martes, 27 de abril de 2010

Tendeñera 2853 m.

Viernes 23:
Peña Tendeñera 2853 m.
Con esquís por el Valle de Otal

   A las 6 de la mañana Nacho me recoge con la furgo-patillera y vamos hasta Senegüe donde hemos quedado con Víctor (el melenas) y Antonio (el sobrao), nos montamos todos en el 4x4 de Antonio y continuamos viaje al refugio de Bujaruelo.

Entrando en el Valle de Otal

 Esta todo muy nublado, incluso cae alguna gota, no se ve nada claro, la ultima vez que lo intentamos paso lo mismo y terminamos calados hasta los huesos. Nos metemos al refugio y "repetimos" el desayuno con tranquilidad y tertulia pensando en el gran "éxito de convivencia" en que iba a quedar el día.
  Con mucha pereza salimos a la calle a mirar y huuummmmmm......, parece que "escampa", ¡¡¡ala!!!, vamos allá. Nos preparamos y comenzamos el porteo pasadas las diez de la mañana, pensamos que la nieve estaría muy alta pero en unos veinte minutos calzábamos esquís con nieve continua.

Ruta de esquí en invierno que realizamos

  Para variar completamente solos los cuatro nos adentramos en Otal sin ningún convencimiento de llegar a nuestro objetivo, el cielo no esta para "fiestas", nuestra cumbre no se ve y es muy tarde, pero como hemos arrancado seguimos tirando. Pasado el refugio de pastores de Otal nos desviamos a la izquierda para tomar la ruta de invierno aprovechando un puente de nieve para cruzar el río. 
  Nos adentramos por una ramificación del valle bajo gigantescos paredones buscando el paso entre los restos de un alud de varios cientos de metros como si fuera un laberinto de bloques.

Restos de un alud enorme que cortaba la entrada a Otal

  La ruta de invierno es muy expuesta, transcurre por inclinadas terrazas bajo las murallas de roca con grandes cortados que hay que flanquear hasta llegar a las ultimas palas donde confluye con el camino de verano.
  Si la nieve esta dura cualquier resbalón supondría un "adiosmundocruel". Si hay riesgo de aludes, en el flanqueo bajo otras terrazas con que se mueva un Sarrio puede provocar un alud que te arrastrara al abismo. En resumen, es una vía directa, bonita y buena esquiada pero hay que ir con la nieve asentada, en perfectas condiciones.

El valle de Otal visto desde las terrazas

  En nuestro caso no fue el día "ideal", es cuando más miedo he pasado en todo el invierno por los "malditos" aludes que caían por todos lados cortándonos el paso por delante y detrás. 
  El jueves nevó bastante en cotas relativamente bajas y después llovió, la nieve sin asentar se empapo y deslizaba simplemente con nuestras voces.

Las nubes van bajando

  Al poco de empezar las subidas fuertes un Sarrio asustado por una terraza superior nos lanzo dos coladas seguidas que cortaron el grupo en dos, más arriba junto a las paredes de roca la nieve deslizaba solo "mirarla". Estábamos bastante "acojonadetes" pero ya en medio de "marrón" decidimos seguir, el cielo aguantaba.

Empezamos las ultimas palas comunes a la ruta de verano

  Después de provocar y esquivar varias coladas más llegamos a las palas finales, como premio a nuestra "osadía" las nubes nos engulleron y en la antecima comenzó a nevar. 
  Nacho se asomo por el filo de nieve "podrida" hundiéndose alguna vez hasta la cintura, los escasos 20 metros longitudinales de arista que nos separaban de la cima quedaron para otra "ocasión", ya valía de emociones fuertes por hoy.

Cresta cimera nevando y sin visibilidad, nos quedamos en la antecima

  El descenso bastante caótico, provocamos muchas coladas, una arrastro a Antonio y otra a Víctor sin consecuencias. Con mucho cuidado, atentos, bastante separados y haciendo la menor cantidad de giros posibles, incluso sin hablar, llegamos a la parte baja del valle considerándonos "salvados".

Descenso muy separados y vigilando arriba

  Volvimos a poner pieles para el llaneo de Otal y a la salida del valle seguimos esquiando por lenguas de nieve a tan solo quince minutos de Bujaruelo.
  De vuelta a Senegüe, Víctor se fue a Panticosa, Antonio, Nacho y yo a Sabiñanigo a tomar unos huevos fritos "por su sitio" y a Zaragoza.

Reseña para subir a Tendeñera en verano:

Vídeo de la ascensión: