VERANO 2021

lunes, 25 de enero de 2021

Moncayo

Domingo 10 de Enero:
Collado de Castilla
Inauguración temporada de Esquí de Montaña
Intento del Moncayo desde San Martín de la Virgen del Moncayo

  Con Anayet (la esquiadora) y Rafa (el freerider).

Impresiona el bosque nevado
  Ayer fue el día "cero" de las grandes nevadas raramente vistas en España, tuvimos el "valor" de viajar a las Cinco Villas e intentar subir al Santo Domingo, su "techo comarcal". Hoy ya no nieva en Zaragoza con lo cual vamos a seguir con nuestro plan de inaugurar la temporada de esquí sin salir de nuestra provincia, en la que estamos confinados.

Esquiada desde el coche
  Se supone que poco a poco irán limpiando carreteras, tras el viaje de ayer no es probable que haya nada que pueda sorprendernos. Nos juntamos Rafa, Anayet y yo para intentar subir al Moncayo con esquís.
  La capital sigue estando bastante "chunga", no hay nadie circulando, gracias a que no ha helado la nieve se derretirá rápidamente a lo largo de la jornada. 

Carretera de San Martín a Agramonte
  La autovía ha quedado limpia y niquelada, se nota que las quitanieves han trabajado toda la noche. La nacional a Borja perfecta, el viaje está siendo normal, con la diferencia de que no hemos visto ni un solo coche en todo el trayecto, solo la Guardia Civil.
  Cuando pensamos que el viaje es "pan comido", sorpresa, desde el desvío de la comarcal a Vera sin limpiar, solo una profunda rodada.

Abrimos huella por la carretera
  Con la nieve tan húmeda y "grasienta" el Nissan "baila" como quiere a pesar del 4x4 y las ruedas de invierno. Poco más adelante nos topamos con la furgoneta del panadero atrapada en la cuneta, montamos la operación de rescate.
  Con la eslinga le remolcamos hasta volverlo a la rodada y la carretera nacional, nos da las gracias insistentemente e incluso intenta pagarnos, le pedimos unos "bollos" a cambio pero solo lleva pan, así que nos conformamos con la satisfacción y continuamos el viaje.

Parking de Agramonte
  Cruzar el pueblo de Vera es "deporte de riesgo", la carretera está en pendiente y la nieve "pastosa y guarra". Nos desviamos por Trasmoz a San Martín abriendo rodada por la estrecha carretera.
  En Trasmoz acaba de pasar la quitanieves delante de nosotros, ha venido desde Tarazona, solo ha limpiado un carril pero suficiente para llegar a San Martín sin problemas.

Todo el recorrido es por bosque
   Entramos en el pueblo intentando aparcar, empresa difícil, la máquina ha limpiado un carril dejando una muralla de nieve en los laterales, subimos hasta la parte alta del pueblo donde continúa cruzada la valla que prohíbe el acceso a Agramonte.
  No se que obsesión tienen en ese pueblo con los "forasteros", nos miran con mala cara, e incluso algunos azuzan los brazos con gestos de desaprobación.

Bonito y espectacular
  Me da la impresión que con los confinamientos la gente visita la zona como nunca y a ellos parece ser que les "molesta". Y más que les molestará si se empeñan en tener cortado el acceso desde el pueblo, en algún sitio tendrán que aparcar.
  Siempre he pensado que aunque se concentre mogollón de gente en el Moncayo es infinitamente más sano para todos que si lo hacen en un centro comercial o en el paseo Independencia, andando por el monte raramente nos contagiaremos.


 En vez de poner trabas lo que se debería hacer es abrir los accesos para extendernos por la zona, por mucha pandemia que tengamos el que no esté afectado se va a mover por donde le dejen...
  No creo que hoy llegue mucha "peña" allí, bajamos a la entrada del pueblo y en un costado de la carretera subimos el coche en la nieve aparcando sin que obstaculice.

  
Preparamos el material y con los esquís al hombro atravesamos el pueblo andando hasta a la barrera recibiendo de nuevo las "cordiales" miradas de unos cuantos "amargados". Cruzamos la valla y calzamos esquís, el espesor es generoso, iniciamos el foqueo abriendo huella con nieve blanda y profunda, como sigamos así no habrá horas suficiente para llegar a ninguna parte.


  Poco más arriba otra sorpresa, por una pista lateral ha entrado una moto de nieve dejando la huella prensada y perfecta para foquear. Aumentamos el ritmo, en una curva nos la encontramos de frente bajando a toda leche, intenta esquivarnos y se sale de la carretera empotrándose contra la nieve en la cuneta sin que les pase nada. Menos mal que la moto pesa poco y es sencillo darle la vuelta para que salga de allí.


  El parking de Agramonte está super chulo, hasta allí ha llegado la moto. Poco más arriba abandonamos la carretera que sube al Santuario y atajamos por el bosque en busca del Barranco de Castilla.
  Esa será la tónica de la esquiada, bosque, bosque y más bosque. El entorno es precioso, nadie diría que son las faldas del Moncayo, conforme ascendemos hay más espesor y todavía es más chulo.


  Hasta la cima nos separan más de 1500 metros de desnivel acumulados y unos 22 kilómetros, a la velocidad que avanzamos no sabemos si dará tiempo subir y volver antes de que anochezca.
  Nos metemos en una "emboscada", por el peso de la nieve una maraña de ramas impide el paso, debemos de bajar y buscar por un costado.


  Con dificultad pero lo logramos, seguimos el trazo del sendero al collado de Castilla o de Pasalobos. Hundiéndonos en la nieve una barbaridad, marcamos un profundo surco que a veces parece una trinchera.
  Está claro que a la cumbre no llegamos, decidimos continuar hasta el Collado de Castilla y dar la vuelta. La niebla que cubre las cima deja entrever la ladera del Peña Negrilla venteada y con piedras a la vista, para subir foqueando bien, el descenso sería delicado.


  Nuestro esquiada tampoco fue sencilla, por el bosque hay mucha nieve acumulada, de vez en cuando aparece un "submarino" pero en general bien. El problema fue que entre la profundidad de la nieve recién caída y la escasa pendiente los esquís apenas deslizan, se sumergen amontonándose la nieve por delante hasta quedar clavados.
  

  La única manera fue esquiar por la huella de ascenso, los arboles son abundantes y super juntos, girar es complicado, es una esquiada dificil que seguro no agradaría a la mayoría. A mi personalmente me encantó, mis esquís y los de Rafa tienen un radio de giro mínimo permitiendo un slalom de lo más divertido.
  Anayet sin embargo sudó "sangre" practicando el esquí "al pino" literalmente hablando. Una vez en Agramonte el descenso a San Martín por carretera fue "coser y cantar", todo recto por la huella sin hacer nada enseguida llegamos al coche con las ultimas luces del día.

Los arboles están muy juntos
  Como no hemos subido planeamos ya otro intento para el finde siguiente, madrugaremos más, además la nieve se habrá compactado y se progresará mejor. Lastima que justo el viernes nos "reconfinan" sin previo aviso al término municipal, dejándonos con un sentimiento mezcla de frustración, mala leche y resignación.


  Estamos muertos de hambre y a pesar del frío no podemos evitar ponernos a comer sobre la nieve, esta vez no tocamos las cervezas, Anayet ha reservado para la vuelta un termo con caldo hirviendo que entra solo y muy a gusto.
  El viaje de regreso con todo limpio y sin problemas, la única novedad es que han "soltado" a los camiones retenidos, cunden a punta de pala.

Track para GPS del itinerario realizado:

Ver todas las fotos:


Incursiones recientes por el Moncayo y su entorno:

Ascenso al Moncayo andando desde Agramonte por el Collado de Castilla:

Intento andando desde la Fuente de la Teja:

Ascenso al Moncayo andando desde el Campamento:

Peñas de Herrera desde Purujosa:

Esquí "al pino"
Otras ascensiones al Moncayo:

Moncayo con esquís en el 2018 desde el Santuario:

miércoles, 20 de enero de 2021

Collado de Fayanás

Sábado 9 de Enero:
Biel - Collada de Fayanás.
Sierra de Santo Domingo. Cinco Villas.
Ruta senderista circular desde Biel por el Barranco de Paniagua.
Intento del pico Santo Domingo, "Techo Comarcal" de las Cinco Villas.

  Con Rafa (el freerider)

Tejadillo junto al que aparcamos en Biel
   Hoy es el día de la gran nevada en media España, menos en los Pirineos, que es donde debería de nevar y no en las zonas pobladas. Tenemos ganas de "aventura" y aunque no podamos salir de la provincia de Zaragoza aprovecharemos la nevada para intentar subir al pico Santo Domingo, techo comarcal de las Cinco Villas.


  A las nueve de la mañana paso a buscar a Rafa (el freerider), Zaragoza viste de blanco y menos mal que es sábado y la gente no trabaja, que sino el colapso hubiera sido la "repera".
  Me encanta conducir por nieve y hoy me voy ha hartar, con el Nissan 4x4 y ruedas de invierno recorreremos más kilómetros por carreteras nevadas que en los últimos diez años juntos.


  Lo que más me "preocupa" es que haya mucho trafico pero por suerte en Zaragoza apenas se ven coches circulando y la carretera la tenemos reservada para nosotros solos.
  La autovía a Huesca es una pasada, hasta se han acumulado ventisqueros en zonas resguardadas, la nieve esta fría y seca, el coche agarra "bien".


   En Zuera abandonamos la autovía tomando la autonómica a Biel, hasta Luna la carretera es ancha y recta, desde allí estrecha y con curvas, pero no vimos absolutamente a nadie ni en una ni en otra.
  Vamos despacio por lo que el viaje costará el doble de lo habitual, paramos en Luna a tomar un café y relajarnos un poco, en Zaragoza había más espesor que en la sierra.


  No para de nevar en todo el viaje y en Biel sigue haciéndolo. Nos aproximamos al punto de inicio por una pista forestal al que llegamos sin problemas. Lo pensamos mejor y decidimos regresar al pueblo e iniciar la marcha desde allí, no sabemos lo que puede nevar en nuestra ausencia y corremos el riesgo de no poder sacar el coche.
  Normalmente para invierno llevamos cadenas para las cuatro ruedas, palas, eslinga, cabestrante y material de rescate, hoy nada.


  En verano guardo el "kit" en el trastero de mi apartamento en Campo, debido al confinamiento no hemos podido ir desde entonces a buscarlo. Prefiero no tentar la suerte no vaya a ser que lo necesitemos...
  Seguiremos un itinerario senderista circular hasta el pico Santo Domingo que sube por el barranco de Paniagua y baja por el de Nacelagua. 


  Nieva y nieva con copos "gordos" y sin viento, el bosque esta irreconocible, pocas veces en toda una vida se puede disfrutar así. Por supuesto estamos solos, abrimos huella adivinando el sendero que remonta el barranco de Paniagua cruzándolo infinidad de veces.
  Vamos sin prisa, haciendo fotos y observando la vegetación "blanca", al llegar al collado de Fayanás sopla viento gélido, la visibilidad es nula y sigue nevando.


  Entre unas cosas y otras se han hecho las "tantas", si continuamos llegaremos al coche a oscuras, además queda el viaje de vuelta a Zaragoza que promete no ser corto. Decidimos regresar, realizamos un pequeño bucle bajando por un ramal del barranco, hay camino pero no tan bien señalizado.
  A veces cuesta encontrarlo, la nieve lo ha hecho desaparecer y la vegetación aplastada por su peso cierra el paso.


  Dudamos en varios ocasiones pero al final fuimos bien y enlazamos con el itinerario de ascenso y nuestra huella. Prácticamente se ha borrado, se nota lo que ha aumentado el espesor.
  Llegamos al coche que hemos aparcado "estratégicamente" junto a un tejadillo con lo cual nos podemos cambiar a cubierto y además tomar las cervezas resguardados mientras contemplamos la hipnotizante nevada.


  Al pico Santo Domingo ya he subido varias ocasiones pero siempre en bicicleta, como es "techo comarcal" habrá que subirlo andando y de paso aprovechar para conocer itinerarios intransitables en bici. Esta claro que como hoy no hemos llegado queda pendiente la repetición, pero será un día soleado y con tiempo de sobra para subir y bajar tranquilos.


  De vuelta la carretera se encuentra en peor estado, no ha pasado la quitanieves en todo el día y la nevada no amaina. Abrimos una profunda rodada, la verdad es que el coche va como "Pedro por su casa". De Sierra de Luna a Zuera si ha pasado la cuña pero hace muchas horas, se ha vuelto a quedar casi como al principio.
  La autovía de Zuera a Zaragoza se la han currado, solo hay un carril limpio pudiendo circular cualquier turismo si problemas.


  Nos queda otra "sorpresa", llegando a Zaragoza y ya pasado Villanueva se reactiva la nevada de forma exagerada. Pocas veces en mi vida he visto nevar tan denso y copos tan grandes, en pocos minutos el firme paso de estar limpio a convertirse en una trampa para turismos.
  La entrada a Zaragoza fue una verdadera "guarrada", nieve "grasa", muy húmeda y revuelta por las rodadas de lo coches que son abundantes.


  Llegar a casa desde el cinturón fue lo más "peligroso" de toda la jornada, los coches patinan, no hay visibilidad, las rayas de los carriles no se aprecian, la gente circula "acojonada"... Logramos llegar a indemnes tras pasar un día de lo más entretenido.
  No satisfechos del todo, mañana hemos vuelto a quedar los dos y Anayet (la esquiadora) con la intención de subir al Moncayo con esquís desde San Martín de la Virgen del Moncayo.


Track para GPS de la ruta realizada:

Track y reseña de la ruta planificada:

Ver todas las fotos:


Pequeño video en el viaje de vuelta por carretera:





lunes, 18 de enero de 2021

Monegré 928 m. y Buitrera 994 m.

Miércoles 6 de Enero:
Monegré 928 m. y Buitrera 994 m.
Techo Comarcal de Valdejalón. Provincia de Zaragoza. 
Senderista circular desde el Santuario de Nuestra Señora de Rodanas

Santuario de Nuestra Señora de Rodanas - Barranco de la Virgen - Camino de los Alares - Alto de Valdemoreno - Vértice del Monegré - Cordal Suroeste - Camino de Rodanas - Camino de Aguaviva - Vértice de la Buitrera - Collado Nevería - Valdearcos - Barranco de Valdeinglés - Fuente del Chopo - Barranco de Monegré - Santuario de Rodanas.

Arco natural en Valdearcos
  Con Rafa (el freerider), Manuel Bellido y Toño Beamonte.

  Estaba tan "ilusionado" por completar los "techos" comarcales de la provincia de Zaragoza, y "mi gozo en un pozo". Resulta que a fecha de hoy estamos "confinados" en el término municipal, lo hacen oficial el jueves por la mañana con efecto a las 24 horas del viernes, ¡¡¡jodeté!!!
  No voy a "rajar" más del tema porque me podría extender toda la "crónica" y además está muy visto.

Alto de Valdemoreno
  El día de "Reyes" decidimos borrar de la lista de pendientes el techo de Valdejalón, ideamos un itinerario visitando además del Monegré el pico la Buitrera, que es precisamente la parte más interesante y llamativa de la excursión.
  Iniciamos la marcha desde el Santuario de Rodanas, en poco más de una hora nos plantamos en coche desde Zaragoza. 

Este pico tan llamativo no se como se llama
  Es un recorrido senderista, aunque a veces andamos campo través y tuvimos que echar ligeramente las manos. La mayor dificultad son sus 22 kilómetros de longitud y 800 metros de desnivel superados.
  Como es habitual en este tipo de rutas de "monte bajo" se transitan muchos kilómetros por largaaaasss pistas forestales que a la vuelta se hacen "eternas", a pesar de todo no me disgustó en absoluto.

Monegré a la vista
  Son como dos excursiones diferenciadas que hemos "apañado" para hacerlo en una circular. Primero la zona del Monegré, el pico "excusa" por el que hemos visitado la zona, toda la aproximación hasta muy cerca del cordal se hace por pista. 
  Siguiendo el ancho lomo sin senda definida llegamos al vértice del Monegré, pasando antes por el Alto de Valdemoreno.

Desde el Morrón al Moncayo pasando por el Lobera
  Dirección a la Buitrera, continuando por la divisoria dirección suroeste, en descenso y campo través, aparecemos en otra pista. Después de un buen trecho por pistas de nuevo atajamos por el monte todo tieso a por la cumbre de la Buitrera.
  La Buitrera es un pico rocoso y abrupto con buenos cortados por ambas vertientes, lo ganamos remontando una empinada pedrera donde si no eliges bien la trayectoria acabas trepando.

Vértice del Monegré
  Apenas  usamos las manos en un escalón arriba del todo, alcanzamos el vértice cimero andando sin problemas. Las vistas son estupendas, destaca el Moncayo nevado y un monte cercano espectacularmente blanco, que no sabemos su nombre, y aerogeneradores en su cúspide.
  Para bajar siguiendo la circular usamos un contrafuerte por la cara opuesta sin camino ni nada parecido al collado Nevería, cabecera del barranco de Valdeinglés.

Toda la expedición
  Por medio de una diagonal a media ladera procurando no perder altura, siguiendo rastros de sendero, nos dirigimos a los espectaculares arcos naturales de Valdearcos.
  Subimos a visitarlos por la PR que usaremos para el descenso. La zona de la Buitrera, Valdearcos y el barranco de Valdeinglés es lo que más merece la pena conocer.
  De vuelta bajamos por el marcado y limpio sendero PR que recorre todo el bonito barranco de Valdeinglés.

Paredes rocosas de la Buitrera delante
  Una vez que finaliza el barranco todavía queda muchoooo de pistas entre campos de cultivo muy monótonas, intercaladas con barranqueras de la "muerte" y senderos perdidos donde las zarzas son protagonistas.
  Al final no fue para tanto, a pesar de las "emboscadas" de vegetación pasamos sin demasiados problemas. Tramo final de puro trámite antes de llegar al coche en el Santuario y cerrar el circulo.

Atrás dejamos el Monegré
  En todo la jornada no vimos a nadie, solo un tractorista estrenado el cacharro que le habían traído los Reyes. "No hay mal que por bien no venga", y "gracias" al confinamiento estamos conociendo lugares insospechados que jamás habríamos visitado en circunstancias normales.
  Como mandan los "cánones" finalizamos la excursión con las cervezas reglamentarias acompañadas con tortilla de patata y todo antes de regresar a Zaragoza.
  
Ladera de la Buitrera
Track para GPS:

Reseñas a otras rutas por la zona:

Ver todas las fotos:

Pequeña trepada
Techos Comarcales Provincia de Zaragoza:

Panorámicas desde la Buitrera
El Monegré
Moncayo
Vértice Buitrera
Autoretrato
Subida a Valdearcos
Arco natural
Otro arco
Una PR lleva hasta allí