lunes, 11 de julio de 2011

Mulleres 3010 m.

Viernes 1:
Pico Mulleres 3010 m.

  Amanece buen día, con el coche nos vamos Ana, Leti, Sara y yo hasta el aparcamiento del vado de Hospital donde para estas fechas esta cerrado el paso de vehículos particulares a la Besurta, es obligado tomar un autobús más parecido al “Dragón Kan” de las ferias que a otra cosa, por el “módico” precio de 4,50 euros te trasportan ocho kilómetros.


El llano de Aigualluts

  Por fin empezamos la marcha a nuestro objetivo al que no subió nadie en todo el día, es una travesía fácil pero muy larga, sube tendido, bordea varios ibones, atraviesa Aigualluts, pasamos bajo el col del Toro y hasta que no superamos los 2500 metros no vemos nuestra cumbre. Solo tuvimos que cruzar obligatoriamente una empinada pala de nieve, nos resistimos a poner crampones, con el piolet y marcando una buena huella pasamos sin problemas.


Las nubes bajas entran por Francia y el valle de Aran

  Las tres secretarias andan “que da gusto”, aunque a Sara y Leti les pasaran factura estas “alegrías”, Ana esta entrenada y es la que más disfruta creo que le pareció poca cosa.
  En la cima se estaba estupendamente, hora y media estuvimos contemplando el paisaje donde destacaba el Aneto y su glaciar.


Todo el equipo en la cumbre

  Para bajar utilizamos unas canales cubiertas de nieve, esquiamos con las botas perdiendo altura muy rápido y sin desgastar rodillas. Los 18 kilómetros entre ida y vuelta se terminan haciendo largos al regreso.


Desde el Mulleres las vistas sobre el Aneto y su glaciar son de primer orden

  Por fin llegamos a la Besurta, estamos contentos, hay dos autobuses, cuando vamos a montar el chofer nos manda al otro, el del otro dice que al primero, nos quedamos con cara de “haba” entre los dos buses mientras los chóferes discuten sin ponerse de acuerdo, al final gana el más “huevón” y conseguimos volver al coche.

Aprovechamos en el descenso todas las manchas de nieve que encontramos

  Contentos regresamos a Campo donde nos lo tomamos con tranquilidad, ducha, merienda cena, recoger y vuelta a casa, Ana en Huesca y el resto a Zaragoza donde llegue a la una de la mañana.


El recorrido es suave y bonito

  El sábado inicio las tradicionales tres quincenas en campamentos de Gobierno de Aragón en Canfranc llevando al monte “aborrescentes” que no quieren ir al monte, a ver si este año tengo suerte.


Las "secretarias" en uno de los ibones

Reseña para subir al Mulleres:

Track para GPS y ver la ruta en Google Eart:


Más fotos: