaros la situación, el domingo un cazador con su escopeta esperando que aparezca un jabalí para pegarle un tiro, no ve ni uno ni medio, pero se le cruzan por delante cincuenta ciclistas en poco rato, lo normal es que se cabree, ¿no...?
  Como esto siga así, terminaremos por el carril bici de la Gran Vía haciéndole carreras al tranvía.
  Los caminos por los que si podemos circular, son servidumbres de paso que atraviesan las fincas privadas, aunque también conozco un caso por la zona de la Sierra de Algairen de un propietario con un camino servidumbre de paso, no lo respetaba. Ponía carteles de prohibición, barreras e incluso lo vallaba ilegalmente, no todos tienen razón, pero nosotros poco podemos hacer.

Un repecho en el barranco de las Cabras casi a oscuras

  Terminada la conversación nos dimos la vuelta sobre nuestros pasos, pero el hombre nos permitió pasar por esta vez para que comprobáramos que realmente había carteles y cadenas que indicaban la propiedad. Seguimos la ruta programada, por ultima vez. 
  Al poco de empezar a pedalear me vuelvo y Fran a desaparecido, regreso a buscarlo y me lo encuentro en el suelo. En el sitio más sencillo ha pillado arena removida y seguidamente aterrizaje forzoso, poniéndose perdido de tierra, creo que le dolió más el "orgullo" que la "hostia" en si.
  El resto del camino sin incidentes, que ya vale, "tentempié" en el mirador de la Plana, buen y entretenido descenso, tanto tiempo perdido que casi anochece. En resumen 33 kilómetros y 450 metros de desnivel muy llevaderos.
  
Track para GPS y ver la ruta en Google Eart:

 

viernes, 27 de enero de 2012

San Caprasio 834 m. en BTT

Martes 24:
Bicicleta de Montaña
Farlete - Ermita de San Caprasio - Barranco del Gradillo 
  
  Repetimos salida a San Caprasio en sesión de "tarde" para terminar lo que dejamos "pendiente" en la ultima, el descenso del cordal del Gradillo, que al final fue mucho menos de lo que esperábamos.
  Nada más terminar de comer nos vamos con la "furgopatillera" y las bicis dentro, a Farlete desde donde comenzaremos la ruta.

Ultima rampa para llegar a la ermita de San Caprasio

  Subimos a la ermita de San Caprasio por el camino de Lanaja pasando junto al Torreón de la Torraza. Empiezo como siempre, desmotivado, hasta que no caliento no me entusiasmo, pero hoy con menos ganas de lo habitual. La semana pasada arreglando el pinchazo de Nacho me destemple y he pillado un catarrazo "elegante", supongo que sera eso.

Desde el alto de San Caprasio vemos el Pirineo "nevado"

  Subimos lentos, aun así sudo como un "bellaco", de repente me dan ligeros mareos y me entra un "ataque" de hambre salvaje, no puedo aguantar y paramos. Me como todos lo chocolates y frutos secos que llevo encima, Nacho no tiene hambre pero es muy "solidario" y come también, tal y como engullo me voy notando más animado y mejor.
  El caso es que me debió dar una "pájara" de "caballo" con bajada de azúcar incluida, si no llego a llevar comida me muero.
  Continuamos el ascenso a mejor ritmo hasta llegar a el alto de la Ermita de San Caprasio. 

Paisaje de los Monegros

  Para asegurar el descenso con luz bajamos directamente por el camino De Cinacorva desviándonos por el cordal del Gradillo entre los barrancos del Gradillo y el del Herrero, enlazamos con el camino del Gradillo hasta cerrar circulo en Farlete.
  Resulto que la "difícil y peligrosa" cresta no era ni lo uno ni lo otro, simplemente un pequeño tramo de sendero que hay que hacer desmontado y luego aparece un inmenso cortafuegos por el que se puede subir en coche.

Descendiendo el pequeño y único tramo trialero que hay

  El cortafuegos tiene pintas de ser reciente, le han pegado un tajo al cordal achatándolo lo suficiente para darle anchura, destrozando por completo el sendero y quitándole la mayor parte del interés al recorrido. Un poco decepcionados bajamos hasta enlazar con la pista normal, llegamos a Farlete antes de lo previsto.

Iglesia parroquial de San Juan Bautista en Farlete

  Este recorrido no es malo, simplemente hay opciones mejores, también merece la pena. Resumiendo, recorrido corto de 18 kilómetros y 450 metros de desnivel acumulado, apto para la mayoría de los ciclistas de montaña.

Nuestra ultima ruta a San Caprasio:

Track para GPS y ver la ruta en Google Eart:

 

miércoles, 25 de enero de 2012

Pico Astún 2283 m. y Pico Astú 2277 m.

Domingo 22:
Pico Astún 2283 m. y Pico Astú 2277 m.
Circular desde Astún

  A las 9 de la mañana Sandra (la inefa), Bea (secretaria), Rafa (el freerider) y yo quedamos en Jaca con Antonio (el sobrao), en su flamante Trafic nueva iremos a la estación de esquí de Astún donde empezaremos nuestro recorrido hoy.

El la base superior de Truchas, con el Aspe, Llena del Bozo, Llena de la Garganta....

  Queremos hacer una ruta circular, salimos del aparcamiento foqueando por detrás de la enfermería siguiendo la pista azul que sube a Truchas. Hay mucha más gente de lo que es habitual últimamente, vamos pegados al costado de la pista y "acojonaos". Los esquiadores bajan a velocidades de vértigo y en masa, pasan rozándonos como si fuéramos pivotes para un slalom, incluso se insultan y amenazan entre ellos cuando se hacen pasadas rasantes, parece que controlan pero cuando tienen que frenar inesperadamente o hacer una maniobra brusca terminan en el suelo, un espectáculo peligroso y si se puede calificar como deporte no cabe duda que es de "riesgo".

Collado de los Monjes, aparece el espectacular Midi Ossau

  En cuanto podemos atajamos por fuera pistas a través de rampas soleadas con nieve transformada, los esquís agarran bien. En Astún el tiempo es ideal para foquear, sol, sin vientos, ni una sola nube.....
  Llegamos a la parte superior del telesilla Truchas y realizamos un largo flanqueo al ibón Escalar por el trazado de una pista forestal, tal y como avanzamos cambiamos la orientación y la nieve se endurece rápidamente.

La cresta no es difícil pero se complico mucho por el hielo

  La cubeta del ibón esta muy venteada, escasea la nieve, el ibón helado, las cuchillas apenas clavan en la nieve y los esquís se quedan en el aire. Continuamos foqueando hasta el collado de los Monjes, frontera francesa, aparece la inconfundible silueta del Midi Ossau, el paisaje se torna a espectacular.
  Nos ponemos los crampones para afrontar la dura y empinada pala norte que nos conduce a la cresta.

En la cumbre del pico Astún

  La nieve esta tan dura que los pinchos apenas clavan, subimos con cuidado, cualquier tropezón seria fatal. Por fin llegamos al cordal, se va estrechando hasta llegar a un punto en que con el hielo no se ve nada claro. Decidimos continuar y si lo vemos "chungo" retroceder, más o menos avanzamos bien, impresionantes cornisas cuelgan en la vertiente sur, llegamos a un paso expuesto, un destrepe de un par de metros con hielo y nieve suelta.
  Mientras Antonio busca un paso alternativo bajando por el norte yo intento destrepar, al final lo hacemos todos, Bea y Sandra tienen las piernas más cortas resultandoles más complicado.

Grandes cornisas en la cresta pasando al pico Astú

  Seguimos avanzando sin acercarnos mucho a las cornisas que son más grandes de lo que nos imaginamos, después de pasar nos hemos dado cuenta que hemos llegado a andar sobre el vacío. Por fin coronamos la amplia cima del pico Astún, con mucha nieve hubiera resultado mucho más sencillo y menos "emocionante".
  Aun nos quedaba bajar y volver a subir al pico Astú desde donde pensamos "tirarnos" esquiando por su cara sur a la estación. las cornisas nos obligan a seguir bajando hasta el collado de Astún, allí nos calzamos los esquís y empezamos la esquiada

Bajando al collado de Astún junto al cercano Malacara

  Apoteosico descenso directo a la estación por nieve transformada buenísima para esquiar. Rápidamente llegamos a pistas que nos sorprenden por la cantidad de placas de hielo que se han formado tras el paso durante todo el día de esquiadores derrapando. Es más difícil y peligroso esquiar por pistas que en el monte.

En el collado de Astún nos despedimos del Midi y comenzamos la esquiada

  Nos quitamos los esquís junto al coche, es una vuelta estupenda, a pesar de estar cerca de la estación muy "alpina", bonita y "emocionante", tan buena como si hubiéramos coronado un tresmil.
  Regresamos a Jaca para comer, recoger el apartamento y vuelta a Zaragoza con otro fin de semana bien aprovechado.
  
Reseña del itinerario:

Track para GPS y ver la ruta en Google Eart:

martes, 24 de enero de 2012

Punta de la Garganta 2145 m. y Espelunciecha Oriental 2247 m.

  El viernes por la tarde partimos para Huesca Rafa (el freerider) y yo, allí se unen a la "expedición" Bea (secretaria) y Sandra (la inefa). En el apartamento que Rafa tiene en Jaca, montaremos nuestro "Base Camp". 
   Queremos esquiar pero tenemos varios condicionantes, el monte sigue duro y peligroso, Sandra y Bea esquían por primera vez en esta temporada, aun tienen que tomar mucho "colacao" para controlar con seguridad en nieves duras, por si fuera poco estrenan botas nuevas las dos.
  Por la noche "cavilamos" delante de los mapas y llegamos a la conclusión que para conseguir acabar el finde "ilesos" tendremos que organizar una ruta por el entorno de la estación de esquí.

Sábado 21: 
Punta de la Garganta 2145 m. 
y Espelunciecha Oriental 2247 m.

   Vamos a Formigal, la niebla queda retenida por las cumbres fronterizas, hay sol pero el viento "arrea" fuerte. Quedamos en la cafetería de la estación con los ya "habituales" David y Carlos del blog  Rutas por el Pirineoallí pensamos las opciones para realizar un recorrido circular con un descenso mayoritariamente por pistas.

Cabaña de la Glera de Anayet

  Salimos del parking de Anayet con primer objetivo el altivo pico Punta de la Garganta, se muestra imponente desde las pistas. Descartamos la posibilidad del subir por el congelado barranco de Culibillas, lo hacemos por la pista de la Glera hasta la cabaña de la Glera de Anayet, aunque no esta abierta la pista sube la ratrac de pasajeros que lleva gente al restaurante de la cabaña, la nieve esta pisada hasta allí.

En el collado poniendo crampones para subir a la Punta de la Garganta

  Salimos de la huella dirección al amplio collado entre nuestra cumbre y el Espelunciecha, la "nevadilla" del viernes dejo una fina capa de nieve prensada que cubre toda la superficie helada mejorando infinitamente la progresión y el esquí. 
  En el collado dejamos los esquís y ponemos crampones antes de atacar los últimos metros a la cumbre. La parte final esta pelada y es una trepada con roca, hierba y hielo, a Bea se le parte uno de los crampones.

Últimos metros para coronar la Punta de la Garganta

  En la cima es "escasa", cabemos los seis abrazados y nos damos la "vez" para movernos, hasta "pasamos" de saltar esta vez. Aunque se llega fácil, un "precipocio" por cada costado la delimita, bajamos al collado custodiando a Bea con su crampon roto, asegura todos sus pasos para no salir volando.
  Como nos ha sabido a poco y el día invita a más seguimos foqueando hasta el cercano Espelunciecha Oriental. Subimos por la empinada pala sur, la nieve transformada al sol esta ideal, con los esquís puestos coronamos la segunda cumbre del día.

Cima Punta de la Garganta, tenemos el sitio justo para todos

  Aquí si que saltamos como mandan los "cánones", nos encontramos a los colegas del blog "Corre y Disfruta" haciendo igualmente un recorrido con esquís por la estación. Comimos un poco, fotos y .... ¿por donde bajamos?, para alargar pensamos bajar por la zona del Portalet y regresar a Anayet foqueando la pista de Batallero. 
  Las nubes rebasaron la frontera cubriendo la parte norte de Formigal, un par de repechos obligados de subir, nos hicieron recapacitar y elegir la mejor esquiada regresando por el mismo camino.

Foqueando al Espelunciecha con el barranco de Culibillas abajo

  David y Carlos bajaron los primeros, Sandra se "emociona" y se "tira" detrás, Bea se "atraganta" en los cuatro primeros giros pero de repente le arranca el "chip" y pasa al esquí - control. Rafa estrena esquís cortos, con los largos siempre ha sido el mejor pero se le metió en la cabeza y los compro, estan mal ajustados soltándose tres veces con los correspondientes "cachiporrazos", se queja de la espalda y no me extraña.....
 Llegamos a la estación echando "virutas", perdemos a Sandra, sigue "emocionada" y se ha pasado de largo el parking, con el teléfono la localizamos.

Llegando al Espelunciecha Oriental, con el Occidental atrás

  Unos cafés en Formigal antes de despedirnos de David y Carlos que mañana no podrán estar. Regresamos a Jaca a ducharnos, comer y pasar la tarde, mañana otra vez.

Sandra y Bea felices y "conjuntadas" en la segunda cima del día

Cronica en el blog de David Naval:

Reseña para subir al Espelunciecha Oriental:

Track para GPS y ver la ruta en Google Eart:

Otro de nuestros recorridos por la zona:

 

viernes, 20 de enero de 2012

San Caprasio 834 m.

Martes 18:
Bicicleta de Montaña
Farlete - Ermita de San Caprasio - 
Barranco de San Caprasio - Camino de Alcubierre - Farlete

  Martes, tarde de bici, no hay niebla, el sol pega, temperatura fresca y ligera brisa. Nacho (el patillas) y yo salimos de Zaragoza en la furgo con las bicis dirección a Farlete
  Queremos subir a la ermita de San Caprasio por la pista normal y descender siguiendo un track trialero, primero con el conocido barranco de San Caprasio dirección Alcubierre, remontaremos la sierra por el camino de Alcubierre y nos desviamos siguiendo una aérea cresta entre los barrancos del Gradillo y del Herrero clasificada por su autor como "solo expertos".

Subimos a la ermita de San Caprasio desde Farlete por la pista de la Torraza

  Lo que paso fue que nos confiamos y empezamos algo tarde, el día alarga, pero no tanto. Subimos hasta San Caprasio donde permitimos el "lujo" de parar a comer tranquilamente y observar el paisaje al atardecer, Nacho hasta cogió "capazo" con unos moteros que llegaron antes de irnos.
  Cuando nos dimos cuenta, era tarde, seguimos la ruta. Descenso a toda piña por el sendero del barranco de San Caprasio que como ya lo conocemos vamos "volando", no entiendo como no se rompen la bicis, nueva remontada por pista buena al comienzo de nuestra cresta.

Nacho encarándose a la ultima y pendiente rampa final

  Esta empezando a oscurecer, vemos la cresta a lo lejos y nos "acojonamos", aquello parecía tener pasos de "tercer grado" en escalada y un "patio" que te cagas, con buen criterio nos retiramos a buscar el camino de Alcubierre. Estamos decididos a volver otro día mejor "mentalizados", sobretodo con más tiempo y luz solar.

Vistas desde lo alto de San Caprasio

  Descendiendo terminamos a oscuras con los frontales, la temperatura bien baja, yo diría que helando, estamos altos. Y pasó lo que nunca nos pasa, Nacho revienta una rueda, parada obligada a cambiar la cámara, total que nos quedamos más "tiesos" que el día de la niebla en las Planas.
  Cuando llegamos a la furgo pusimos la calefacción a tope, conforme se descongelaban las puntas de los dedos en pies y manos un dolor intenso nos recordaba aquella emblemática frase que decía Isidro: "No descubras mundos nuevos, que te cortarán los huevos".

Pinchazo nocturno bajo cero

  Regresamos a casa pensando nuevas rutas para nuestras tardes de bici, con 40 kilómetros y 800 metros de desnivel acumulados en el cuerpo.

Otra de nuestras salidas similar:

 

jueves, 19 de enero de 2012

Lenquo de Capo 2716 m.

Domingo 15:
Lenquo de Capo 2716 m.
Desde Piau Engaly por el puerto de Campbieil

  Volvemos a plantearnos el dilema de que hacer con "miedo" a no acertar, primero pensamos "pasar" de los esquís e ir a andar en plan "veraniego", no nos motiva demasiado. 
  Una llamada telefónica de Antonio (el sobrao) que quiere esquiar si o si, nos lleva a la estación francesa de esquí en Piau Engaly.

Remontando las cristalizadas palas de la Neste de Badet

  A las 8 de la mañana quedamos en Aínsa, Rafa (el freerider) y yo con el "desaparecido" Antonio (el sobrao), desde que se fue a vivir a Jaca se ha buscado "nuevos" amigos y "pasa" de nosotros. A dormido en su nueva y flamante furgoneta equipada.
  Nos tomamos un café, con el Nissan seguimos juntos el viaje a Piau, "vacilamos" valorando distintas opciones por la zona, definitivamente apostamos por ir a Piau y que sea lo que sea, a una mala foquearemos por pistas.

Conforme subimos la calidad de la nieve mejora, al fondo nuestro objetivo

  La carretera esta en buenas condiciones, cruzamos el túnel, bajamos el puerto y volvemos a subir hasta la estación. Poca gente y mucha nieve, esta todo cubierto de blanco, hay montañas de nieve apartadas por las maquinas en el aparcamiento, inusual esta temporada en España. Estacionamos al fondo del parking más bajo, que da acceso al valle de Badet. El día esta raso y despejado, hay una ligera niebla alta que más tarde nos daríamos cuenta que es humo de un pequeño incendio.

Lo que creímos que era niebla resulto ser el humo de un incendio cercano

  Salimos foqueando del parking por pistas que enseguida abandonamos, cruzamos el río por un pequeño puente y seguimos huellas de esquís y raquetas valle arriba. La nieve esta dura, con cuchillas avanzamos seguros, el plan inicial era coronar el Soum de Salettes, cambiamos de destino sobre la marcha, una media ladera expuesta y sin ninguna huella nos "aconsejo" desviarnos al más cercano y esquiable pico de Lenquo de Capo, subía un grupo de franceses delante que adelantamos cerca del collado de Campbieil.

Todo completamente blanco, algo inusual en el Pirineo Aragonés

  En el collado paramos a cambiar esquís por crapones y superar los últimos metros hasta la cumbre, pegaba el sol y se estaba estupendamente. Desde la cima estupendas vistas, el Pic Long, Campbieil, Vignemale, toda la estación de Piau e infinidad de cumbres que no reconocimos, los franceses nos ilustraron y aclararon bastante la situación.

El Ruisseau de Campbieil y abajo el pueblo de Gedre, cerca de Gavarnie

  Comenzamos el descenso, al principio con nieve prensada por el viento y algo transformada por el sol que era una delicia, por abajo la nieve "reluciente" se rompía a nuestro paso, donde menos pendiente había estaba la costra "asesina" que llevo a Antonio un par de veces al suelo y Rafa que no se cae nunca "probo" la nieve de cerca. Para variar yo no me caigo, ¡que bueno soy!

Autorretrato en la cumbre del Lenquo de Capo

  Cruzamos el río por otro puente más arriba, fácilmente llegamos a la pista de Badet, un largo "chus" a toda pastilla nos dejo bajo el aparcamiento. Agarrándonos a un remonte sin vigilancia bordamos el descenso, llegando junto al coche sin movernos.
  Todos super contentos, probablemente la mejor esquiada de esta temporada, Antonio estaba eufórico, a ver si te vemos mas a menudo.

Descenso a la estación de Piau Engaly

  De vuelta paramos en Aínsa a dejar a Antonio y tomar unas cervezas, nos despedimos y regresamos a Campo a comer, recoger para viajar a Zaragoza tras un fin de semana muy "productivo".

Reseña para subir el Lenquo de Capo:

Track para GPS y ver la ruta en Google Eart:

 

martes, 17 de enero de 2012

Margalida 3241 m.

  El viernes por la tarde nos vamos a mi apartamento en Campo Rafa (el freerider) y yo, queremos esquiar, tal y como esta el monte no tenemos muy claro donde ir para no "morir" en el intento y además disfrutar algo, sino es mucho pedir.

Sábado 14:
Pico Margalida 3241 m.
Desde Vallibierna por su cara sur

  A las 7 de la mañana llegan a Campo Ángel (el cuñao) y Nacho (el patillas), nos "obsequiamos" con un potente desayuno juntos, seguidamente emprendemos con el Nissan el resto del viaje hasta la cabaña de pescadores en Vallibierna
  Llegamos a 5 bajo cero pero sin problemas, en la pista no hay nieve, el firme esta aceptable, la gente sube con turismos hasta arriba.

Nos calzamos los esquís en la cota 2400, poco antes del ibón de Llosas

  Comenzamos el porteo, el día esta raso y despejado sin una brizna de viento. No fue muy sencillo llegar a la nieve, el hielo salpicaba el sendero por todos lados, en algún tramo se formaban autenticas cascadas, teníamos que ir con cuidado y pensando continuamente por donde pasar, para evitar un "costalazo". 
  Una pareja con un perro comenzó a andar a la vez que nosotros, les adelantamos y el perro se nos "pego", no nos dejo para nada ignorando por completo a sus dueños que no iban al mismo pico. 

Cubeta del Ibón de Llosas completamente helado

  La nieve continua no apareció hasta la cota 2400, muy cerca ya del ibón de Llosas, tal y como habíamos previsto. Los tiempos se alargaban más de lo debido, para más "inri" mis pieles de foca se soltaron de los esquís y hubo que hacer un apaño de emergencia para continuar, con bastante perdida de tiempo.
  El perro seguía con nosotros, no hubo manera de que marchara con sus amos. Se entretenía pisándole los esquís a Nacho, que se encargo de abrir la huella y metiéndose entre sus piernas con las correspondientes zancadillas, el caso es que al final le terminamos cogiendo "cariño".

Contraste del glaciar con las partes bajas sin nieve

  El sol pegaba de "punta", sudábamos como "bellacos", aun así la nieve apenas trasformaba, estaba muy compactada pero no era hielo y los esquís con cuchillas agarraban bien. Conforme remontábamos el glaciar mejoraba la calidad por acción del sol. 
  Llegamos a la base de nuestra cumbre dejamos mochilas y esquís para poner crampones. No estaba claro por donde remontar a la cresta, subimos por la canal más fácil y evidente, un poco a la derecha de la cima, con Nacho delante abriendo huella.

Rafa descansa observando el fondo de Vallibierna

  El perro se quedo abajo a olisquear las mochilas, de repente se puso a subir la canal, resbalaba pero por la huella adelanto a todos y se coloco detrás de Nacho, pensamos que seria un perro muy acostumbrado a andar por la nieve.
  En la parte alta de la canal se acabo la nieve, un vertical tramo de roca y nieve suelta impedían el acceso a la cresta, Nacho dudo, nos dijo que esperáramos e intento subir. 
  Llego a la cresta pero era muy expuesto, aparte de muy tarde, el sol iba a caer y la nieve se iba a convertir en hielo de "golpe y porrazo". A pesar de estar a escasos diez metros de la cumbre "tocamos retirada" rápida, Nacho las paso "putas y canutas" para destrepar.

El pico Vallibierna, imponente a nuestras espaldas

  Mientras tanto el perro se "acojono", intento subir por otro sitio haciendo una pequeña horizontal por una cornisa expuesta, se quedo allí parado y empezó a aullar pidiendo que fuéramos a rescatarle. Llegar hasta el perro hubiera sido peligroso, además del retraso que ya de por si llevamos, supusimos que el bicho terminaría bajando solo cuando nos viera ir.
  El caso es que bajamos a las mochilas y el chucho seguía arriba aullando, venga a llamarlo y ni se atrevió a moverse. Nos calzamos los esquís y marchamos antes de que aquello se pusiera "chungo". Aunque todavía daba el sol sobre el glaciar, el ángulo era ya muy pequeño, solo por eso la nieve se había endurecido creando una costra que nos hizo "trabajar" para esquiarla, de fondo oíamos al chucho aullar poniéndonos "mal cuerpo".

Desde la parte superior de la canal al Margalida, el Tempestades, en segundo plano el Aneto

  Poco a poco le fuimos cogiendo el "tacto" y mejoramos nuestro esquí de "supervivencia", casi sin darnos cuenta esquiamos hasta el final de la nieve. En estas fechas, la hora ideal para comenzar el descenso de esta cima es sobre las dos de la tarde, antes no estará suficientemente transformada y más tarde habrá empezado a cristalizar, este supuesto es contando con un día ideal, soleado y sin vientos. 
  El porteo hasta el coche fue rápido a pesar del hielo, llegamos a la cabaña de Vallibierna empezando a anochecer.

Paso expuesto en la canal con roca y nieve

  Nada más llegar se acerco el dueño del can a preguntar si sabíamos donde estaba, a lo que tuvimos que responderle, si, enriscado en la cumbre del Margalida. Alucinados y apenados escucharon nuestro relato, organizaron una "expedición" de rescate al día siguiente. No sabemos como termino, si se congelaría, bajaría solo o si lo rescataron, el caso es que nosotros "sobrevivimos" aunque con mala gana.

Ángel es el "Rey" esquiando

 Regreso a Campo a tomar unas cervezas, Nacho y Ángel marcharon a Zaragoza, Rafa y yo nos quedamos el finde completo.

Track para GPS y ver la ruta en Google Eart al pico Tempestades situado junto al Margalida:

Reseña para subir al Margalida:

Otra de nuestras esquiadas por la zona:

 

lunes, 16 de enero de 2012

Barranco de la Balsa

Jueves 12:
Bicicleta de Montaña
Santa Fe - Molino solitario - La Plana - 
Barranco de la Balsa - Santa Fe

  Otra tarde que salimos con la bici, esta es especialmente "horrorosa, la niebla que cubre Zaragoza hace días, hay un ambiente propicio para "pillar" una depresión.
   Nada más comer quedamos Nacho (el patillas), Fran (el ideal), David (el futbolero) y yo, tenemos previsto un recorrido "rápido" y a la vez divertido, se nota que el día alarga pero aun le falta mucho.  

Bajando del molino solitario sobre Cadrete

  Con la "furgopatillera" y las bicis abordo nos desplazamos hasta Santa Fe, nuestro punto habitual de inicio cuando vamos a la Plana. La idea es subir por un  itinerario rápido y sin dificultades, utilizamos nuestra ya habitual ruta por el molino solitario a enlazar con la pista principal desde Cadrete al mirador.

En la pista principal a la Plana desde Cadrete nos metemos en la densa niebla

 Teníamos esperanzas que al subir emergeríamos por encima de la niebla al sol, lo que paso fue lo contrario, nos metimos dentro de la nube con una niebla muy densa y humedad al limite de lo soportable. Atravesamos la Plana a poca velocidad, la corriente de aire que provocamos nos deja "tiesos", vamos al comienzo del barranco de la Balsa.

Empezamos el descenso

  Este es otro de nuestros descensos trialeros de ¡ay que me mato!, pero muy que muy entretenido. La visibilidad era escasa, el suelo húmedo, embarrado y descompuesto, no lo conocíamos, así que fuimos con precaución, desmontando de la bici más veces de las que era necesario.

Salvando un tramo embarrado, después de lluvias es intransitable

  Realmente el barranco por donde bajamos se llama barranco de la Morera, termina enfrente de María, en su tramo final es común con el Nisupu y otras variantes bajando por lomos desde la balsa, puede que sea el más roto y menos ciclable de los que hemos descendido por la zona, aun así merece la pena sobradamente.

En la parte baja del barranco pasamos por el curioso Bisonte pintado en una roca

 Para regresar a Santa Fe utilizamos un sendero "ratonero" y chulo con buen firme a Cadrete, luego por la pista asfaltada hasta la furgo.
  Felicitaciones a David y Fran que a pesar de llevar bicis sin suspensión trasera se tiran por donde nos ven "sobreviviendo" sin problemas, por lo menos hasta fecha de hoy.
   En resumen, 400 metros de desnivel acumulado y 21 kilómetros recorridos, con descenso complicado.
 "Jodidos" de frío regresamos a casa y no os podéis imaginar lo bien que sienta después de esto una ducha de "45 minutos" con agua "hirviendo". No se si repetiremos con tanto frío, que ya somos "mayores" para semejantes "sufrimientos".

Track para GPS y ver la ruta en Google Eart:

 

miércoles, 11 de enero de 2012

Armijo - Nisupu

Martes 10:
Bicicleta de Montaña
Santa Fe - Barranco Cabras - Armijo - La Plana - 
Barraco Nisupu - Cadrete

  Como es costumbre entre semana, despues de "currar", Nacho (el patillas) y yo quedamos para "bicicletear" un poco por el monte en las afueras de Zaragoza. Esta vez se ha unido Diego (el friki) que cada día es más friki.
  Se nota que vamos hacia el verano, el día empieza a alargar y con ello las posibilidades de terminar nuestras excursiones a oscuras disminuyen. Tenemos una ruta pendiente por la zona de las Planas de María y fuimos a por ella. Nos pensábamos que conocemos bien la zona, pero cada vez que vamos nos llevamos nuevas sorpresas, caminos, senderos barrancos nuevos por todas partes.

Mirador en la pista que sube al Armijo

  Con la "furgopatillera" de Nacho y las bicis dentro vamos los tres a Santa Fe. Comenzamos pedaleando por la pista del barranco de las Cabras, Diego que esta muy fuerte, tira de nosotros obligándonos a esforzarnos más de lo deseado. 
  Yo empiezo siempre con pocas o ninguna gana, poco apoco "caliento" y cuando acabo es el momento que más fino voy, Diego al revés, sale como un cohete pero se le van bajando los "humos" a lo largo del itinerario, tanto Nacho como yo, somos más bici "diésel" que de "gasolina".

Vértice del Armijo en La Plana

  Cruzamos el barranco del Montañes desviándonos a buscar la pista que lleva al vértice del Armijo. Tiene buen firme, en los últimos metros acrecienta su pendiente, aun así se sube sobradamente bien montado, y "jadeando".
  Vamos al vértice, faltan grapas para subir, Nacho lo intenta pero le da miedo caerse, Diego que es escalador "friki" sube sin problemas.

Recorremos todo el lomo por senderos

  Continuamos la ruta atravesando la Plana hasta el mirador de la subida normal por Cadrete, desde el cercano vértice del Salinas atravesando un campo por medio, allí empieza el descenso del Nisupu.
  Cuando se entera Diego por donde pensamos bajar le da una crisis de "identidad" y se niega en redondo a seguirnos. Se ve que ya lo hizo una vez y termino dos o tres veces en el suelo ademas de tener que ir más de la mitad del recorrido desmontado, esta seguro que nos va caer la noche antes de llegar.
  Nacho y yo no le hacemos ni caso, le "metemos" un grito y le hacemos seguirnos, jura en "Hebreo" y viene detrás, luego resulto que se lo paso el que mejor y apenas desmontamos en algunos pasos clave.

Hay que sacar el culo de la bici para no arrastrar la rueda trasera

  El Nisupu baja recorriendo un largo lomo dirección María entre los barrancos de Los Pozos y La Morera. Al final de los lomos la senda desciende al fondo del barranco y lo sigue hasta cerca del Huerva, nos desviamos paralelos al río a media ladera siempre por senderos hasta llegar a Cadrete y ya por pista asfaltada a Santa Fe, cerrando el circulo.

Luces de atardecer en un paisaje diferente y bonito

  Esta ruta es muy trialera, yo la clasificaría como algo más fácil que el reciente descenso por el barranco de la Balsa. La dificultad y el peligro radica en lo que bajas montado y lo que bajas empujando, aunque si no se te da, los tiempos pueden aumentar tanto que no merezca la pena hacerlo en bici.
  A nosotros nos encanto y lo bajamos echando "virutas", últimamente buscamos recorridos de este tipo, son técnicos pero a la vez bonitos y espectaculares, simultáneamente aprendemos a controlar mejor la bici, a veces vamos un poco al limite y eso nos llevará a ganar "premio" en el "sorteo" a la mejor "castaña".

Ya cerca de María, en el fondo del barranco nos encontramos un Buey que Nacho domesticó

  En resumen, partiendo de Santa Fe, recorrido ideal para una tarde en estos días tan cortos de luz. Con 425 metros de desnivel acumulados y 28 kilómetros recorridos, no es físicamente muy exigente, recomendable para quienes no tengan miedo y controlen bien la bici.

Track para GPS y ver la ruta en Google Eart:

Vídeo del descenso en el Nisupu muy logrado, donde ellos "vuelan" nosotros nos bajamos, la próxima vez que vayamos intentaremos "volar" también :