viernes, 28 de octubre de 2011

Gran Astazu 3071 m. y Petit Astazu 3012 m.

  Estupendo y completo fin de semana, salimos de Zaragoza el viernes por la tarde Javi (unomás) y yo dirección Huesca, primera parada a recoger a la "supermontañera" Ana (la mochuela). Continuamos viaje hasta Campo, en mi apartamento montaremos el "campo base", cenamos y nos vamos pronto a la cama, mañana hay que madrugar, el día sera exigente.

Sábado 22:
Picos de Astazu
Gran Astazu 3071 m. y Petit Astazu 3012 m.

    En el refugio de Pineta quedamos a las 7,30 de la mañana con Javi (de Azpeitia) y Rafa (el freerider). Entramos con la intención de tomar un café y allí no hay "ni dios", las luces apagadas y todo cerrado, ¡y nosotros que pensabamos que madrugamos poco¡

Vistas del valle llegando al balcón de Pineta

  Vamos al fondo del valle, aparcamos en la antigua zona de acampada donde empieza la señalización para subir al balcón de Pineta.
  Con dos grados bajo cero, cielo raso y las primeras luces del día empezamos la andada. Hasta que salimos del bosque no nos alcanzo el sol, las cosas cambiaron radicalmente, de ir tapado hasta las cejas y con frío, a manga corta y sudando. Conforme ganamos altura la vistas sobre Pineta son espectaculares.

Monte Perdido y Cilindro con su glaciar

  Cuando alcanzamos el balcón, tras haber subido 1300 metros de desnivel, el espectáculo paisajístico que se abre es sorprendente, los paredones de Monte Perdido con su glaciar suspendido y los picos de Astazu al fondo cerrando el circo. 
  Hacemos cantidad de fotos, aunque la luz no es muy favorable, fotografiar caras norte es siempre complicado en horas de sol. 

El valle de Pineta desde lo alto del balcón

  Hace 27 años que subí a los Astazu por primera vez apadrinado por Javier Pérez, mi primer secretario, esta vez era yo más secretario de el porque fue mi primer "tresmil". En aquellas fechas el glaciar estaba mucho más exuberante de hielo y había derrumbamientos constantemente ocasionando grandes estruendos.

El glaciar colgado del Perdido ha disminuido mucho en los últimos años

  Todos subimos bien y rápido aunque sin dejar de disfrutar del paisaje ni de hacer fotos. A Ana, la única chica del grupo la tratamos como a una Reina, aunque probablemente este más fuerte que cualquiera de los chicos.
  En el ibón de Marboré, bajo la brecha y el refugio de Tucarroya paramos a meternos algo en los estómagos que llevaban rato pidiéndo.

Vistas del circo de Gavarnie desde el collado de los Astazu

  Continuamos la marcha al collado entre los Astazus y el Marboré, de nuevo se abría ante nuestros ojos una vista impresionante, el circo de Gavarnie con los Gavietos, Tallón, el Casco, la Torre, picos de la Cascada y Marboré.
  Mientras nos deleitamos contemplando el paisaje un helicóptero francés en plan "macarra" total nos pega una lijada a toda velocidad a escasos metros de nuestras cabezas dándonos un buen susto, Ana estaba impresionada con tantas emociones juntas, jajajajaaaa.......¡¡¡¡¡¡¡

El helicóptero macarra a punto de darnos una lijada rasante

  Nos dirigimos a la corta, fácil pero aérea cresta que nos lleva al Petit Astazu, había algo de hielo por lo que tuvimos que asegurar bien nuestros pasos y no acabar volando en Gavarnie mil metros más abajo.
  El paso por la cresta hasta el collado de Swan entre los dos Astazu es lo complicado, con cuidado y poco a poco avanzamos hasta un resalte que hay que destrepar, las guías lo clasifican de segundo grado. Una vez en el collado subir al Gran Astazu es pan comido, buscando el paso entre pequeñas terraza llegamos a la cima.

Autorretrato en la cumbre del Petit Astazu

  Aquí nos toca hacer la parada larga, hace frío pero abrigado y al sol se esta muy bien. saltamos para celebrarlo, hacemos fotos y comemos, es el décimo tresmil principal que conquista Ana este verano.
  Como no nos "mola" bajar con los frontales nos ponemos en marcha pronto. El descenso resulta ser mucho más rápido de lo previsto. 

Cresta para llegar al collado de Swan y Gran Astazu

  Nos dirigimos al collado de Swan, poco antes tomamos ya la directa siguiendo hitos desperdigados hasta cerca del ibón de Marboré donde confluimos con la ruta de ascenso.
  Bajar el balcón se hace largo, siempre tienes el edificio del Parador Nacional a la vista pero nunca llegas. Para que se haga más ameno vamos conversando hasta abajo del todo y sin darnos cuenta estamos en el coche.

Ana en la cresta contemplando el abismo al pueblo de Gavarnie

  Javi (de Azpeitia) marcha a Sabiñanigo donde tiene a la familia esperandole. Ana, Javi, Rafa y yo volvemos a Campo. Damos buena cuenta de las cervezas y patatas mientras nos duchamos y preparamos la cena, cansados de los más de 1800 metros de desnivel y 20 kilómetros de hoy nos vamos a la cama.
  Mañana tenemos excursión "corta", el pico Mall Pintrat, con "solo" 1200 metros de desnivel.

Robiñera, la Munia y Tromousse desde el Gran Astazu

Reseña de la ascensión:

Track para GPS y ver la ruta en Google Eart: