miércoles, 27 de febrero de 2013

Pico Mandilar 2211 m. y Peña Robla 1804 m.

Domingo 24 de Febrero:
Pico Mandilar 2211 m. y Peña Robla 1804 m.
Ruta con esquís por la estación de Panticosa

  Partimos desde Zaragoza, no madrugamos, han dado un día horroroso con temperaturas muy bajas, viento fuerte y medianamente soleado, cambiamos planes cada dos por tres.
  Al principio de semana llevamos previsto subir al Chinebral de Gamueta desde Linza, conforme se estropean las predicciones modificamos planes.

Foqueando por la pista del bosque desde Panticosa

  La excursión no debía ser muy complicada, factible para raquetas y novatos con esquís. Visto lo visto el sentido común nos invito a programar un foqueo por pistas de la estación en Panticosa, que previsiblemente estén cerradas por el viento.
  El problema era el frío, cualquier lesión que te inmovilice sin ser grave puede derivar en tragedia, la nieve venteada y dura se parecía más a hielo puro que a nieve, difícil de esquiar y con alto riesgo de caída.
  Aun nos atrevimos a dudar con subir al Burrambalo, definitivamente lo descartamos y enfilamos a Panticosa, tuvimos mucha suerte y sin duda fue la decisión más acertada.

La parte superior de la estación esta cerrada y estamos solos

  A las ocho de la mañana, con horario de "dominguero" total, partimos de Zaragoza en la "furgopatillera", Nacho (el patillas), Jesús, Mateo, David (el exfutbolero), Fran (el ideal) y yo. Hacemos un alto en Sabiñanigo uniéndonos a Rafa (el freerider), Juan (el padre) y Carlos.
  Aun nos permitimos el lujo de tomar café tranquilamente mientras "divagamos" sobre lo que hacer, el cielo se ve cubierto desde Biescas, hace un frío que te "cagas" y en Panticosa esta nevando.

Llegando al Mandilar con la cubeta del ibón y la sierra de Tendeñera

  Por unanimidad vamos a lo más seguro, la estación de Panticosa, y que sea lo que tenga que ser. Llegamos al parking con buena impresión, algún rayo de sol se cuela entre las nubes, no nieva ni hace viento y muy pocos coches.
  La temperatura rondara los 8 bajo cero, sin viento se esta bien, nos preparamos y comenzamos el foqueo por la pista del bosque, desde el ultimo día que subimos a Peña Robla se ha estrechado mucho y hay abundante hielo.

Grupo en la cumbre del Mandilar

  Tenemos caras nuevas, Jesús amigo de Nacho, ni me acuerdo cuando fue la ultima que vino. Juan (el padre) que no le vemos el pelo desde el pasado invierno y vuelve con ansias renovadas. Fran (el ideal), el "amor" le ha apartado del deporte durante un año, ya lo dice el refrán, "recio que se casa, cuerda que se pudre", regresa al monte con ímpetu para "ahogar penas", eso si, con unos cuantos kilos de más, aun así sube hasta arriba cueste lo que cueste. David (el exfutbolero), especialista en bicicleta montaña, comienza sus andadas con el esquí, se defiende perfectamente. Mateo no se atreve a calzarse esquís va con raquetas pero sube el primero y baja casi tan rápido como con esquís.

Autorretrato en la cima

  Seguimos pistas hasta el collado de Peña Robla, Carlos, Rafa y Nacho se escapan aprovechando para coronarlo, el resto del grupo continuamos dirección al Mandilar, la cota más alta de la estación.
  Las pistas de Sabocos y el Mandilar están cerradas desde primera hora por el viento que ahora esta prácticamente en calma. Estamos solos y con pistas sin "estrenar", siguiendo la roja llegamos a la cima del Mandilar, se despeja por completo, al sol y sin viento se esta a gusto, tenemos buenas vistas, definitivamente la elección ha sido un acierto.

Cueva excavada en la nieve

  Saltamos en la cumbre, comemos y nos preparamos para el descenso que sin duda va a ser fácil y divertido. Mateo con las raquetas ha comenzado con ventaja y al galope, lo alcanzamos ya en la pista del bosque.
  Nos lanzamos por la pista roja haciendo cada uno su propia huella, no se si somos buenos, pero esta claro que lo parecemos. Cuando llegamos al collado de Robla la nieve cambia a dura, la pista roja esta pelada por el paso de esquiadores, se esquía mejor por los laterales donde se acumula nieve suelta, atajamos por un tubo helado paralelos al barranco de Yanell a dar con la pista del Bosque.

Comenzamos el descenso bajo las cumbres de Sabocos y Peña Blanca

  Por pista se nos hace aburrido, cometemos el "error" de atajar bajo las pilonas del telesilla, la nieve esta helada y pulida, sudamos más bajando que subiendo, metemos cantos con fiereza y aun así derrapamos.
  Buffff...., por fin llegamos a la pista¡¡¡¡, cuatro giros más y estamos en el aparcamiento felices como nadie.
  Nos queda el picnis al sol, llevo la nevera con latas, patatas fritas, embutido y la comida que no hemos consumido arriba, zampamos con ganas, buen ambiente, tertulia y risas.
  Para terminar café "ardiendo" en Sabiñanigo, vuelta a Zaragoza satisfechos.

Reseña de la Ascensión:

Otras de nuestras ascensiones por la zona:

Track para GPS y ver la ruta en Google Eart: