lunes, 3 de enero de 2011

Sacroux 2675 m.


  El jueves por la tarde al terminar de trabajar me fui a mi apartamento en Campo a pasar la Nochevieja y Año Nuevo con la familia Ferrer.

Viernes 31:
Pico Sacroux 2675 m. con esquís y Nochevieja

  Para hacer hambre de cara a la ultima cena del año y aprovechar mi primer día de fiesta decido subir al pico Sacroux con esquís. 
 Con un precioso día soleado y viento en calma empiezo a foquear desde el mismo coche en el aparcamiento del vado del Hospital. La nieve escasea en la parte baja, voy buscando pasillos blancos para no estropear las focas hasta llegar al bosque donde el panorama es desolador.

Maladetas, Salvaguardia y valle a la Besurta

  Poca nieve veo, dudo que pueda subir con los esquís puestos, para bajar no quiero ni pensarlo. Me resisto a portearlos y voy buscando la mayor continuidad posible entre los pinos por las zonas de sombra, esquí - hierba, no encuentro nieve en condiciones hasta salir del bosque en la parte superior.

Cima del Sacroux hacia la parte francesa

  No hay "ni Dios" por la zona, una huella vieja llega hasta el puerto de la Glere y desaparece. La nieve esta bastante dura, en la sombra es hielo puro, confío en que el sol la vaya reblandeciendo, hace calor y sudo como un "bellaco". 
  Me voy acercando a la base de la empinada pala final que con sus 40 grados de pendiente y nieve dura da "muy mal rollo", empiezo a remontarla haciendo zetas con los esquís y veo que es la parte del recorrido que mejor nieve tiene. 

Autorretrato en la cumbre

 En la parte superior de la canal intento pasar a la roca para coronar los últimos metros pelados, me encuentro un tramo de hielo puro que me hizo sudar para no acabar rodando ladera abajo. 
  Por fin cima, la sensación de estar solo aislado de "civilización" me provoca cierta tensión que no tengo cuando voy acompañado como suele ser habitual. Tirarme por aquella pala esquiando en compañía no me hubiera supuesto ni la más mínima preocupación. Solo, las cosas cambian, piensas mucho más, ni siquiera tengo cobertura de teléfono, cualquier lesión que me inmovilizara podía ser de "malo tirando a malisimo".

Bagnéres de Luchon desde la cima

  Como precaución tengo dicho a José Luis donde voy, cuando tengo cobertura le llamo e informo por donde ando, los horarios que llevo, supongo que "sobreviviría". 
  Hago las fotos de rigor, como y me preparo para la esquiada, repito los malabarismos al pasar el cacho de hielo hasta la nieve y me tiro por la pala disfrutando la poca nieve transformada que me iba a encontrar.

El Hospital de los LLanos a vista de pájaro

  El resto del descenso fue con nieve dura que se dejaba esquiar hasta llegar al "patatal" del bosque donde me resistí a quitar los esquís apurando cualquier "escupitajo" de nieve, los últimos metros de pala estaban sin nada.
  Se quedo una tarde muy agradable, estuve tomando los últimos rayos de sol del día antes de volver a Campo.
______________

  Esta noche es Nochevieja, cene invitado en casa de la Familia Ferrer (José Luis, Yolanda y Violeta). La comida fue de calidad y en cantidad, terminamos en la plaza del ayuntamiento de Campo junto con la mayoría de los vecinos del pueblo engullendo las uvas al son del reloj de la iglesia. 
  Petardos, serpentinas, confeti, champán............, ¡dejamos la plaza hecha un asco...!, a parte de hacer "el tonto" como nunca y disfrutar como adolescentes. 
  Terminamos la noche en uno de los dos bares abiertos que tiene el pueblo, José Luis y yo nos fuimos no muy tarde a la cama pues al día siguiente teníamos previsto realizar nuestra "tradicional excursión" de Año Nuevo.


En la plaza de Campo con un cotillón improvisado

Reseña de la ascensión en invierno con esquís desde los llanos del Hospital:

Reseña para subir andando sin nieve:

Track para GPS Invierno:


Otra de nuestras ascensiones al Sacroux: