miércoles, 5 de octubre de 2011

Pavots 3121 m. - Espadas 3332 m. - Tuca de Llardaneta 3311 m. - Posets 3375 m.

Viernes 30:
  Este fin de semana ha sido un "mano a mano" entre Bea (secretaria) y yo, no he difundido apenas la actividad porque hacer una cresta en multitud no tiene perspectivas de éxito y por el contrario más números para la rifa de un percance. 
  Ana (la mochuela) estaba apuntada también a la expedición pero se ha visto afectada de una misteriosa enfermedad, suponemos no contagiosa, (anginas) de la que todavía no ha salido victoriosa teniendo que quedarse en "dique seco".

Instalados "cómodamente" en nuestra tienda

  Nada más terminar de trabajar salimos los dos dirección valle de Benasque, paramos en Huesca a recoger material de Bea y en Campo a dejar comida y lo que no usaremos hasta el domingo.
  Llegamos a Eriste y nos desviamos por la pista semi asfaltada que remonta el valle a la cascada de Espigantosa. Aparcamos y comenzamos la marcha cargados a tope con la tienda de campaña, saco de dormir, arneses, cuerda, casco y todo lo necesario para superar la cresta con la máxima seguridad. 

Bonito amanecer junto a los picos del Forcau

  En principio queríamos ir a dormir al refugio, llame varias veces y no me lo cogían. Pensé que estaría hasta la bandera, además con tanta gente no íbamos a "dormir", sino a "pasar la noche", sumado a los 36 euros que "clavan" de la media pensión......, como la meteo era favorable optamos por acampar. 
  La ventaja es dormir bien, subir más alto, no depender de horarios y ahorrar pasta, el inconveniente es solo uno, que no es pequeño, hay que portear saco tienda y comida.

Ibón de Llardana y las Forquetas

  Son casi las ocho de la tarde y nos damos cuenta de lo rápido que anochece, y eso que aun no han cambiado la hora. Saco mi super frontal "atómico" y con mi luz sobra para los dos, superamos el refugio y continuamos a oscuras, plantamos la tienda a 2500 metros junto al torrente de Llardana justo en el desvío al Posets, esta raso y despejado pero hace mucho frío.
  
Sábado 1:
Cresta Pavots - Posets
Pavots 3121 m. - Espadas 3332 m. - 
Tuca de Llardaneta 3311 m. - Posets 3375 m.

  Nos hemos confiado y no trajimos el saco bueno, despertamos varias veces tiritando. Teniendo en cuenta que en Eriste a poco más de 1000 metros tuvieron 3 grados de mínima, allí arriba no quiero ni pensarlo.
  A las 8 de la mañana empieza a dar el sol a la tienda y nos levantamos, ya ha pasado por la puerta toda la romería del refugio rumbo al Posets, para variar llegaremos para cerrar.

Desde la cima del Pavots, vista de todo el cresterío hasta el Posets

  Desayunamos saludando a los rezagados que nos dan los buenos días, preparamos las mochilas con el material y emprendemos la marcha.
  Seguimos la GR a Viados, al llegar al desagüe del ibón de Llardana nos desviamos decididamente por un lomo enfilando al Posets. Aparecemos en un gran llano de pedriza entre los paredones del Diente de Llardana, Posets y Espadas, giramos a la izquierda dirección al Pavots que ya no perderemos de vista. Enseguida llegaremos a la cima, el primer "tresmil" del día.

Bea se encarga de abrir la cresta

  En la cresta pega la "rasca" y hace frío, nos ponemos arnés y casco, abrigados iniciamos el cresterio. El cielo esta raso y nítido, las vistas son inmejorables, cuando estas a resguardo del viento se esta "de vicio", sino hay que moverse para no congelarse.
  Bea va la primera y abre la cresta, vamos siempre encordados, cuando pasamos algún punto expuesto nos aseguramos. La cresta es fácil, con buena roca, bastante aérea en general, algunos tramos estrechos y un par de trepadas de segundo y tercer grado "amenizadas" por restos de nieve caídos el jueves pasado que aun se conservan en huecos estratégicos.

El temido paso del funambulista, en la vertiente norte se conserva nieve reciente

  Bea trepaba siempre de primero, montaba una reunión en la roca y me aseguraba para que subiera cómodamente, todo un lujo, ¿pero no era yo el guía........?. Creo que pronto me la llevare a otra cresta...........
  Con tranquilidad y haciendo muchas fotos pasamos por otros tresmiles, Espadas, Tuca de Llardaneta Tuqueta Roya y por fin el Posets.

Descendiendo del Posets con la impresionante estampa del Diente de Llardana

  En la cumbre del Posets resguardados del viento y al sol aguantamos una hora disfrutando de las alturas. Al final tuvimos que asumir que había que bajar, enseguida nos plantamos en nuestra tienda, recogimos, nos cargamos como mulas y a seguir bajando, !!buufff....., que cruz¡¡
  Para variar llegamos al coche con el frontal, aun había algo de luz pero el frondoso bosque no la dejaba pasar. Regreso a Campo donde nos duchamos con agua "hirviendo", tomamos nuestra merecida cena y a dormir a pierna suelta que mañana también nos toca andar.

Reseña de la ascensión:

Otra de nuestras ascensiones al Posets:

Track para GPS y ver la ruta en Google Eart: