miércoles, 22 de febrero de 2012

Ibón de Estanes 1777 m.

Domingo 19:
Ibón de Estanes 1777 m.
Desde la antigua estación de Forges de Abel, con esquís y raquetas
"Grupo de Montaña Tebarray"

  Como todos los años me encargo de organizar para la asociación juvenil "Tebarray" la típica excursión con raquetas a la nieve. Inicialmente tenia previsto ir a la parte francesa del Portalet, la posibilidad de atascos en la carretera por la gran afluencia de esquiadores a Formigal me hizo cambiar de opinión. 
  El plan "B" fue cruzar la frontera por el túnel internacional del Somport y subir al ibón de Estanes. La excursión "típica" es comenzar en el aparcamiento de Sansanet, me pareció poca cosa, decidí alargarlo partiendo de la antigua estación de Forges de Abel.

Comenzamos la excursión en la antigua estación de Forges de Abel

  A las once y media de la mañana comenzamos la marcha los veintiún expedicionarios que nos concentramos en Forges de Abel. Las edades iban desde los doce años de Natalia a los cincuenta y tantos de Juan (el padre), también estaban viejos "dinosaurios" de Tebarray y otras caras conocidas en las "Crónicas" como José Luis Ferrer, Juan Navarro, Oscar (el destalentao), Rafa (el freerider), Rafa (bis), José Urzola, Isidro (cachocabroncarapija), Fran (el ideal), David (el futbolero)........, además de algún padre y los chavales.

Nos adentramos enseguida por el bosque

  Es una salida combinada, siete esquiadores y catorce raqueteros. Con el cielo cubierto y nada de viento, temperatura baja pero agradable para andar, abundante nieve desde el mismo coche. Nos adentramos en el espeso bosque de hayas y abetos, las ramas esta llenas de nieve, es un paisaje idílico, todos suben encantados y haciendo fotos.
  La senda esta pisada y menos mal porque abrir huella dando vueltas por el bosque no hubiera sido "buen rollo", a pesar de llevar GPS vamos encajados entre las profundas paredes del valle bajo la los arboles, la cobertura de satélites no es demasiado buena y da un error de bastantes metros.

Hay huella antigua y es fácil seguir el camino

  Los 250 metros de desnivel hasta el cruce de Sansanet se suben casi de una tajada y luego llaneamos por la orilla del río bastante trecho. Hace rato ya que empezó a nevar, lo pone "bonito", copos grandes que caen verticalmente sin nada de viento dando un ambiente de lo más "navideño".
  Confluimos con la "autopista" que hicieron al pasar infinidad de personas para subir al ibón desde Sansanet. Todavía queda bastante bosque, cuando salimos a terreno abierto el viento sopla fuerte transformando la nevada en ventisca, una intensa niebla nos anula la visibilidad.

La vegetación es alta y espesa

  Seguimos la huella, el GPS funciona correctamente, el estado de animo de algunos participantes se "deteriora", la ventisca arrecia y hace muchísimo frío, estamos cerca del ibon y "presiono" al grupo para que continúen. Tras un pequeño despiste siguiendo una huella que nos saco del itinerario volvimos a "su sitio" y por fin llegamos a la orilla del Ibón de Estanes.
  Por su puesto que no se veia nada, adivinamos que era el ibón por los grandes bloques de hielo rotos que había en la orilla al bajar el nivel del agua.

Fue un agradable y bonito paseo por la nieve

  Resguardados del viento en un ventisquero junto a una gran roca nos abrigamos a tope y aprovechamos para comer algo antes de salir de allí "pitando". Mientras los esquiadores quitábamos focas, el grupo de raqueteros continuaba el descenso sin pausa, el primer tramo de esquiada fue más bien "penoso", no se veía nada, esquí de "supervivencia". 
  Enseguida alcanzamos a los raqueteros, la visibilidad iba mejorando poco a poco, la nieve húmeda y profunda era buena para todos.
  Una vez que entramos en el bosque todo cambio a bien, el viento paró, la visibilidad perfecta, la temperatura agradable............

Nos nevó con ganas pero no nos asustamos

  Esquiar por el bosque sorteando arboles y matojos fue de los más divertido, hubo abundantes caídas, alguna de lo más cómicas. Los raqueteros tampoco fueron menos, atajaban por palas vírgenes, se tiraban por la nieve blanda y descendían muy rápido.
  Pronto llegamos a los coches, el retorno fue más corto de lo previsto, todos muy contentos con el día y el recorrido, un autentico éxito.

El grupo victorioso en la orilla del ibón, la niebla no nos dejo ver nada

  De vuelta paramos en Villanúa a tomar unos bocatas y vuelta a Zaragoza sin atascos, cosa "rara". 

Reseña para ir desde Forges de Abel a Sansanet:
  
Reseña para subir a Estanes desde Sansanet:

Excursión de Tebarray el año pasado con esquís y raquetas:

Track para GPS y ver la ruta en Google Eart: