viernes, 8 de mayo de 2009

Ascensión al Aneto 3404 m.

Sábado 2 de Mayo:

Aneto 3404 m.

  Antonio (el Sobrao), Nacho (el Patillas) y yo hemos quedado con Víctor a las 6,30 h. de la mañana en Campo para subir todos juntos hasta los Llanos del Hospital desde donde iniciaremos nuestra travesía al Aneto, el techo de los Pirineos.

Descendiendo la brecha del Portillón Superior
  Quince minutos antes de la hora recibimos una llamada de Víctor y nos cuenta que un vehículo con cuatro "CO´S" (abreviatura de colegas) que volvían de la discoteca empapados en alcohol y probablemente con alguna sustancia más en la sangre, le habían adelantado a toda velocidad y se habían"estampado" justo delante de él con lo cual el "pobre" chaval tuvo que auxiliaros y montar el "operativo de rescate" de los maltrechos muchachos. 
  Nosotros fuimos subiendo hacia los llanos tranquilamente a ver si tenia suerte y podía marchar pronto.

Atravesando el glaciar del Aneto
  Llegamos al Vado del Hospital y nos sorprendemos viendo coches por un tubo y gente a capazos desfilando hacia el fondo del valle. Conseguimos aparcar la furgo de Nacho en el Hospital y nos tomamos un café para hacer tiempo y esperar a Víctor.
  También a que parara de llover porque lo estaba haciendo con "ganas", los pronósticos meteorológicos decían que amanecería malo (pero no tanto) y luego despejaría quedando el día ideal.

Casi estamos en la antecima
  Cansados de esperar y sin noticias de Víctor, sigue lloviendo pero decidimos marchar. Vamos a la furgoneta e inmediatamente nos sigue el "rumano de turno", empleado del Hospital y con malos modales nos dice que "furgonetas fuera", el aparcamiento es privado y sino hacemos caso llamará a la Guardia Civil ("Dimitri cabrón"). 
  Antonio se rebota y Nacho se cabrea, le pedimos explicaciones y dice que el solo cumple ordenes (a los turismos no les dice nada). Tras una pequeña discusión nos vamos con la furgo al aparcamiento del vado (con la "sensibilidad" de Nacho "herida") donde para encontrar hueco la metemos en un "barrizal" que casi no salimos.

Desde la antecima el Puente de Mahoma y la Cruz
  Sigue lloviendo, nos preparamos y comenzamos el porteo por la carretera hasta el Hospital otra vez, en las pistas de fondo nos calzamos los esquís para seguir foqueando entre la "muchedumbre". Pronto para de llover, tal y como subimos se despeja, llegamos a refugio de la Renclusa en hora y cuarto con sol, las cumbres limpias y horario de "dominguero total".

Atravesando el Paso de Mahoma
  Seguimos subiendo tranquilos por la "autopista" que era la huella con carril "raqueta", carril "peatón y carril de adelantamiento. Hasta el Portillon superior adelantamos unas cuarenta personas, Antonio se nos ha quedado atrás y le esperamos en la brecha. 
  El descenso de la brecha estaba super espectacular, nunca lo había visto con tanta nieve, era una auténtica "zanja" excavada por la gente con escalones tallados, todo un lujo.

El techo del Pirineo
  En el glaciar del Aneto el sol pega "de punta", hace un calor horroroso, empezamos a ver las primeras "victimas" tiradas en los laterales de la huella abandonadas por sus compañeros y esperando su regreso. Antonio que esta en periodo de recuperación y puesta a punto después de su baja sufre pero sigue, poco a poco va quedando atrás, no le perdemos de vista.

Antecima y paso de Mahoma desde la cumbre
  Vemos en la cumbre a lo lejos algo que parecía una roca alargada sin nieve pero resultó ser gente a "mogollón" haciendo "cola" para pasar el Puente de Mahoma. Cuando llegamos ya han bajado casi todos (vamos a "cerrar"), el paso de Mahoma esta libre y no hay nadie en la cima, Nacho y yo nos embarcamos, tiene bastante nieve y se pasa bien aunque el "precipocio" esta por ambos lados y te agarras que le haces "daño" a la roca.

Glaciar trillado por los esquiadores
  La cumbre del Pirineo tiene la cruz medio enterrada, vistas al infinito y temperatura muy agradable. Hacemos fotos, disfrutamos de las vistas y volvemos al otro lado a prepararnos para el descenso y comer algo (pensamos que Antonio no querría pasar). Al poco rato llega Antonio y decide pasar hasta la cruz, Nacho le acompaña y yo les hago fotos sobre el vacío.

Pico Aigualluts y Forau donde se filtra el agua del glaciar al Garona
  Comiendo nos quedamos solos, es tarde pero aún así nos sobra tiempo. Empezamos el descenso esquiando desde la antecima, creíamos que "cerrábamos" el pico pero aun sigue subiendo gente, la nieve esta blanda y desliza bien, el problema es el "patatal" en que se ha convertido el glaciar por los cientos de personas que han bajado, parece que ha pasado un tractor con un arado levantándolo todo.
  Me "aburro" esperando al "pobre" Antonio que a gastado sus energías subiendo y no consigue controlar los esquís, con algunas caídas y muchas paradas a descansar al final llegamos a Aigualluts.

Cruz y Virgen en la cima del Aneto
 Aigualluts en una "pasada" con espesores de nieve bestiales, la típica cascada de las postales apenas se ve, por la huella deslizamos muy bien y llaneamos bastante rápido, Antonio parece que se recupera y vamos los tres juntos. La Besurta tiene un "paqueton" de nieve y las pistas de fondo están con más nieve que en los mejores momentos del invierno, antes de lo previsto llegamos al Hospital y andando un pequeño tramo de carretera al "barrizal" donde esta la furgo.
  Más satisfechos que nunca regresamos a Campo donde esta Víctor esperándonos aburrido y ansioso de contarnos su aventura y oír la nuestra.
Al día siguiente otra travesía.

Reseña detallada para subir al Aneto:
http://www.komandokroketa.org/Aneto_Renclusa/Aneto_Renclusa.html


Track para GPS y ver la ruta en Google Eart:

http://es.wikiloc.com/wikiloc/view.do?id=381696