viernes, 20 de enero de 2012

San Caprasio 834 m.

Martes 18:
Bicicleta de Montaña
Farlete - Ermita de San Caprasio - 
Barranco de San Caprasio - Camino de Alcubierre - Farlete

  Martes, tarde de bici, no hay niebla, el sol pega, temperatura fresca y ligera brisa. Nacho (el patillas) y yo salimos de Zaragoza en la furgo con las bicis dirección a Farlete
  Queremos subir a la ermita de San Caprasio por la pista normal y descender siguiendo un track trialero, primero con el conocido barranco de San Caprasio dirección Alcubierre, remontaremos la sierra por el camino de Alcubierre y nos desviamos siguiendo una aérea cresta entre los barrancos del Gradillo y del Herrero clasificada por su autor como "solo expertos".

Subimos a la ermita de San Caprasio desde Farlete por la pista de la Torraza

  Lo que paso fue que nos confiamos y empezamos algo tarde, el día alarga, pero no tanto. Subimos hasta San Caprasio donde permitimos el "lujo" de parar a comer tranquilamente y observar el paisaje al atardecer, Nacho hasta cogió "capazo" con unos moteros que llegaron antes de irnos.
  Cuando nos dimos cuenta, era tarde, seguimos la ruta. Descenso a toda piña por el sendero del barranco de San Caprasio que como ya lo conocemos vamos "volando", no entiendo como no se rompen la bicis, nueva remontada por pista buena al comienzo de nuestra cresta.

Nacho encarándose a la ultima y pendiente rampa final

  Esta empezando a oscurecer, vemos la cresta a lo lejos y nos "acojonamos", aquello parecía tener pasos de "tercer grado" en escalada y un "patio" que te cagas, con buen criterio nos retiramos a buscar el camino de Alcubierre. Estamos decididos a volver otro día mejor "mentalizados", sobretodo con más tiempo y luz solar.

Vistas desde lo alto de San Caprasio

  Descendiendo terminamos a oscuras con los frontales, la temperatura bien baja, yo diría que helando, estamos altos. Y pasó lo que nunca nos pasa, Nacho revienta una rueda, parada obligada a cambiar la cámara, total que nos quedamos más "tiesos" que el día de la niebla en las Planas.
  Cuando llegamos a la furgo pusimos la calefacción a tope, conforme se descongelaban las puntas de los dedos en pies y manos un dolor intenso nos recordaba aquella emblemática frase que decía Isidro: "No descubras mundos nuevos, que te cortarán los huevos".

Pinchazo nocturno bajo cero

  Regresamos a casa pensando nuevas rutas para nuestras tardes de bici, con 40 kilómetros y 800 metros de desnivel acumulados en el cuerpo.

Otra de nuestras salidas similar: