martes, 25 de agosto de 2009

Pico Lustou 3023 m.

El viernes por la tarde Nacho (el Patillas) me recogía con su furgo junto a Javier (su hermano) y Ángel (el cuñao), tomamos carretera hasta Barbastro donde se unió Pepe (otro hermano del Patillas).

Sin más paradas llegamos al Refugio de Pineta en donde teníamos reservada la cena y el alojamiento.
Como es "tradicional" después de cenar realizamos la marcha nocturna al parador de Pineta para bajar la cena y tomar un café con su correspondiente helado "como unos señores".
Comienzo de la cresta en un vivac gigantesco

  • Sábado 22:
Pico LUSTOU 3023 m.

A las 6 de la mañana nos levantamos y tras desayunar pasamos a Francia por el túnel de Bielsa desviándonos en el valle de Rioumajou hasta el aparcamiento al final de la carretera donde comienza la marcha.

Tramo de cresta y el valle de ascenso
El valle de Rioumajou esta "incrustado en España, llama la atención su bosque con arboles gigantescos y muy frondosos que le hacen diferente. Muy bien preparado para el turismo, aparcamientos señalizados, zona de acampada, merendero, w.c. químico y mucha sombra.
Pasos aéreos

El recorrido es de gran desnivel, unos 1700 metros que suben sin descanso por buenos senderos y mucha vegetación. En la parte superior aparece el canchal con el recorrido balizado con abundantes mojones que nos llevan fácilmente a la cresta.
La cresta es fácil, incluso los tramos un poco aéreos se pueden evitar, casi no merece la calificación de cresta quedándose en lomo.

Cumbre del Lustou
En cuatro horas hacíamos cumbre con muy buen tiempo. De subida nos alcanzo una chica por la retaguardia, le invitamos a pasar delante pero pidió seguir con nosotros, como somos unos "caballeros" la incorporamos en el "equipo" y subimos juntos hasta la cumbre.
Se llama Eli y es de Lérida, ascendía con su pareja pero ella decidió no continuar, el marcho solo, al rato cambio de opinión y empezó a subir como una "moto" hasta que nos pilló. (Nos faltaba una chica en esta excursión).
Bajando la cresta

Javier llevaba un trancazo y estaba tomando pastillas para "sobrevivir", le dio un ataque de tos y renuncio a subir. Tras comer y pegarse una buena siesta se recupero y subió a la cumbre "en solitario".


Javier resurge de sus cenizas

Hay que destacar también a Ángel que a pesar de la poca frecuencia con la que va al monte sube como si estuviera en plena forma, si a ello sumamos el estupendo "airbag" en forma de "barriga" que transporta es para darle "medalla de oro". (Me ha dicho que retoque sus fotos para que se le note menos, jejejeeeeeeeee.....)

Largo descenso por el valle
La bajada se me hizo interminable y dejo las rodillas doloridas (¡como echo de menos la temporada de esquí!).
De vuelta a Pineta paramos en Bielsa a tomar "varias" cervezas y al refugio a ducharnos y cenar.
Esa noche fuimos al parador como es "de rigor" pero esta vez en coche.

  • Reseña con detalles para subir al Lustou:

  • Track para gps y ver la ruta en Google Eart: