domingo, 7 de junio de 2009

Fin temporada de esquí

  El viernes nada más comer salimos rápidamente hacia "lo negro" Oscar Almau (el destalentao), Francisco (mi sobrino), Ángel (el cuñao) y yo. 
  Teníamos la intención de ir a Bierge en Guara y recorrer la nueva vía ferrata de Peñas Juntas para continuar el viaje a Benasque con base en Campo. 


  El sábado clausuraríamos la temporada de esquí subiendo los cuatro a la Torre Cordier desde la Besurta regresando a Zaragoza ese mismo día porque el domingo tanto a Oscar como Ángel y a mi nos tocaba trabajar por las elecciones.
  • Viernes 5:
Vía Ferrata de PEÑAS JUNTAS

  A las 16 h. estábamos en ruta camino a Bierge, el horizonte sobre Guara pintaba negro, negro, negro, pero confiábamos en la "típica" ventana que nos permitiera realizar la actividad. 
Ángel con cara de circunstancias
  Pasando Bierge continuamos con el coche por una pista forestal hasta el comienzo del sendero de aproximación a la vía. 
  Ignoramos la tormenta que se nos avecina, nos colocamos arneses, cascos y disipadores. 
Francisco sobre el puente de 26 metros
  Comenzamos a andar y empiezan a caer gotas de "medio litro", damos la vuelta y corriendo al coche mientras descarga una granizada que temiendo por la chapa de mi coche me fui a buscar un árbol frondoso para meterlo debajo.
¿Porque llamamos a Oscar destalentao?
 Media hora después cesaba la tormenta logrando sobrevivir ilesos tanto el coche como nosotros, volvimos y comenzamos la aproximación por un barrizal corriendo antes de que nos pille la próxima.

Ángel con la misma cara

  El río esta marrón, la vía resbaladiza y de vez en cuando gotea pero al considerarla fácil nos metemos. En una hora aproximadamente llegamos al coche sin mojarnos. Contentos por salvar el primer plan nos vamos a Bierge a tomarnos unos bocatas que han traído Fran y Oscar. 
Vista de los dos últimos puentes sobre el Isuala
  Continuamos camino a Campo donde el "jefe" de cocina (Ángel) nos preparo su especialidad culinaria: tortelinis con setas y foie fresco, para segundo una ensalada templada con gulas, para postre melocotón en almíbar casero del pueblo de Oscar. Comí tanto que pase una noche malisima, sumado que al día siguiente nos levantamos a las 5,30 h. a poco no sobrevivo.
Cerca del final de la vía
En la Besurta a punto de empezar con la niebla cerca
  En la Renclusa caía agua nieve y la niebla no dejaba ver nada, entramos a esperar tomando un café y echando unas risas. 
  Bastante destemplados por la humedad decidimos regresar a pesar de que allí comenzaba la nieve continua (buscando las lenguas de nieve adecuadas). 
  Casi cuando empezamos a bajar deja de llover y aclara algo el cielo, parecía nuestra "ventana" pero pasamos de ella y regresamos al coche con tranquilidad dando por finalizada esta temporada tan "fructífera" de esquí de travesía.

 Entretuvimos lo que quedaba de mañana con una visita a Benasque. 

 En Campo Ángel volvió a cocinar otra de sus especialidades y tras recoger regresamos a Zaragoza, el domingo son elecciones y trabajamos.


  • Sábado 6:
  REFUGIO DE LA RENCLUSA

   A las 8 de la mañana con una niebla muy densa en altura, lloviendo casi todo el camino de ida por carretera y con la plena convicción de que no íbamos a ninguna parte, empezamos el porteo de esquís hacia el glaciar.
  No llevamos ni cinco minutos andando cuando empezó a llover con ganas, nosotros que tenemos fe "ciega" en la meteo de Jorge (había previsto una ventana de NO lluvias hasta las 10 de la mañana) continuamos mojándonos como si nada. 
  Nos resistimos a enfundarnos el Gote-tex pero cuando notamos el agua por los huesos lo pusimos. 
  Nos cruzamos por el camino con todos que durmieron en el refugio que se batían en "retirada".