miércoles, 11 de diciembre de 2013

Maladeta Oriental 3308 m.

Sábado 7 de Diciembre:

  Hoy he sido uno de los "cuatro pringados" que les ha tocado trabajar en toda España, me han dejado el puente festivo "troceado". Para aprovechar al máximo me voy a Benasque nada más comer, se une en Huesca Bea (la andaluza), tenemos fiesta domingo y lunes.
  El plan es esquiar, el primer día nos adentraremos en el Glaciar de la Maladeta con la intención de coronar la Maladeta Oriental y el segundo lo decidiremos según cantidad y estado de la nieve.
  De camino paramos en Barbastro para "acopiar" provisiones, porque otra cosa no será pero lo que es comer bien si que lo haremos.

Silueteados con el pico Paderna
Domingo 8 de Diciembre:
Canal de la Rimaya. Maladeta Oriental 3308 m.
Intento con esquís desde el Vado del Hospital

  A las 7 de la mañana llega a Campo Víctor (el melenas) para unirse a la "expedición", echando cuentas hace más de cinco meses que no le vemos "el pelo", vuelve a la carga. Juntos continuamos viaje hasta el fondo del valle, estacionamos en el Vado del Hospital que por cierto lo han asfaltado, ya no hay hielo ni el barrizal que solía formarse.

Torre Cordier y Maladetas Occidentales
  Iniciamos la marcha pateando la carretera hasta las pistas de fondo, calzamos esquís y a foquear por el circuito, lo abandonaremos desviándonos a la Renclusa por el directo camino viejo que se utiliza en invierno. Para no tener que bajar al refugio seguimos haciendo zetas apareciendo en el barranco de Alba junto a los ibones de Paderna, a la vez que remontamos el Glaciar trazaremos una diagonal dirección al Portillón Superior.

Pequeña parada en los breves momentos de sol
  El cielo esta raso y despejado, la temperatura bajo cero, estamos a la sombra y seguiremos así todo el día, nos dará el sol escasamente veinte minutos en todo el día, en el Glaciar no entra para estas fechas.
  Víctor va el primero, hay un trazo viejo de raquetas que parece un "patatal" y esta completamente helado, se progresa mejor abriendo huella aunque nos hundamos.
  En todo el día no vemos a nadie, cuando llevamos casi tres horas de marcha tenemos unos minutos de sol, aprovechamos para comer algo, en la sombra hace frío intenso, si paramos nos quedamos "congelados" en breves.

Vistas sobre el fondo del valle cerca del Portillón Superior
  Hay nieve suficiente para esquiar aunque asomen numerosos bloques y haya que buscar paso entre ellos, la nieve polvo y profunda, sin transformar, como si acabara de caer. Ya cerca del desvío al Portillón Víctor pierde fuelle y queda atrás, en algo se tiene que notar el tiempo que lleva en dique seco.
  La huella de raquetas continua adelante, suponemos que la canal de la Rimaya tendrá "escalones" y se subirá bien.

Dominio sobre el Valle de Arán
  Conforme nos acercamos el frío se intensifica, vislumbramos las paredes con escasa nieve señal de que han sido venteadas. De lejos no esta nada claro, la canal apenas tiene nieve, estrecha y vertical, lo que parece nieve es hielo de "congelador".
  En la base a unos 3200 metros de altitud comprobamos que nadie ha subido, es un mixto de roca y hielo expuesto, para superarla en condiciones necesitaríamos cuerda y más tiempo del que disponemos, el día es corto y no nos podemos arriesgar.

Se puede esquiar pero afloran piedras
  Bea ve "su gozo en un pozo", es la cuarta vez que sube y por unas circunstancias u otras nunca ha llegado a la cumbre. Maldice a la Maladeta, jura y rejura que nunca más lo intentara, pero ya lo dice el refrán, "nunca dirás nunca jamas", han pasado cuatro días y ya esta deseando volver.
  Por unanimidad decidimos dar la vuelta y disfrutar de la esquiada, quitamos focas rápidamente y aun así nos quedamos sin sensibilidad en las manos teniendo problemas para recuperarlas.

Allí queremos subir
  Esquiamos sobre nieve polvo profunda "cojonuda" pero hay "trampas" ocultas. Nada más empezar atravieso una plancha de hielo cubierta por una fina capa de nieve, haciendo "malabarismos" mantengo el equilibrio y salgo sin caer. Los bloques ocultos también dan sorpresas al enganchar los esquís, mandando a Bea y Víctor al suelo en un reñido "empate a dos" de caídas.

Paredes heladas bajo la Maladeta
  Reducimos la velocidad, esquiamos tanteando, evitando "alegrías". Hemos subido por el barranco de las Maladetas, bajamos pegados a la cresta de los Portillones por donde no hay ninguna huella. "Desvirgamos" la ladera sorteando infinidad de bloques y dando de vez en cuando raspazos con los esquís en roca.
  Tranquilamente cuesta menos de una hora llegar a la Besurta, queda lo peor, remada por las pistas de fondo añadiendo otro tanto al tiempo.

En la base de la Canal de la Rimaya
  Apuramos la nieve del arcén por la carretera para llegar esquiando hasta el mismo coche. Tenemos suerte, en el parking da el sol y se esta estupendamente, nos cambiamos y recogemos terminando justo al caer.
  Regreso a Campo para tomar unas cervezas con aperitivo antes de que Víctor marche para Zaragoza. Bea y yo nos ducharemos y prepararemos una merecida merienda cena antes de ir a dormir.
  Mañana planeamos coronar el pico Paderna por los tubos de Paderna partiendo como hoy desde el Hospital de Benasque.

Autorretrato antes del descenso
Reseña de la ascensión a la Maladeta Oriental:
http://www.komandokroketa.org/Maladeta_Oriental/Maladeta_Oriental.html

Track para GPS y ver la ruta en Google Eart desde el Vado del Hospital:
http://es.wikiloc.com/wikiloc/view.do?id=2809747

Un vídeo de una ascensión hace dos años: 

Otra ascensión a la Maladeta Oriental:
http://danielmurmarin.blogspot.com.es/2011/12/maladeta-oriental-3308-m.html

Otro de los intentos fallidos de Bea en la Maladeta:
http://danielmurmarin.blogspot.com.es/2012/05/canal-de-la-rimaya.html

Más fotos:
Maladeta Oriental